Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Juzgado de Elda perdona 23.000 € a un vecino que contrajo 13 préstamos para ayudar a un familiar

Decidió acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad y al ser un "deudor de buena fe" y cumplir todos los requisitos se le ha exonerado de hacer frente al conjunto de la deuda

El Palacio de Justicia de Elda. Axel Alvarez

La Asociación de Ayuda al Endeudamiento ha conseguido un nuevo éxito en la aplicación de la Ley de la Segunda Oportunidad. En esta ocasión ha permitido que un vecino de Elda, F.J., quede liberado de la deuda de 23.000 euros que acumuló tras suscribir 13 préstamos con diferentes bancos. Se endeudó para ayudar a un familiar que estaba pasando un mal momento económico pero la situación financiera de éste siguió empeorando y, con el tiempo, los problemas le repercutieron directamente a él.

La imposibilidad de pagar regularmente la cuota mensual y, sobre todo, los intereses de demora generados por 13 préstamos, propios y para otros destinatarios, se convirtió en una "bola de número rojos imposible de asumir" y su salud empezó a resentirse. Finalmente, decidió acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad tras contactar con la Asociación de Ayuda al Endeudamiento. Al cumplir todos los requisitos y realizar todos los trámites oportunos, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Elda le ha perdonado el 100% de la deuda.

F.J. solicitó algunos préstamos necesarios para ayudar a un familiar porque era el único con nómina propia y, por tanto, el único que podía optar a la ayuda financiera de bancos y prestamistas. Esto le llevó a contraer hasta 13 préstamos diferentes y, todos ellos, con sus correspondientes intereses. La necesidad de disponer de liquidez rápido hizo que F.J. aceptara unos intereses bastante desaconsejables. Como resultado, se dio lo inevitable cuando: ni él, ni los destinatarios del préstamo podían pagar todas las cuotas de la financiación.

Fue este desenlace el que llevó al vecino de Elda a buscar asesoramiento en la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, entidad formada por abogados y economistas especializados en la negociación y cancelación de deudas. Los profesionales de la Asociación le aseguraron que intentarían conseguirle una cuota asumible y, en caso de que esta se rechazara, solicitarían el perdón total de la deuda pendiente con la informalmente llamada “Ley de la Segunda Oportunidad”. Es el segundo caso de estas características que se produce en Elda en los dos últimos meses. En enero este diario ya publicó que un juzgado había exonerado a un matrimonio de Elda de una deuda de 100.600 euros.

Pasos que se deben seguir

Desde el primer momento el representado obtuvo el primer beneficio del proceso. Los letrados presentaron un escrito ante el Juzgado Número 1 de Elda informando de la situación del deudor y el comienzo de un periodo de negociaciones. Con ese trámite el deudor quedaba eximido automáticamente de pagar a ningún acreedor hasta el final del procedimiento.

Posteriormente, se presentó ante notario un plan de pagos acorde con sus ingresos intentando alcanzar un acuerdo con los acreedores. En este caso, la propuesta fue rechazada por más del 50% de los acreedores por lo que esa vía para saldar sus deudas se desestimó.

En ese momento, tal y como le aseguraron sus abogados, F.J. tenía derecho a ser exonerado del 100% de la deuda total y así se hizo efectivo. Mediante una demanda de concurso solicitaron el perdón de todo y fue aceptado por el Juzgado de Primera Instancia Número 1 de Elda, que dictó la resolución definitiva concediéndole el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, lo que ha supuesto dejar a este deudor libre de los 23.000 euros que tenía que pagar.

Además, la sentencia deja sin cobrar absolutamente nada a los acreedores del asociado y permite al exdeudor ser excluido de cualquier fichero de morosidad.

Requisitos que se deben cumplir

No todos los deudores pueden acogerse a este procedimiento. Se necesitan los siguientes requisitos: la insolvencia del interesado, que la cuantía global de la deuda no supere los cinco millones de euros, el intento de un acuerdo de pagos y, por supuesto, que no haya sido condenado por delitos socioeconómicos. Todo esto se resume en que el solicitante sea un deudor “de buena fe”.

Desde la Asociación de Ayuda al Endeudamiento se advierte de que "no son pocas las personas que cuando tienen un bache económico acuden a familiares o allegados para que le ayuden económicamente. Como consecuencia, estos últimos, normalmente, con nóminas y contratos laborales fijos, suelen sobreendeudarse con préstamos y tarjetas de crédito para echar una mano. Por normal general, solemos pensar que con esta inyección de dinero inmediata podremos ayudar a salir adelante el tiempo suficiente hasta encontrar un empleo y cobrar un extra a estos afectados por una mala racha. No obstante, no suele siempre ser así…"

Ya son 20 las exoneraciones que la Asociación de Ayuda al Endeudamiento ha logrado en toda España en lo que llevamos de año. Algunas sentencias incluyen incluso deuda pública.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats