PSOE y Verdes acuerdan suspender licencias para la instalación de plantas solares en Villena

La medida pactada por el equipo de gobierno será llevada a pleno y no afectará a los proyectos que han sido ya aprobados por la Generalitat o el Gobierno central

Una planta solar en funcionamiento en la provincia

Una planta solar en funcionamiento en la provincia / JOSE NAVARRO

Principio de acuerdo en el seno del equipo de gobierno de Villena para suspender licencias urbanísticas para la instalación de plantas solares en determinadas zonas del término municipal.

Así, PSOE y Verdes de Europa ha alcanzado una postura común para regular la implantación de granjas fotovoltaicas quedando fuera de esta medida las que ya hayan sido aprobadas por el Gobierno central o la Generalitat.

Así, cuando esté finalizado un informe económico que se está redactando, la propuesta será elevada a pleno para su aprobación y entrada en vigor.

La propuesta del concejal de Urbanismo, Francisco Iniesta (Verdes), establece la suspensión “de la tramitación y admisión a trámite de las licencias urbanísticas para la implantación de instalaciones fotovoltaicas en tanto se lleva a cabo la modificación del PGOU de Villena para regular los parámetros urbanísticos que habrán de cumplir dichas instalaciones”. 

Esta decisión se fundamenta en el informe redactado por el arquitecto municipal en el que se establece la necesidad de realizar un “análisis de su territorio, introduciendo en el planeamiento urbanístico municipal una regulación que permita la implantación de las energías renovables de forma que resulte más armónica con el territorio, garantizando la compatibilidad de los diferentes usos del medio rural y preservando los valores ambientales, paisajísticos y culturales del territorio, modificando para ello el PGOU”. 

De este planteamiento, y tal y como cita la resolución de Urbanismo, se desprende “la necesidad de proceder a la suspensión de la tramitación y admisión a trámite de las licencias urbanísticas para la implantación de instalaciones de energía fotovoltaica, así como de cédulas de garantía urbanística y la expedición de certificados de compatibilidad urbanística en esta materia, especificando las zonas que se verán afectadas por dicha suspensión”.

Informe económico

No obstante, al planteamiento inicial propuesto por Urbanismo, se ha llegado al principio de acuerdo con el Grupo Socialista de solicitar un informe económico sobre la medida, que se encuentra en fase de redacción. Y también se ha decidido la exclusión de esta suspensión de los proyectos vinculados a comunidades energéticas, instalaciones con excedentes vinculadas a industrias, así como a las plantas que en la actualidad ya tienen todas las autorizaciones del Gobierno central o de la Generalitat Valenciana

La propuesta de urbanismo afectará a aquellas áreas “definidas en la cartografía del Instituto Cartográfico Valenciano con alta y muy alta capacidad agrológica que se encuentran en terrenos clasificados por el PGOU como suelo no urbanizable”.

Además, se extiende a los terrenos donde haya censado elementos de alto valor de relevancia local, tales como los BIC, BRL, los yacimientos arqueológicos o los bienes incluidos en el Catálogo de Elementos, edificios y conjuntos de interés histórico-artístico en el término municipal de Villena. La suspensión afectará también a los suelos de especial protección paisajística

Por último, se hace extensivo a los terrenos de usos residenciales (incluyendo las agrupaciones de más de 10 viviendas que no disten más de 200 metros entre ellas) y se considera como entorno paisajístico próximo la envolvente situada a una distancia de 500 metros, tanto a los bienes valor de relevancia local como a los usos residenciales citados.

Municipio más afectado del Vinalopó

Villena es el municipio más afectado del Vinalopó, con 21 plantas en tramitación que ocuparían 1.972 hectáreas, para un total de 1.117 MW de potencia, según los últimos datos publicados por este medio. Hace unas semanas la Generalitat autorizó una nueva planta, Sax I, que no se vería afectada por esta suspensión.

Del mismo modo hay que recordar que hace un año Villena tumbó tres solicitudes de plantas fotovoltaicas a los pies de Sierra Salinas, como consecuencia de la caducidad de su derecho de conexión a la Red Eléctrica Española por no haber logrado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en el plazo establecido.

Un rechazo que confirmaba, según manifestó entonces el Ayuntamiento, el "éxito a la estrategia del gobierno municipal de PSOE-Verdes de oponerse a aquellos proyectos que no son positivos para el territorio ni para el proceso de transición energética limpia no contaminante que defendemos en el Ayuntamiento de Villena".