Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De jefe de los Latin Kings en España a predicar a los jóvenes para que huyan de las bandas

"Baby White" aprovecha la libertad condicional para impartir charlas en institutos de Alicante, Novelda y Elda en un ciclo organizado por el pastor grafitero "Dolar One"

Seth Vañó "Dolar One", Óscar Peralta "Baby White" y su pareja en el instituto Padre Dehon de Novelda tras impartir una charla a los alumnos. J.C.P.G.

Un cambio radical es el que ha experimentado Óscar Peralta, conocido por el sobrenombre de "Baby White". Ha pasado de ser el jefe de los Latin Kings en España a predicar un mensaje de paz y fraternidad relatando su experiencia a los jóvenes, en los centros educativos de la provincia de Alicante, para que no caigan en el mundo de las pandillas callejeras que proliferan por todo el país. A pesar de su actual apariencia de chico bueno, llegó a tener a sus órdenes a más de 3.000 pandilleros dedicados al robo, tráfico de drogas y armas, extorsión, secuestros y agresiones a bandas rivales.Tras ser detenido en Barcelona en 2014 ingresó en la cárcel para cumplir una condena de 8 años y 7 meses por la comisión de una larga lista de delitos por la que llegaron a pedir inicialmente 27 años de prisión. Ahora está en libertad condicional y se ha hecho predicador evangélico después de tener un encuentro con Jesús en la celda 310 del módulo 4 de la prisión catalana Brians 1. "Recibí un amor sobrenatural, algo que jamás había sentido, y a partir de ese momento mi vida cambió por completo", relata un hombre que tuvo en jaque durante varios años a los especialistas de la unidad de bandas juveniles de los Mossos d'Esquadra. Fue miembro de los Latin King durante once años y en los dos últimos se convirtió en el Inca Supremo, el jefe nacional de la organización, gracias al apoyo que el Corona Suprema, el máximo líder de la banda en todo el mundo, le trasmitió desde Ecuador al iniciar una relación sentimental con su hermana.

"Llevaba una vida normal. Estudiaba y jugaba al fútbol pero mi madre cayó enferma cuando yo tenía cuatro años y mi padre trabajaba muchas horas para sacar a la familia adelante. Ellos se portaron bien conmigo pero me faltó el cariño y el amor de la familia. Y eso es algo que les pasa a muchos otros chicos. Así que cuando un amigo me dijo a los quince años si quería meterme en la banda no dudé en hacerlo. Me dijeron que, a partir de ese momento, ellos serían mi familia y yo cometí el error de creerlos", recuerda Óscar admitiendo ahora que ese día comenzó adentrarse en la oscuridad. Pero en la cárcel empezó a leer la Biblia y a interesarse por Dios. Acudía a los cultos con el pastor evangélico que visitaba a los presos todas las semanas y predicaba en el patio al resto de reclusos. "Pensaban que estaba loco pero muchos de ellos también empezaron a enderezar sus caminos. En primer lugar pidiendo un perdón sincero a Dios y las víctimas de nuestras malas acciones, y en segundo lugar perdonándonos entre nosotros porque algunos habíamos pertenecido a bandas rivales que luchábamos por conquistar los barrios para conseguir más pandilleros y, por tanto, más dinero de la droga".

Su conciencia se iluminó y decidió abandonar los Latin Kings "para seguir el camino de Dios perdonando a los demás, amando a las personas y honrando a los padres". Pero desde que dejó la organización está amenazado de muerte. Y lo asume sin ningún temor a pesar de que ha visto morir a amigos de la pandilla tiroteados por las bandas rivales o descuartizados por las mafias de la droga. Dice que lo único que le importa es seguir una vida cristiana, y que su testimonio y su ejemplo ayuden a los jóvenes a no caer en "el pozo" en el que él cayó y no terminen en el "cementerio de los vivos", tal y como él califica a la cárcel.

Óscar Peralta durante su charla a los alumnos del colegio Padre Dehon de Novelda. J.C.P.G.

"Su historia es una historia de superación que demuestra que siempre se puede cambiar. Nunca es demasiado tarde para cambiar. La transformación que Jesús obró en su vida puede ayudar a muchos adolescentes en situación de riesgo, y precisamente por eso estamos dando charlas durante estos días en institutos y centros juveniles de Alicante, Novelda y Elda", ha explicado el alicantino Seth Vañó, más conocido por su actividad grafitera bajo la firma de "Dolar One", que es actualmente el pastor de la iglesia Cristo Vive en Elda, Novelda y Alcoy, presidente de la Asociación Un Nuevo Día y director general de Asistencia Religiosa Penitenciaria de las Iglesias Evangélicas en la Comunidad Valenciana.

Óscar Peralta durante la entrevista. J.C.P.G.

"Me gustaría que los chicos y las chicas con los que hablo reflexionen. Las pandillas no son su familia. Quiero inculcarles el respeto a los padres y a los profesores. En ese mundo el guión siempre es el mismo aunque cambian los actores. El único que puede llenar el vacío es Dios y, precisamente, ese cara a cara que tuve con Jesús en la cárcel me hizo experimentar la verdadera libertad estando encerrado en el chabolo. Ese fue el antes y el después de mi vida", se sincera el exlíder de los Latin Kings en España.

Tanto Óscar Peralta como Seth Vañó han impartido charlas en el colegio Nazaret de Alicante; en el Padre Dehon de Novelda y en Elda participarán este sábado 5 de marzo, a las seis de la tarde en el Centro Cívico y Juvenil de la Plaza de la Ficia, una actividad especial bajo el lema "¿SE PUEDE CAMBIAR!".

Alicante, Novelda y Elda

Rebeldía, alcohol, drogas, la presión del grupo y el fracaso escolar son entre otras cosas la gran lucha que sostiene la juventud y son la gran preocupación de muchos padres. Según una encuesta publicada por Estudes 2021 del Plan Nacional Sobre Drogas revela que los alumnos de entre 14 y 18 años consumen mayoritariamente alcohol (70%), tabaco (30%) y cannabis (22%), la droga ilegal más común en este grupo de población. ¿Qué se puede hacer para cambiar en la juventud? La Asociación Un Nuevo Día organiza una actividad para abordar este tema de vital importancia entre la juventud. En Elda Óscar Peralta hablará a los adolescentes sobre la mala influencia del alcohol y del tráfico de drogas, y como todo ello sumado a la presión del grupo le trajo consecuencias muy duras. Después de cumplir más de cinco años de cárcel ofrece un mensaje de esperanza y de como todavía se pueden tomar buenas decisiones. Junto a "Baby White", estará "Dolar One" conocido graffitero que hacía bullying y fue expulsado del colegio. El mal comportamiento y la rebeldía le llevaron a tomar malas decisiones.El graffiti ilegal era su estilo de vida y su hábitat los barrios bajos, hasta que un día tomó la decisión de cambiar. Jóvenes y padres podrán escuchar varios tips sobre como poder cambiar conductas y como poder tomar decisiones sabias en la vida.

¿SE PUEDE CAMBIAR! INFORMACIÓN

Música y graffiti en vivo

El Centro Cívico y Juvenil de Elda albergará esta actividad, completamente gratuita y organizada por la Asociación Un Nuevo Día, que es el brazo social de la Iglesia Cristo Vive de la ciudad de Elda. El proyecto "Graffiti y Valores" es una iniciativa que une el graffiti, un elemento vital la cultura Hip Hop, con la gran importancia de aportar valores a la juventud. ¿SE PUEDE CAMBIAR! La actividad comenzará con la pregunta ¿Se puede cambiar? y acabará con la afirmación ¡Se puede cambiar!

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats