Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abren una investigación por la oleada de incendios intencionados en Pinoso

Guardia Civil y Policía Local buscan a través de geolocalizadores y cámaras de seguridad al autor de una docena de siniestros en el último mes

Los bomberos del Vinalopó, en una de sus recientes intervenciones en Pinoso, y el vecino Pau Lino, con su pala, haciendo un cortafuegos para evitar la propagación del fuego. | INFORMACIÓN

Los bomberos del Vinalopó, en una de sus recientes intervenciones en Pinoso, y el vecino Pau Lino, con su pala, haciendo un cortafuegos para evitar la propagación del fuego. | INFORMACIÓN

La oleada de incendios que ha estado afectando a Pinoso durante las últimas semanas ha obligado a los representantes municipales a convocar una reunión extraordinaria y de urgencia de seguridad para abordar el asunto. Los doce siniestros se han sucedido en quince días. Principalmente en el carrizal de la pedanía del Rodriguillo y los bancales adyacentes al desvío de la carretera CV-836 en dirección a la localidad murciana de Jumilla. Todos ellos próximos al casco urbano y otros núcleos de la población.

Estos hechos han llevado a los Cuerpos de Seguridad del Estado a abrir una investigación para esclarecer el origen de los incendios ya que, según los mandos de la Guardia Civil, Seprona y Policía Local, existen indicios para creer que han sido provocados por una o varias personas. El propio alcalde Lázaro Azorín ha confirmado este extremo y, si bien es cierto que se ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad y vigilancia, en estos momentos los efectivos de todos los Cuerpos de Seguridad están trabajando, de forma coordinada y minuciosa, para tratar de identificar al pirómano o pirómanos. Para ello se están empleando geolocalizadores y se están revisando las imágenes de las cámaras de seguridad con el fin de intentar establecer alguna relación con los incendios.

Abren una investigación por la oleada de incendios intencionados en Pinoso

Para Azorín lo ocurrido en Pinoso durante las últimas semanas de agosto no es ninguna broma. «Es una irresponsabilidad y hay que tener en cuenta que cada vez que los bomberos se desplazan a sofocar un incendio, lo hace prácticamente la mitad de la plantilla, por lo que si se da cualquier otro accidente donde se requieran sus labores, pueden tardar en llegar y poner en riesgo otras vidas». El alcalde también ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que comunique cualquier información a la Guardia Civil o la Policía Local que pueda ayudar a aclarar la posible autoría de los incendios. La primera autoridad municipal confía en que las investigaciones que se están llevando a cabo puedan determinar el origen de los incendios y, de esta forma, exigir las responsabilidades correspondientes por los daños ocasionados en la flora, fauna y cultivos que han resultado calcinados.

En contraposición con la desolación que ha dejado el fuego cabe resaltar la colaboración de vecinos y vecinas, tanto en labores de ayuda en alguno de los sucesos como en las muestras de apoyo que se vivieron durante el incendio que redujo a cenizas la estación meteorológica de El Rodriguillo. A este respecto Lázaro Azorín ha destacado que «así es nuestro pueblo, sensible y unido», y ha agradecido la implicación de quienes ayudaron en las tareas de extinción, así como la implicación de Capito Gonzálvez y la edil Silvia Verdú, que se comprometió a restituir la estación que volvió a estar en marcha tan solo ocho días después del siniestro.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats