Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cómo cambiarían los resultados con una circunscripción única?

Vox y Unidas Podemos saldrían reforzados, mientras que PSOE y PP perderían peso en el Congreso

Pedro Sánchez celebrando la victoria con su mujer.

Pedro Sánchez celebrando la victoria con su mujer. EP

Echar balones fuera siempre ha sido una excusa recurrente en nuestros políticos. Reacios a reconocer sus errores, suelen responsabilizar al sistema de no ser proporcional y no reflejar la realidad de los votantes. ¿Pero qué hay de cierto en esta afirmación?

Conocidos los resultados del 28A, los perjudicados achacan al sistema d'Hondt su pérdida de escaños y vuelven a poner sobre la mesa la necesidad de unificar las 52 circunscripciones provinciales existentes en una circunscripción única, como sucede en las elecciones al Parlamento Europeo.

El sistema electoral español se rige por el sistema d'Hondt y cuenta con 52 circunscripciones -una por cada provincia, más Ceuta y Melilla- y 350 escaños, que se reparten en función de la población censada y con derecho a votar. Desde los 36 escaños de Madrid y los 31 de Barcelona hasta los 2 de Soria. ¿Pero qué pasaría si se estableciera una única circunscripción?

Resultados con circunscripción única

Para el politólogo Pablo Simón, los resultados del 28A se han traducido "no tanto en una penalización al conjunto del bloque de la derecha, como en una importante prima al Partido Socialista por la concentración del voto en este partido", detalla. Esto se debe a que la dispersión del voto de la derecha ha hecho que el PSOE haya quedado primero en muchas circunscripciones, "lo que le ha permitido de manera decisiva ensanchar su mayoría", destaca.

Con una circunscripción única

Si hacemos una simulación electoral en un escenario de circunscripción única, Simón vaticina que "lo lógico sería que se contrarrestase esa prima del PSOE, que Ciudadanos y PP se reequilibrasen, acercándose bastante más, que Vox subiera bastante y Unidas Podemos un poquito".

¿Quiénes saldrían reforzados?

Vox ha sido el partido más perjudicado en los comicios. De los 23 escaños que ha obtenido, el partido de Santiago Abascal subiría 13 -hasta alcanzar los 37- si las reglas del juego se establecieran para una única circunscripción.

Unidas Podemos también se ha visto ostensiblemente afectado por el sistema actual. En lugar de 42 escaños, le corresponderían 51 -9 más-, si se suprimiesen las cribas provinciales.

Por último, Ciudadanos también se vería beneficiado si se produjese un cambio a circunscripción única, pero no tanto como lo que ha vendido Albert Rivera, puesto que solamente ganaría un escaño, ya que pasaría de los 57 actuales a 58.

Pablo Casado se mostró optimista a pesar del batacazo en los resultados del PP.Reuters

¿Qué partidos, en cambio, perderían fuerza?

En esta ocasión, en la que el PSOE ha obtenido una gran ventaja con respecto al resto de adversarios políticos, los socialistas se verían penalizados con la pérdida de 18 escaños. Pasaría de los 123 actuales a 105.

El Partido Popular también vería mermado su poder, pues la pérdida de 5 escaños supondría su caída de 66 a 61 escaños. Una caída menor que la de los socialistas, pero determinante en su caso, puesto que a punto ha estado de costarle el 'sorpasso' por parte de Ciudadanos, ya que apenas les separan poco más de 200.000 votos. Los populares tienen "mejor distribuidos sus apoyos por el territorio que Ciudadanos, que tiene un voto más urbano", destaca Simón, lo que ha hecho que hayan resultado mejor parados en estas elecciones. Sin embargo, los de Casado han sido los más perjudicados por la fragmentación del voto de la derecha a raíz de la irrupción de Vox y el auge de la formación naranja.

Albert Rivera y su partido, Ciudadanos, se han erigido, como el partido de referencia en la derecha.EFE

Más barreras para los partidos más pequeños

Por tanto, en la comparativa con un sistema de circunscripción única, sin barreras provinciales, pero aplicando el mismo método de asignación de escaños, el sistema d'Hondt, observamos que la coyuntura actual perjudica a los partidos minoritarios y que por el contrario favorece la presencia de los mayoritarios. Así, los dos menos votados, Vox y Unidas Podemos, tienen una dificultad añadida.

En el lado opuesto de la balanza, esta 'distorsión' beneficia a los grandes partidos y a las formaciones que tienen más concentrado su voto en unas zonas concretas, como los partidos nacionalistas o locales. Por ejemplo, mientras que el PSOE consiguió el 35% de los escaños con el 29% de los votos, Vox obtuvo el 7% de los diputados con el 10% de las papeletas.

Desigualdades entre provincias

Por tanto, la máxima democrática de un ciudadano, un voto, no se cumple escrupulosamente, puesto que las desigualdades entre las circunscripciones provinciales hacen que no contabilice de la misma manera el voto de un soriano, que ha de asignar 2 escaños, que el de un madrileño, que debe repartir su voto entre 36 representantes. En las demarcaciones grandes, los resultados son más proporcionales que en las pequeñas, ya que a menor número de escaños es más difícil conseguir un diputado.

Unidas Podemos esperan pactar con el PSOE.EFE

Además, el número de votos necesario para conseguir un escaño en el Congreso varía en cada convocatoria. La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) establece que cada provincia tenga un mínimo de dos representantes de la Cámara Baja, y Ceuta y Melilla, uno cada una. Así, se asignan los primeros 102 escaños. Los 248 restantes se adjudican en base a la población censada con derecho a voto en ese momento en cada provincia.

Por todo ello, el voto útil se contrapone al coste del voto, que en los pasados comicios se tradujo en 96.272 votos para obtener un escaño en Madrid (con 3,46 millones de votantes) y 24.809 en Soria (con 49.993 votantes).

¿Mejoraría la proporcionalidad con una circunscripción única?

Aplicar la circunscripción única, al igual que en las elecciones europeas o siguiendo el modelo de países como Israel o Países Bajos, tendría sus pros y también sus contras. Según señala este experto, ese modelo "es más representativo, pero menos eficiente para generar gobiernos porque la fragmentación es mayor y evidentemente la gobernabilidad es más difícil". Además, hay que tener en cuenta que perderíamos la representación territorial, que es precisamente el motivo por el que tenemos las circunscripciones provinciales, para representar los intereses de todos los ciudadanos. Por tanto, "no existe un sistema electoral perfecto", concluye.

Vox ha irrumpido con fuerza pero no con tanto como se esperaba.EFE

¿Cómo funciona el sistema d'Hondt?

El sistema d'Hondt es un método de cálculo proporcional creado en 1878 por el jurista belga Victor d'Hondt. Se utiliza en otros países como Argentina, Francia, Bélgica, Finlandia, Irlanda, Israel o Japón. Según este modelo, se excluye a las candidaturas que no hayan obtenido, al menos, el 3% de los votos válidos emitidos y el reparto de los escaños se realiza únicamente entre los partidos que superen este umbral. Para ello se divide el número total de votos que ha recibido una formación entre 1, 2, 3, 4, 5, etc., hasta llegar al número de cargos que se disputan en cada circunscripción. Después se asignan los escaños por orden entre los que hayan obtenido las cifras más altas, independientemente del partido que sean.

Procedimiento para calcular los escaños.YouTube

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats