Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elda elimina un punto negro en la circulación urbana con una nueva glorieta

La obra cumple con la demanda vecinal y contribuirá a mejorar la conexión entre los barrios Virgen de la Salud y Molinos de Félix

Estado actual de las obras de la nueva rotonda junto al puente de Monóvar en Elda. INFORMACIÓN

El conflictivo cruce de la avenida de Monóvar de Elda desaparecerá con la construcción de una glorieta cuyas obras avanzan a buen ritmo para cumplir el plazo de ejecución previsto de dos meses. La actuación de la concejalía de Inversiones y Servicios Públicos Sostenibles eliminará el cruce semafórico existente en un punto de mucha condensación de tráfico, que dificulta la unión de los barrios colindantes Virgen de la Salud y Molinos de Félix. Además, a través de estas obras el Ayuntamiento de Elda cumple con una demanda vecinal histórica con el objetivo de mejorar las conexiones entre estas dos zonas de la ciudad, ya que desde hace años la intersección ofrece problemas de tránsito para los vehículos que acceden a las barriadas anexas, además de dificultades peatonales, con tramos de aceras estrechas, pavimento en mal estado o desniveles inadecuados que producen incomodidades y provocan que los itinerarios peatonales no sean cómodamente accesibles. De ese modo, los trabajos favorecerán la accesibilidad peatonal de las calles anexas a este cruce al mismo tiempo que se aumenta la fluidez del tráfico al sustituir los semáforos por una rotonda.

Precisamente este punto del casco urbano soporta una gran afluencia de tráfico al conectar la carretera de Monóvar con la avenida Novo Hamburgo, lugar de circunvalación exterior de la ciudad al dirigir el tráfico al Paseo de la Mora y hacia la avenida de Ronda. «Por eso la construcción de una glorieta en el cruce del Puente de Monóvar nos permitirá cumplir con la voluntad de los vecinos y vecinas de los barrios Virgen de la Salud y Molinos de Félix, ya que era el punto de unión de ambas zonas de Elda y su complejidad dificultaba el paso de personas y vehículos», ha señalado el concejal de Inversiones y Servicios Públicos Sostenibles, José Antonio Amat, subrayando que «seguimos trabajando para mejorar y modernizar la ciudad, poniendo siempre el foco en la accesibilidad universal para favorecer la movilidad urbana con plenas garantías».

Seguridad vial

Con este mismo espíritu el gobierno de Rubén Alfaro acometió a finales del año pasado los trabajos de remodelación de la calle Aparadoras. El vial se encontraba muy deteriorado por el paso del tiempo y el tránsito de los vehículos generando una situación de inseguridad para conductores y peatones. Por eso los trabajos consistieron en la demolición de las aceras y los bordillos para poder construir unas nuevas plenamente accesibles, que contaron con rebajes de material antideslizante para que las personas con diversidad funcional puedan transitar por el vial sin problemas. 

Con anterioridad, en diciembre de 2020, la concejalía de Servicios Públicos también construyó un paso de peatones elevado en la calle Virgen del Remedio, sobre el que ya existía con anterioridad pintado únicamente sobre el asfalto, con la intención de mejorar la accesibilidad de la zona y evitar accidentes de tráfico. A través de esta medida se ha conseguido reducir la velocidad de los vehículos en una zona muy transitada de la ciudad, ya que conecta la avenida de Ronda con la carretera de Circunvalación. Un enclave muy frecuentado al encontrarse junto a los Jardines del Vinalopó y el circuito saludable Vinalofit. En este caso también se atendió el requerimiento del departamento de Tráfico de la Policía Local, ya que esta zona concentra un elevado volumen de vehículos y en los últimos años han aumentado las personas que la transitan para hacer deporte o disfrutar de uno de los pulmones verdes de Elda. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats