Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil desarticula en Villena un grupo criminal dedicado a todo tipo de robos

El principal objetivo del grupo era la sustracción de dinero y bienes para cambiarlos por droga - El cabecilla de la banda ingresa en prisión

Agentes de la Guardia Civil de Villena conducen a uno de los detenidos a los calabozos del cuartel. INFORMACIÓN

La Guardia Civil de Alicante, ha finalizado con éxito la Operación Puebla llevada a cabo por el Área de Investigación de la Guardia Civil de Villena iniciada por la denuncia de robo en el interior de una vivienda a la que el autor accedió mediante engaño a una persona mayor y ha finalizado con la desarticulación de un grupo criminal dedicada a todo tipo de robos en numerosas localidades de la provincia, la recuperación de los objetos sustraídos y la entrada en prisión del cabecilla. El pasado 10 de septiembre, una ciudadana interpuso denuncia ante la Guardia Civil de Villena porque ese mismo día sobre las 15 horas, una persona había tocado el portero automático de una vivienda morada por la mujer octogenaria con la que convivía, y haciéndose pasar por un repartidor de paquetería accedió al interior de la vivienda. Una vez dentro, rebuscó entre sus enseres hasta que localizó una caja de caudales con 800 euros, la cual sustrajo. Por este motivo, el Área de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Villena, inició la denominada Operación Puebla. Fruto de las pesquisas, los investigadores descubrieron que esta persona formaba parte de un grupo criminal junto otros dos autores, los cuales, una semana más tarde, se desplazaron a las cuatro de la madrugada en un vehículo de alquiler a las localidades alicantinas de Biar, Onil, Castalla, Ibi y Villena produciendo numerosos robos con fuerza, robos con violencia, y hurtos en diferentes empresas.

Un modus operandi que usaban en algunas empresas era que uno de sus miembros, distraía al personal con la excusa de ser una persona desempleada y querer entregar un curriculum vitae, mientras que otro de los miembros procedía a sustraer todo tipo de efectos. Siguiendo este método, en uno de los comercios, la encargada se percató que estaba siendo robada, al llamarles la atención e impedir que se llevaran lo que habían cogido, uno de ellos le propinó un empujón del que, si bien tuvo que ser asistida, el diagnóstico se calificó como leve. Una vez finalizados todos los hechos delictivos, la organización se desplazó con los objetos sustraídos a la localidad de Elda, donde enajenaron una parte de los bienes por sustancias estupefacientes, en ese preciso momento los investigadores procedieron a la detención de todos ellos, tratándose de tres hombres de nacionalidad española de entre 22 y 37 años. La Guardia Civil pudo intervenir la totalidad de los objetos sustraídos entre los que se encontraban teléfonos móviles, patinetes eléctricos y tablets, así como dos mil euros en metálico los cuales fueron devueltos a sus legítimos propietarios. Asimismo se procedió a la intervención del vehículo de alquiler que usaban y el que debían haber entregado hacía una semana. Por todo ello, los agentes procedieron a la investigación de los detenidos por un delito de pertenencia a grupo criminal en grado consumado, cinco delitos de hurto, un hurto de robo con fuerza en las cosas, un delito de robo con violencia y un delito de apropiación indebida. Todos ellos fueron puestos a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº3 de Villena, el cual ordenó la libertad con cargos para dos de ellos y prisión provisional para el cabecilla y único autor del robo de la octogenaria.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats