Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una escultura para «Elda, París y Londres»

La ciudad homenajea al sector calzado con la creación del tataranieto de uno de los precursores de esta industria

La bota que representa a la FICIA corona la escultura. | ÁXEL ÁLVAREZ

«Elda, París y Londres». Así se llama la escultura con la que el Ayuntamiento de Elda homenajea la universalidad de su industria del calzado. Pero es también un homenaje personal del escultor Alejandro Cremades a su tatarabuelo Rafael Romero Utrilles, uno de los primeros industriales en internacionalizar el zapato de Elda. De este modo el artista ha cumplido un reto más, crear una escultura pública que mostrase la grandeza de la industria más emblemática de Elda desde finales del siglo XIX. La obra contiene los elementos que la caracterizan: el zapato con tacones conformando la base y la expansión de este sector en el resto del mundo con un gran mapamundi, realizado a base de tubos de metal, en una esfera de grandes dimensiones que parece estar en perpetuo movimiento. Y coronando la pieza se encuentra la bota que representa a la FICIA, la Feria Internacional del Calzado e Industrias Afines, la primera feria de calzado organizada en España que se celebró anualmente entre 1960 y 1991 con gran éxito internacional.

El alcalde y los ediles con el escultor Alejandro Cremades. | ÁXEL ÁLVAREZ

La inauguración del monumento en la plaza de los Comuneros de Castilla ha sido presidida por el alcalde Rubén Alfaro en compañía de once concejales. La escultura cuenta con una base de seis zapatos de tacón, en los que se puede leer el lema: «Elda, París y Londres en tres de ellos. «Dispone además de iluminación en su interior para que por las noches sea visible. Y también se ha cimentado con una solera de hormigón para que resista firme todo el conjunto, rematando la superficie con gravas de colores claros y rojos en formas geométricas», ha explicado el alcalde destacando que «además de homenajear al calzado ponemos en valor una zona y un eje por el que pasan cientos de personas».

Para Alejandro Cremades «ha sido un orgullo y un honor que me hayan dado la oportunidad de representar algo tan importante para Elda como ha sido la FICIA y la proyección internacional que ha supuesto para mi población». De hecho, la frase «Elda, París y Londres» procede precisamente de su tatarabuelo Rafael Romero porque los zapatos que fabricaba recibieron una medalla de oro en París y otra en Londres.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats