Museo de Villena (MUVI)

El MUVI abre sus puertas con el tesoro más importante de la Edad del Bronce europea

El fabuloso Tesoro de Villena ocupará una de las salas de la recientemente rehabilitada electroharinera

El Museo del Prado cede dos obras del pintor villenense José García Hidalgo 

La  joya de la corona es el Tesoro de Villena: La colección de oro, plata y otros materiales, más importante en Europa de la Edad de Bronce.

La joya de la corona es el Tesoro de Villena: La colección de oro, plata y otros materiales, más importante en Europa de la Edad de Bronce. / INFORMACIÓN

Villena es cruce de culturas entre el Mediterráneo y el interior de la Meseta peninsular, encuentro de hombres y mujeres a lo largo de la historia que siempre ha dejado su impronta en estas tierras. El Museo de Villena (MUVI) abre sus puertas para mostrar al mundo la riqueza que ha dejado el paso del tiempo, una colección completa que repasa la historia del levante peninsular desde la Prehistoria hasta la primera mitad del siglo XX. El esperado museo tiene en el Tesoro de Villena su principal atractivo, un reclamo turístico y científico de primer orden, considerado el conjunto de vajilla áurea más importante de la Prehistoria europea, junto con los tesoros de Micenas. 

Además de una apuesta museográfica y museológica de futuro, la rehabilitación de la antigua Electroharinera Villenense supone la recuperación de un edificio emblemático del patrimonio industrial de la localidad. A la vez, ha supuesto una oportunidad para la reordenación urbanística de esta, mejorando el entorno inmediato. Esta «fábrica de luz» construida en 1909 ofrece un espacio multifuncional que en la Fase II permitirá mostrar la casi totalidad de los fondos arqueológicos y etnográficos que atesora el Ayuntamiento de Villena. 

Vista de la plaza de acceso con la puerta principal del recientemente rehabilitado Museo de Villena (MUVI).

Vista de la plaza de acceso con la puerta principal del recientemente rehabilitado Museo de Villena (MUVI). / INFORMACIÓN

Renovación del espacio

La futura habilitación de las plantas superiores ofrecerá más salas de exposición y, lo más destacado, una gran zona para la biblioteca del MUVI formada por fondos propios, junto a los del reputado arqueólogo alemán Schubart, que ya están a disposición de la comunidad científica en Villena. El edificio albergará también la Fundación José María Soler y todo el legado de este investigador, referente para la Historia de Villena. 

La llegada al MUVI impone, puesto que la explanada de acceso permite visualizar en un plano general todo el porte del edificio, del que sólo se ha habilitado una parte en esta primera fase de desarrollo. Un espacio de 2.176,61 m² dedicado a exposiciones permanentes y temporales, actividades, almacenaje, laboratorio y gestión museística.

La inminente apertura de la primera fase del MUVI ofrecerá al público visitante tres salas de exposición permanente: la sala José María Soler, la sala del Tesoro y la sala Jerónimo Ferriz. A ellas se sumarán dos exposiciones temporales, una de la Agrupación Fotográfica Villena, con fotografías históricas y la otra titulada «José García Hidalgo (Villena 1645–Madrid 1717). Pictor regis, grabador y tratadista del barroco español». Una muestra que está dedicada a destacar la figura del artista villenense, prácticamente desconocido en la ciudad, pero que llegó a ser pintor del rey Carlos II. 

En este caso el MUVI cuenta con dos obras depositadas por el Museo del Prado, junto con otro lienzo cedido por la familia villenense Guillén Sierra. Completará la exposición la cartilla de trabajo creada en 1690 por García Hidalgo y recientemente adquirida por el Ayuntamiento de Villena para los fondos de su flamante museo «Principios para estudiar el nobilísimo y real arte de la pintura», un tratado que le concedió mayor prestigio y fama que su obra pictórica.  

El MUVI alberga una gran colección de objetos etnográficos que dejó a Villena del ingeniero agrónomo Jerónimo Ferriz, todo ello enriquecido con las aportaciones de cientos de personas.

El MUVI alberga una gran colección de objetos etnográficos que dejó a Villena del ingeniero agrónomo Jerónimo Ferriz, todo ello enriquecido con las aportaciones de cientos de personas. / INFORMACIÓN

El Tesoro de Villena

La verdadera joya de la corona del MUVI está en el Tesoro de Villena, considerada la colección de oro, plata y otros materiales, más importante en Europa de la Edad de Bronce, que suma casi 10 kilos de material dividido en las 66 piezas diferentes, halladas un 1 de diciembre de 1963 en Villena. 

Este impresionante conjunto de orfebrería está datado en el 1.250 a.C., y lo forman 11 cuencos, 28 brazaletes, dos botellas y varias piezas diversas. Además de este material de oro, se encontraron tres botellas de plata y dos piezas mixtas con un botón de ámbar y oro, más un remate de hierro y oro. La última pieza es un brazalete de hierro. Precisamente estas últimas han sido analizadas hace pocas semanas por un equipo del CSIC, cuyos resultados abogan en favor de que ambas piezas sean de hierro meteorítico, implicando la posibilidad de ubicar su cronología en algún momento del Bronce Tardío anterior al inicio de la producción de hierro terrestre. 

Un reclamo excepcional para turistas de todo el mundo, puesto que se trata de un conjunto de relevancia mundial. La Sala del Tesoro está configurada para recrear en todos los sentidos el momento y el lugar donde fue hallado en 1963 por el investigador José María Soler y sus colaboradores. La sala es un entorno único que reúne la capacidad pedagógica de explicar dónde se encontró y las sensaciones y emociones de quienes tuvieron la suerte de verlo por vez primera.  

Este intelectual villenense da nombre a una de las salas del MUVI, que repasa la historia de la ciudad desde la Prehistoria hasta avanzado el siglo XX. Muchas de las piezas expuestas son fruto de la tarea de investigación de este arqueólogo local, encontradas en los importantes yacimientos arqueológicos del término municipal como el del Cabezo Redondo, entre otros. En este lugar, investigadores de todo el mundo han logrado piezas excepcionales no conservadas en ningún otro lugar de Europa, que dan testimonio de la importancia estratégica de Villena a lo largo de la historia. 

Espacio para la etnografía

El MUVI adquiere su grandeza uniendo el contenido del legado de José María Soler con la enorme colección de objetos etnográficos que dejó a Villena el ingeniero agrónomo Jerónimo Ferriz, todo ello enriquecido con las aportaciones de cientos de personas e investigadores que han ampliado este legado.  

Sin duda, otro espacio relevante del MUVI es la sala de etnografía, que lleva el nombre del donante más destacado, y donde se expone una selección de objetos que ilustran la memoria colectiva de Villena de un siglo (1858-1958). Una muestra que permitirá conocer los auténticos símbolos identitarios de la Villena contemporánea a través de la exhibición de 150 piezas en un espacio de unos 180 m2. Aquí encontramos ejemplos magníficamente conservados de piezas comunes que explican el paso de la historia, la llegada del ferrocarril, el desarrollo de la agricultura, la evolución de la industria y de la artesanía de Villena, pero que también permite explicar a la perfección cómo ha ido cambiando el conjunto del país. 

Sólo una parte minúscula de todo el legado de Ferriz ha sido expuesta en esta Sala. La previsión y futuro desarrollo pasa por acondicionar la primera planta de la electroharinera que alberga al MUVI para situar en ella el resto de las miles de piezas que se conservan en los almacenes y que explican cómo ha evolucionado la sociedad, sus usos, costumbres, oficios y formas de vivir las rutinas diarias más básicas. 

I3A4508

El Tesoro de Villena es un conjunto de orfebrería de casi 10 kilos y 66 piezas que data del 1.250 a.C. / INFORMACIÓN

El Museo del Prado en Villena

El proyecto MUVI ha permitido exponer por primera vez en Villena obras de los fondos del Museo Nacional del Prado, a través del Prado Extendido, una iniciativa que nace con el objetivo de proyectar la colección del Museo Nacional del Prado en el territorio español fomentando la visibilidad, acceso y difusión de sus colecciones.

La semana pasada llegaron a Villena las tres obras que la pinacoteca nacional deposita en el MUVI. Es el caso de las obras del pintor villenense José García Hidalgo, San Juan Bautista niño y San Agustín repartiendo los bienes de los ricos entre los pobres.

Junto a ellas se incluye un retrato realizado en el siglo XIX de Isabel II. Esta obra, acorde al modelo iconográfico que introdujo Federico de Madrazo, representa a la reina Isabel II con los atributos de su soberanía, encarnados en el cetro y la corona real que apoyan sobre el almohadón. Excepto la cara de la reina, el resto se encuentra tan solo bosquejado, pudiendo claramente apreciarse los trazos nerviosos y rápidos del pincel en la preparación y diseño de los elementos ornamentales de la composición, y culmina la Serie Cronológica de los Reyes de España, una colección de retratos de monarcas de los diferentes reinos de la península Ibérica, desde la época visigoda hasta Isabel II promovida por José de Madrazo, director del Museo del Prado de 1838 a 1857.

Un espacio para no perderse

El MUVI abre sus puertas estos días, una entrada a la historia de nuestra tierra, porque en Villena han confluido todas las culturas, todas las civilizaciones, todos los pueblos que han marcado las épocas históricas. Villena es un tesoro en sí, que muestra al mundo en uno de los proyectos museográficos más importantes de España. 

Toda la información la encontrarás en la web del Museo de Villena.