Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DIRECTORA DEL MUSEO DEL CALZADO DE ELDA

María Dolores Esteve Juan: «El único órgano que puede decidir el futuro del Museo del Calzado de Elda es el Patronato»

La directora del Museo del Calzado, Loles Esteve, cumple este mes su quinto año en el cargo. | ÁXEL ÁLVAREZ

La propuesta del gobierno de PSOE-EU de Elda de trasladar las colecciones etnológica y arqueológica al Museo del Calzado ha suscitado polémica. El presidente de honor lo considera un error y el PP ha pedido que se convoque el Patronato. La directora se pronuncia por primera vez.

¿El Museo del Calzado sigue económicamente en la UCI?

Ha mejorado y ya ha salido de la UCI. No está tan grave como antes pero sigue convaleciente. Pero en estos momentos estamos al corriente en todos los pagos salvo con los proveedores históricos, a los que les estamos muy agradecidos por su comprensión, paciencia y confianza.

¿La pandemia ha empeorado la situación?

Pues sí porque no hemos podido realizar los cursos de formación que veníamos ofertando, se ha tenido que suspender el Premio de la Mejor Calzada de España y nuestros mecenas también han tenido dificultades. Pero a pesar de ello hemos seguido liquidando la deuda aunque haya sido a un ritmo más lento de lo que teníamos previsto.

¿Está a favor de que el Museo del Calzado acoja en sus instalaciones las colecciones municipales de los Museos Arqueológico y Etnológico tal y como ha planteado el gobierno local?

Yo sobre esa cuestión no debo pronunciarme porque la decisión sobre el futuro del Museo del Calzado le corresponde adoptarla únicamente al Patronato de la Fundación Museo del Calzado, que preside el alcalde de Elda y está compuesto por los representantes de todas las instituciones del sector zapatero -FICE, Inescop y Fundación Ficia- la Diputación de Alicante, las Consellerias de Cultura e Industria, las empresas que aporten fondos y el director honorífico del Museo.

¿No opina tampoco al respecto desde su dimensión de concejala de Ciudadanos en Elda?

Hay que diferenciar entre mis funciones como directora del Museo del Calzado y mis funciones como representante política en el Ayuntamiento. Tenga en cuenta que yo ni siquiera soy patrona. Como directora tengo voz pero no tengo voto, y debo mantenerme al margen de la polémica surgida y acatar lo que acuerde por mayoría el Patronato, que es el único órgano que puede decidir sobre su futuro.

Pero es Fundación privada...

Así es. Es la Fundación Cultural Privada Museo del Calzado.

¿El legado corre riesgo si quienes han hecho donaciones o cesiones deciden reclamarlas por estar en contra de la unificación de los tres museos de la ciudad?

Hay muchas donaciones o cesiones de fondos como zapatos, maquinaria, utensilios, mobiliario, documentos, cuadros, esculturas y obras de arte expuestas en el Museo que están sujetas a condiciones resolutorias. Esto significa que sus propietarios podrían revocar ahora la cesión o donación si se alteran las condiciones pactadas en su momento.

¿Tienen espacio de sobra en el actual edificio para poder acoger las colecciones arqueológica y etnológica?

Al Museo del Calzado le falta espacio tanto para poder exponer todos los fondos de los que dispone como para el mantenimiento y custodia de los que tenemos almacenados y de los que nos siguen cediendo. Este problema hace que tengamos muchas piezas que no podamos mostrar y nos obliga a rechazar máquinas antiguas que nos ofrecen porque carecemos de las condiciones adecuadas para conservarlas en buenas condiciones.

¿No disponen de almacenes?

Sí, dos pasillos minúsculos y los garajes que tienen goteras. El problema reside en que cuando la Generalitat Valenciana construyó el edificio en 1992 no contempló habilitar una zona de almacenaje de piezas. Así que cuando José María Amat -fundador y primer director del Museo del Calzado- recibió el inmueble tuvo que acometer obras para habilitar nuevos espacios con tal fin.

Hay críticas de eldenses en diversos foros que dudan de la relevancia del Museo...¿qué opina al respecto?

Pues que tristemente hay eldenses que no valoran lo que tenemos en la ciudad ni son conscientes de la verdadera joya que es nuestro Museo. Fuera de Elda generamos una gran expectación con las muestras de calzado itinerantes que llevamos a cabo. Por ejemplo, la última que hicimos en Novelda con motivo de su ciclo sobre el Modernismo fue todo un éxito. Este Museo es la envidia de muchos otros y suscita mucho interés. Solo en zapatos tenemos en las vitrinas más de 3.000. Pero nosotros mismos no nos lo terminamos de creer. Es una pena porque no somos un almacén de muertos. Somos una entidad viva y dinámica que intenta trascender a la sociedad eldense.

La institución no es profeta en su tierra...

Así parece ser para algunos sectores minoritarios. Pero también estoy segura de que muchas de esas personas que critican al Museo no lo han visitado o si lo hicieron fue hace mucho tiempo. El 30% de los visitantes son extranjeros. Proceden sobre todo de Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica y Suiza aunque también han venido desde Rusia, Finlandia, Polonia e incluso de otros continentes y de países como Estados Unidos, Argentina, Colombia, Ecuador, Venezuela y México. Antes de la pandemia registrábamos 10.000 visitantes al año y en el pasado octubre llegamos a alcanzar los 1.697 visitantes, el récord del mes. O sea interés suscitamos...

¿Cuáles son los retos museográficos a los que se enfrentan?

Mejorar la didáctica para que el visitante se haga una idea lo más ajustada posible de todo el proceso de fabricación de un zapato. Para ello hemos elaborado nueve vídeos explicativos tratando de potenciar el mensaje audiovisual. El otro gran reto es mejorar la accesibilidad sensorial y también estamos trabajando en ello para montar un rincón accesible fijo.

Acaba de cumplir cinco años de directora... ¿Seguiría en el cargo si se lo pidieran?

Por supuesto que sí. Estaría encantada de poder continuar.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats