Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell autoriza la apertura en Elda de un cementerio de mascotas

El Ayuntamiento acometerá la obra en el nuevo camposanto - Será el primer recinto funerario para animales de carácter público en la provincia

El cementerio Virgen de los Dolores de Elda acogerá también el recinto funerario de mascotas. |

El cementerio Virgen de los Dolores de Elda acogerá también el recinto funerario de mascotas. | ÁXEL ÁLVAREZ

El Consell ha aprobado la solicitud del Ayuntamiento de Elda para construir un cementerio de mascotas en la ciudad. Será el segundo de la provincia pero el primero de carácter público. Hasta el momento el único recinto legal de estas características en la demarcación alicantina se encuentra ubicado en Elche. Concretamente, en la pedanía ilicitana de Torrellano. Es un cementerio de mascotas privado, se llama «Mi fiel amigo» y ofrece fosas y nichos para que los propietarios de perros, gatos y otros animales de compañía puedan seguir manteniendo un lugar de encuentro con sus «fieles compañeros de camino». El siguiente será el de Elda, con una inversión municipal superior a los 100.000 euros y estando prevista la ejecución de las obras para el próximo año.

Las primeras gestiones se llevaron a cabo durante el pasado mes de febrero pero se han visto ralentizadas por la pandemia del covid-19. Desde entonces el equipo de gobierno de PSOE-EU que dirige Rubén Alfaro ha estado buscando unos terrenos adecuados. Una de las primeras opciones que se barajó fue la partida rural de Las Cañadas, donde se encuentra el albergue de animales de la Mancomunidad Intermunicipal del Valle del Vinalopó que da servicio a las localidades de Elda, Petrer, Monóvar y Sax. Pero finalmente se ha decidido destinar una zona del nuevo cementerio municipal Virgen de los Dolores para enterrar a las mascotas fallecidas. El lugar elegido es el más alejado dentro del recinto vallado pero todavía está por determinar la superficie de terreno que se le destinará.

Una vez revisada toda la documentación remitida por el Ayuntamiento de Elda, la dirección general de Infraestructuras de la Generalitat Valenciana ha dado luz verde a la actuación. Tan solo ha exigido el cumplimiento de unas condiciones sanitarias muy básicas y un acceso diferente al del cementerio Virgen de los Dolores.

En Elda todavía se conserva, aunque sumido en el abandono, un cementerio de perros en las inmediaciones del cauce del río Vinalopó. Se encuentra junto a la primitiva «perrera» de la que se hizo cargo durante más de 25 años Salvador Amat Limorti, gran defensor de los animales y responsable de la Protectora Nuevos Horizontes de Elda. En el lugar hay más de cien tumbas de animales de la décadas de los 80 y 90.

Desde hace años la normativa ya no permite a los dueños enterrar a sus mascotas por razones de Salud Pública. Deben ser incineradas en lugares autorizados. Lo habitual en estos casos es que las clínicas veterinarias se encarguen de los trámites y ofrezcan a los propietarios la posibilidad de entregarles las cenizas para conservarlas, arrojarlas en el campo o bien enterrarlas. Pero muchas personas preferirían disponer de un lugar al que poder acudir de vez en cuando para recordar a sus mascotas. De ahí que la concejala de Protección Animal, Anabel García, haya querido atender las peticiones de numerosos dueños de mascotas de Elda, Petrer y otros municipios de la comarca.

Raúl Mérida, actual responsable de la Sociedad Protectora del Medio Vinalopó, ha elogiado la iniciativa porque, en su opinión, «dignifica a nuestros fieles amigos y es un tributo a la memoria de perros y gatos», además de ser un punto de encuentro al que se puede acudir en familia y en compañía de las nuevas mascotas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats