Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Descartan una muerte violenta en el cadáver aparecido en Pinoso

La autopsia apunta a una cardiopatía como posible causa del óbito tras permanecer nueve días desaparecido

La zona de Pinoso donde un joven encontró el cadáver. | MCP

La Guardia Civil informa que todas las pruebas recabadas sobre la extraña muerte de un vecino de Pinoso apuntan a un fallecimiento por causas naturales relacionado con una cardiopatía. Así se desprende de la autopsia realizada al cadáver en el Instituto de Medicina Legal de Alicante y de la inspección ocular y posteriores investigaciones llevadas a cabo por la Policía Judicial de la Guardia Civil. El cuerpo sin vida de David Jackson Pope, de origen irlandés, 57 años de edad y afincado en Pinoso, fue descubierto en la tarde del pasado domingo por un joven mientras paseaba a su perro por las afueras del casco urbano. Estaba oculto detrás de un talud de tierra en la calle Calderón de la Barca, cerca del nuevo parque.

Su desaparición fue denunciada por una amiga el pasado viernes 15 de octubre y difundida al día siguiente por la Asociación SOS Desaparecidos. La última vez que fue visto circulaba con su bicicleta por el casco urbano. Pero su cadáver fue localizado nueve días más tarde y algunos vecinos de la zona donde apareció aseguraron que no habían detectado su presencia en los días anteriores.

El hallazgo fue comunicado de inmediato a la Guardia Civil y al levantamiento del cadáver acudió la comisión judicial, con el juez de guardia y el médico forense a la cabeza, y un equipo de la policía científica que tomó las primeras muestras sin encontrar signos de violencia ni rastros de agresión. David Jackson llevaba muchos años residiendo en Pinoso, era muy conocido en la población y tenía un carácter afable. Mantenía una vida sana, carecía de antecedentes y no tenía ninguna cuenta pendiente con la justicia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats