Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elda asistirá a los enfermos mentales en sus casas para evitar el desarraigo social

Un programa municipal busca garantizar la permanencia de este colectivo en su entorno para facilitar su integración y prevenir recaídas - Personal especializado prestará apoyo psicosocial y realizará un seguimiento diurno de los usuarios

El centro de la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales de Elda, Petrer y Comarca. | ÁXEL ÁLVAREZ

El Ayuntamiento de Elda quiere evitar que las personas que padecen enfermedades mentales graves acaben ingresadas en un centro y pierdan el contacto diario con su familia y su entorno. Para conseguirlo la concejalía de Bienestar Social pondrá en marcha, a partir del próximo mes de enero, un Servicio de Atención y Seguimiento para la Enfermedad Mental. «El principal objetivo de este programa es garantizar la permanencia de estas personas en su domicilio o entorno social», ha explicado la concejala de Bienestar Social, Alba García, añadiendo que la iniciativa está enfocada a facilitar a sus destinatarios una atención diurna de apoyo psicosocial y también acciones de seguimiento para que puedan lograr, dentro de las posibilidades de cada usuario y usuaria, la máxima integración social y laboral evitando así situaciones de soledad, exclusión y desarraigo.

Pero el nuevo servicio municipal también incluye un conjunto de prestaciones de carácter psicosocial orientadas a prevenir recaídas y cronicidad. Se busca promocionar la autonomía personal del enfermo mental evaluando las necesidades de cada caso. Para ello se actuará siempre en coordinación con los profesionales sanitarios tratando de concienciar sobre la dolencia, seguir el tratamiento, afrontar el estrés o la angustia, realizar tareas del hogar, motivar para realizar actividades de ocio, formativas y laborales, mejorar la convivencia y ayudar a resolver conflictos familiares.

En el programa se incluirán aquellas personas de entre 18 y 65 años con Trastorno Mental Grave (TMG) o con Problemas de Salud Mental Grave (PSMG) diagnosticadas y que reciben atención especializada en el ámbito sanitario. Pero también se podrán beneficiar personas sin diagnóstico ni tratamiento previo.

El equipo que prestará el Servicio de Atención y Seguimiento para la Enfermedad Mental estará formado por un psicólogo, dos trabajadores sociales, un educador y dos técnicos de integración social. Todos ellos se encargarán de realizar evaluaciones específicas, desarrollar actividades y programas de atención, acompañar en actividades de ocio, atención sanitaria, centros de salud o compra de objetos, intervenir para prevenir y compensar las dificultades personales y sociales, realizar talleres específicos para apoyar la socialización así como promover la motivación de los enfermos para conseguir su implicación progresiva y su participación activa, entre otras funciones.

«Estamos de enhorabuena porque se van llenando todos los espacios con los recursos que vamos necesitando. Además del Centro de Rehabilitación e Integración Social que hemos podido poner en marcha, este nuevo servicio es espectacular por el trabajo de captación, seguimiento y atención a domicilio de las personas que padecen problemas de salud mental. Verdaderamente es un gran paso para mejorar la atención de un colectivo que llevaba mucho tiempo sin recibir los recursos públicos que realmente necesita», ha manifestado Julia Fernández, trabajadora social de la Asociación de Enfermos Mentales de Elda, Petrer y Comarca.

Cincuenta plazas para el centro de rehabilitación

La mejora de la atención de la enfermedad mental en Elda tuvo el pasado mes de septiembre uno de los principales logros de los últimos años. La concesión de una subvención de 125.000 euros de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas a la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales de Elda, Petrer y Comarca ha permitido habilitar este año 50 plazas concertadas para asumir funciones de CRIS: Centro de Rehabilitación e Integración Social. La aportación de la Generalitat Valenciana, que ha venido a sumarse a las ofrecidas por otras Administración Públicas como el Ayuntamiento de Elda y la Diputación de Alicante, ha permitido concentrar en la ciudad prácticamente el total de las plazas concertadas para este tipo de servicio en la provincia. Una gestión que ha llevado al alcalde Rubén Alfaro a recordar «el compromiso del gobierno eldense por las personas y especialmente por aquellas que más necesitan el apoyo y la ayuda del conjunto de la sociedad». La ayuda económica recibida viene a completar el mapa de recursos sociales orientados a la salud mental en la comarca. «Llevamos desde 2016 trabajando para conseguirlo y el CRIS nos da ahora un respiro en la atención de las personas con un trastorno mental grave», destaca Julia Fernández.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats