Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los agricultores del Vinalopó buscan apoyo social y político por el trasvase del Júcar

La Plataforma por el Futuro de la Agricultura inicia una campaña de adhesiones para conseguir abaratar el precio del agua y mantener sus derechos de riego frente a los drásticos recortes del Plan Hidrológico del Gobierno

El primer encuentro de la Plataforma por el Futuro de la Agricultura del Alto Vinalopó celebrado en Villena para presentar a los comuneros de las entidades promotoras. | INFORMACIÓN

La Plataforma por el Futuro de la Agricultura del Alto Vinalopó busca el apoyo social y político, de instituciones, ayuntamientos, organizaciones, comunidades de riego de otras comarcas y de los ciudadanos para conseguir abaratar el precio del agua del trasvase del Júcar y evitar la pérdida de derechos históricos. En caso contrario, se advierte desde la entidad, el sector agrario terminará sucumbiendo ante la falta de rentabilidad, lo que traerá consigo el abandono de los cultivos y la consecuente pérdida de empleo y riqueza para toda la provincia.

El problema reside en las propuestas recogidas en el Plan Hidrológico de la Demarcación del Júcar, en la revisión del tercer ciclo 2021-2027, por el impacto socioeconómico negativo que muchas de ellas suponen para los agricultores del Alto Vinalopó. Entre las medidas que el Gobierno central pretende aplicar figura multiplicar por cuatro el precio del coste del agua de riego que se está pagando en la actualidad en la comarca. También se quieren reducir en los próximos años los derechos de agua asignados y los techos de consumo además de restringir el uso de los caudales sobrantes del Júcar sin garantías y en condiciones gravosas. «Y todo ello -advierten los afectados- alimentará posibles dinámicas de especulación facilitando la subasta y el mercadeo de aguas con los consiguientes enfrentamientos».

Por eso lo califican como el «mayor problema medioambiental de la Comunidad Valenciana» y exigen a las Administraciones responsables que faciliten un diálogo constructivo y consideren las mejores soluciones, escuchando siempre a todas las partes afectadas en el problema.

«Es paradójico que este territorio, que ha sido ejemplar por su solidaridad durante más de 100 años así como por su gestión eficiente en el uso del agua, siga siendo la principal víctima de un plan que busca paradójicamente evitar la sobreexplotación de nuestros acuíferos», ha señalado el portavoz Pepe Micó Serra.

De momento la Plataforma, que está constituida por las Comunidades de Regantes de Villena, de la Huerta y Partidas, Pinar Alto, San Cristóbal de Villena y Valle de Benejama, ya ha mantenido su primera reunión con la asistencia de los responsables de las mayores superficies de cultivo de regadío -el 70% de la agricultura del Alto Vinalopó- y de asociaciones como Jóvenes Agricultores Asaja Alicante, Foro Cultural El Salicornio, Foro Económico y Social de Villena y las Asociaciones de Vecinos de Las Virtudes y Quite Corto-La Laguna. Es el primer encuentro de otros que tienen previstos en las próximas semanas para seguir informando de la problemática a las fuerzas económicas, políticas y sociales con el fin de recabar apoyos. De hecho, algunas de las estrategias y acciones que se han planteado acometer de manera urgente pasan por contactar con instituciones públicas relacionadas con el agua para ganar presencia en sus mesas, actos y comunicaciones; colaborar con Asaja y otras organizaciones relacionadas con el mundo rural alicantino para conocer su perspectiva, explorar soluciones compartidas y complementar sus posturas; poner en valor los argumentos jurídicos que sostienen sus alegaciones y justifican sus derechos frente a la propuesta de Plan Hidrológico del Júcar; entrar en contacto con otras comunidades de regantes, dentro y fuera de la Comunidad de Usuarios del Alto Vinalopó, para compartir inquietudes y fomentar el espíritu de colaboración; establecer contactos políticos para que los diferentes partidos expresen su posición y compromisos, elaborar un documento que argumente sus intereses y solicitar la adhesión de organizaciones, instituciones, ayuntamientos y de la ciudadanía en general así como colaborar con el Foro Económico y Social para impulsar iniciativas de participación ciudadana, como la organización de la II Jornada de Agua en continuidad con la de 2017.

En riesgo 1.000 empleos y el 50% de la superficie agraria

Aplicar el Plan Hidrológico del Júcar tal y como propone el Gobierno central supondrá para el Alto Vinalopó a corto plazo un 60% de reducción del valor de la producción agraria, un 50% de pérdida de superficie de cultivo de riego, una disminución del 17% de los márgenes y una caída media, solo en Villena, superior a mil empleos directos. Además, la Plataforma por el Futuro de la Agricultura del Alto Vinalopó añade a todo ello la falta de amortización de las inversiones realizadas por muchos agricultores, la paralización de los fondos destinados a innovación y los malogrados esfuerzos para garantizar el relevo generacional.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats