Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Seprona investiga el impacto ambiental de una obra del Consell en el humedal protegido de Pinoso

Los agentes toman muestras y recaban documentación en el Ayuntamiento tras la denuncia de los ecologistas por la desecación de la zona, la afección a la fauna y la destrucción de una planta "vulnerable"

Las obras en el humedal de Pinoso han destruido de forma irreversible una amplia superficie de Limonium caesium. INFORMACIÓN

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha abierto una investigación en Pinoso tras la denuncia presentada por el Grupo Naturalista Heliaca al considerar que las obras de prolongación del emisario de aguas residuales, proyecto que comenzó a ejecutarse el mes pasado en el humedal del Prado-Rodriguillo, podrían constituir un supuesto delito ecológico con un impacto medioambiental irreversible para las especies de flora y fauna que habitan en esta estepa salina. Entre otras el pez fartet, que está en peligro de extinción, y el Limonium caesium, conocido como siempreviva o sopaenvino. Una planta endémica del norte de Murcia y sur y oeste de Alicante que la Unión Internacional para Conservación de la Naturaleza considera en situación «vulnerable».

Los agentes del Equipo de Protección de la Naturaleza (Eprona) de la Comandancia de Alicante se han desplazado a Pinoso para supervisar los trabajos de la empresa contratada por la Generalitat Valenciana. También han tomado diversas muestras biológicas en el enclave natural y han recabado en el Ayuntamiento toda la documentación relacionada con el proyecto que, como ya se publicó en su día, fue adjudicado por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica por un presupuesto de 885.167 euros.

Una vez que se obtengan los resultados de las analíticas enviadas al laboratorio, el informe elaborado por el equipo de investigación del Seprona de la Guardia Civil será remitido a la Fiscalía de Medio Ambiente de la Audiencia Provincial de Alicante.

Imagen de los daños medioambientales ocasionados en el humedal de Pinoso. INFORMACIÓN

El humedal del Prado-Rodriguillo ha sido recientemente catalogado como Espacio Natural Protegido por el Consell tras su inclusión en el Catálogo de Zonas Húmedas Protegidas de la Comunidad Valenciana y, según mantienen los ecologistas, los trabajos están provocando la desecación parcial del cauce y causando un vertido de aguas residuales de la depuradora de Pinoso a lo largo de casi 1.500 metros.

La excavación de zanjas para introducir las conducciones subterráneas y el paso de los camiones y las palas "ya han arrasado más de 35.000 metros cuadrados de hábitats protegidos, algunos de ellos de interés comunitario", advierte Antonio Martínez Cutillas, presidente de Heliaca, que también denuncia que se han iniciado las tareas en época de cría de aves acuáticas "y eso -subraya- es algo que prohíbe expresamente la Conselleria de Medio Ambiente".

Imagen de los daños medioambientales ocasionados en el humedal de Pinoso. INFORMACIÓN

Tras remarcar que el proyecto está afectando a la población de pez fartet, especie catalogada en peligro de extinción, así como a la avifauna e invertebrados acuáticos del humedal del Pinoso, el grupo ecologista del Medio Vinalopó ha solicitado al Seprona que, con carácter urgente, ordene la paralización cautelar de los trabajos en el humedal y la depuración de responsabilidades a las autoridades que han aprobado la ejecución del proyecto. Una postura a la que se ha sumado ACUDE, la Asociación para la Custodia del Territorio y el Desarrollo Sostenible, y el Observatorio del Vinalopó. Su presidenta, Ana Campo, se ha mostrado indignada con una "actuación irracional" que ha arrasado una enorme superficie de Limonium caesium.

Imagen del Limonium caesium que no ha sucumbido a la apertura de la zanjas ni al paso de la maquinaria pesada. INFORMACIÓN

"Este tipo de aberraciones demuestran que la naturaleza se ha mercantilizado y que no sirve de nada protegerla porque el propio Consell vulnera sus propias normas", subraya Ana Campo incidiendo en la "destrucción irrecuperable e irreversible" de una amplia zona del escaso Limonium en un hábitat salino considerado como espacio prioritario. Todo ello ha llevado al Observatorio del Vinalopó a iniciar los trámites legales necesarios para presentar una demanda por la vía contenciosa-administrativa contra el Gobierno valenciano.

La bióloga y doctora en Ciencias Sociales explica, además, que humedales en zonas semiáridas como el de Pinoso forman parte de uno de los hábitats singulares de mayor importancia ecológica y paisajística de la Tierra. "Se trata de enclaves únicos pero son extremadamente sensibles y, una vez destruidos, es prácticamente imposible recuperarlos", lamenta Ana Campo.

Características del proyecto

El proyecto de prolongación del colector de alivio y adecuación del canal de drenaje en torno a la pedanía pinosera del Rodriguillo tiene un coste de 885.167 euros subvencionados por la Dirección General de Aguas, que depende de la Conselleria de Mireia Mollà.

Las obras, que tendrán una duración de seis meses, consisten en la prolongación del colector de alivio procedente de la estación depuradora de aguas residuales en una longitud de 1.500 metros, y la limpieza de la cama y protección de la sección del canal en sus primeros 600 metros. De este modo se evitará en las proximidades de la pedanía del Rodriguillo los persistentes problemas de malos olores y proliferación de mosquitos derivados de estancamiento de las aguas. Se trata, básicamente, de trasladar la tubería para que las aguas residuales y pluviales sean vertidas en el mismo cauce protegido, pero a un kilómetro y medio de distancia de donde se encuentra en estos momentos.

Vista aérea del impacto de las obras que se están realizando en el humedal del Prado-Rodriguillo de Pinoso. INFORMACIÓN

La concejala de Medio Ambiente, Silvia Verdú, y el edil de Pedanías, César Pérez, visitaron las obras al inicio de las mismas para conocer su estado. Verdú no ha querido pronunciarse sobre las denuncias presentadas por los ecologistas. "Esta obra es muy importante y teníamos muchas ganas de que se iniciara, ya que llevamos muchos años luchando por realizarla, además el proyecto estuvo paralizado durante año y medio esperando la aprobación por Medio Ambiente y ahora, después de disponer de todos los permisos, ya es una realidad”, se limitó a señalar.

La edil de Medio Ambiente también destacó entonces que “tenemos que conseguir que el paraje se valore y para ello es necesario trabajar, para conseguir que la zona húmeda del Prado-Rodriguillo pueda ser compatible con la vida de los vecinos y vecinas y con la actividad agrícola”.

Asimismo informó de que en esta actuación se está llevando a cabo un tratamiento en el carrizal próximo a la pedanía. El fin es conseguir un espacio natural libre de olores y mosquitos a través de una intervención que evite el estancamiento de las aguas ya que, en un futuro, es intención del Ayuntamiento de Pinoso dar continuidad a las actuales obras hasta recuperar toda la acequia hasta el cruce del polígono y, de esta forma, que pueda estar totalmente restaurada.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats