Elda se sumerge en la pólvora para despedir sus Moros y Cristianos

El bando de la cruz reconquista la ciudad y vence al bando de la media luna con arcabuces y espadas

Pólvora y espadas para reconquistar Elda. El municipio vuelve a ser cristiano tras la reconquista del bando de la cruz que ha vencido a los moros para recuperar la villa. Es la batalla representada con el Alardo, la Estafeta y la Embajada Cristiana, parte de los actos que ponen el broche final a las fiestas de Moros y Cristianos del municipio.

Las tropas cristianas querían que la ciudad volviera a estar bajo su dominio y han recorrido la calle Colón con sus arcabuces llenos de pólvora. En el castillo, las huestes moras esperaban su llegada para plantar cara al enemigo. Ha sido el embajador cristiano quien, con su dialéctica, ha pedido la rendición de aquellos que gobernaban el castillo. No ha sido así y ha arrancado el enfrentamiento con la pólvora como protagonista.

El fin de la batalla ha sido con espadas en el castillo. Tal como se indica en el texto de Francisco Laliga, el cristiano hizo sucumbir bajo su acero al moro blandiendo su espada al cielo desde la almena de la fortaleza de madera. Este acto terminó con los tradicionales vítores a Elda San Antón. La bandera cristiana ha vuelto a izarse como símbolo de que Idella vuelve a ser cristiana.

Para terminar con el programa de actos, la procesión de San Antonio Abad. La imagen de San Antón sale a la puerta del templo de Santa Ana, dando comienzo la procesión. Al acabar, traslado de la imagen del Santo a su ermita.

A la entrada de San Antón en la ermita se disparará una alborada pirotécnica, que pondrá fin a las Fiestas de Moros y Cristianos de Elda 2024.