Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Toni Cantó le persigue su pasado en Canal 9

El aspirante de Cs a la Generalitat anuncia que cerraría À Punt y Compromís le recuerda que cobró 140.000 euros de la televisión autonómica con el PP por una quincena de programas

Toni Cantó, en su etapa como presentador en Canal 9.

Toni Cantó, en su etapa como presentador en Canal 9.

A Toni Cantó, el candidato de Ciudadanos a la Generalitat , le persigue su pasado. Se evidenció ayer, cuando anunció que si gobierna tras las elecciones autonómicas del 28 de abril cerrará «Tele-Compromís», en alusión al canal À Punt, tras asegurar que «no tiene sentido que los medios valencianos dispongan de 55 millones de euros, cuando otras autonomías como Murcia, Asturias o Extremadura tienen un presupuesto mucho más ajustado y realista, de 15, 20 o 24 millones, respectivamente». Compromís le recordó que cobró 140.000 euros por «unos programas» hace años.

Y no solo se quedó ahí, sino que criticó al gobierno del Botànic por la gestión de un canal que apenas tiene casi un año de vida. «El Consell no ha velado por que la radiotelevisión pública cumpliera con su verdadera función, que es la de ofrecer unos contenidos transversales y de calidad, completamente despolitizados y que sirvieran para vertebrar la Comunidad Valenciana», continuó ayer Cantó, quien acusó a Compromís de usar À Punt como «herramienta de propaganda». Además, el candidato de Cs a la Generalitat calificó de «increíble que, de los cuatro millones de euros que exigía el contrato programa en 2018, la cadena solo haya sido capaz de conseguir poco más de 800.000 euros, un 20% de lo estimado». En ese contexto de críticas hacia À Punt, Toni Cantó instó a la directora general del ente, Empar Marco, a dimitir porque, según el aspirante de la formación naranja, «o no sabe gestionar o mentía con la previsión de publicidad» de la radiotelevisión pública valenciana.

Esas críticas hacia el ente no le salieron gratis al aspirante de Ciudadanos, que recibió la respuesta del síndic de Compromís en las Cortes y candidato por València, quien le echó en cara que «cuando cobró 140.000 euros por participar en unos pocos programas de Canal 9, no le pareciera mal» que los valencianos tuvieran medios públicos propios. Fran Ferri respondió así, también a través de un comunicado, a Cantó, tras instar este a la directora general de À Punt Media a dejar el cargo. El dirigente de Compromís recordó que À Punt Mèdia salió adelante con los votos a favor de Ciudadanos, y defendió que es un medio de comunicación plural, con grandes profesionales que trabajan cada día para llevar a los valencianos y valencianas información de proximidad en su lengua».

El portavoz parlamentario de Compromís y número dos a las Cortes cargó contra el anunció de Cantó de fundir a negro el canal si acceder al Consell: «El cierre de À Punt, que dice que quiere hacer Cantó, supondría una gran pérdida de puestos de trabajo, la ruina del sector audiovisual y también de parte del sector cultural». Por eso, añadió Ferri, desde Compromís pretenden «dar un paso más allá y garantizar la pervivencia de los medios valencianos con su blindaje en el Estatuto, lo cual también protegería su independencia informativa ante las injerencias y manipulaciones de políticos como Toni Cantó».

Las acusaciones del actual candidato de Ciudadanos contra la televisión pública valenciana no es nueva. De hecho, hace siete años, siendo diputado de UPyD en el Congreso, Toni Cantó fue el centro de las críticas en las redes después de compartir un vídeo-montaje en el que un misil impactaba contra las instalaciones de RTVV en Burjassot (Valencia). Cantó añadió: ¡Muy bueno! Una posible solución al déficit de C9». Con un ERE sobre la mesa, Cantó bromeó con el futuro de Canal 9, lo que indignó a buena parte de los trabajadores del ente y a la dirección de RTVV, que reclamó en su día una disculpa inmediata. La cadena consideraba «lamentable e intolerable que un representante de la ciudadanía valenciana utilice las redes sociales para despreciar no solo una empresa pública, sino a los compañeros que trabajan en ese edificio público cuya voladura él celebra».

Toni Cantó, según se publicó hace cinco años, presentó entre diciembre de 2002 y abril de 2003 el programa «Mira, mira», un espacio de cámara oculta en los que el actor ejercía de presentador. En total se emitieron unos quince programas. A esos programas se añadió un ensayo previo al inicio de la temporada. Posteriormente, Toni Cantó fichó en 2010 como tertuliano de Radio 9, la radio pública valenciana. Hace cuatro años, poco antes de la llegada del Botànic al Consell, el ahora candidato de Cs a la Generalitat se mostró contrario a la apertura del ente autonomico, que empezó a emitir en pruebas en abril de 2018 y, de manera oficial, desde junio.

Cinco meses en antena con «Mira mira»

El ahora candidato de Ciudadanos a la Generalitat, Toni Cantó, estuvo entre diciembre de 2002 y abril de 2003 al frente del programa «Mira mira», un formato de cámara oculta por el que percibió unos 140.000 euros, según le afeó ayer el síndic de Compromís, Fran Ferri. Previamente, Cantó había anunciado que cerrará À Punt [«Tele-Compromís», según él] si gobierna tras las autonómicas del 28 de abril.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats