Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones Autonómicas 2019

Compromís hace autocrítica: «Nos ha faltado pedagogía»

Esperan encontrar en su segunda legislatura en el Consell del Botànic la receta contra la «marginación» de la provincia

Los candidatos de Compromís, en la sede de Alicante durante la noche electoral. áxel álvarez

La provincia de Alicante es esa invitada que nadie conoce en una boda. Saluda a los novios, picotea, habla y con poco que se esfuerce aparece en las fotos, pero no recibe más que indiferencia de los anfitriones. Es bien conocida la invisibilidad que Alicante ha sufrido durante años por parte de los partidos políticos. Las referencias a sus necesidades han brillado a veces por su ausencia. Impasibilidad por parte de todos. A los problemas de la falta de financiación de Madrid y a las pocas inversiones estatales se han sumado los agravios comparativos en la propia Comunidad Valenciana por el maltrato en los presupuestos autonómicos, paliado en parte en las últimas cuentas del Botànic cuando, por vez primera en la historia, se equiparó la inversión del Consell para 2019 con el nivel de población. Ese ha sido uno de los toros que ha tenido que lidiar Compromís en esta pasada legislatura y que, a tenor de los últimos resultados electorales, le ha pasado una cierta factura que ha taponado su resultado. La formación hace autocrítica y entona el «mea culpa»: reconoce que les ha faltado pedagogía.

Los de Mónica Oltra cierran su primera legislatura en el Botànic sin encontrar la fórmula magistral para conseguir un mejor resultado en la provincia. Han estado al frente de áreas tan importantes, y por ende tan conflictivas, como Bienestar Social o Educación. Pero han dejado por resolver demandas sociales básicas además de los conflictos por una política lingüística que no ha agradado a todos. Y, además, no han sabido jugar el papel de abordar la falta de financiación y la deuda contraida con la Generalitat negociando con sus votos para conseguir inversiones del Gobierno central. Compromís ha hecho bandera de la ética y la estética como forma de estar en política para ir un paso más allá tras años de corrupción de los dirigentes del PP. Un objetivo cumplido que contrasta con las dificultades de una gestión en la que la formación no ha acortado distancias entre Valencia y Alicante.

Uno de los dos escaños que Compromís ha perdido en las elecciones autonómicas es en la provincia por lo que ahora ha llegado un momento de inflexión y, apuntan, de aprender la lección. La formación valencianista es consciente que Alicante ha estado marginada en múltiples foros y en todos los proyectos de envergadura y a partir de ahora tiene el reto de aumentar la integración del sur de la Comunidad en un proyecto territorial en el que los ciudadanos de todas las comarcas alicantinas se sientan integrados. Hay la misma distancia desde Valencia a Alicante que al contrario. Así definió ayer la situación el candidato municipal de Alicante Natxo Bellido, quien reconoció que la provincia ha ido a rebufo y que ahora hay que encontrar la «receta» para que el sur de la Comunidad también se sienta valenciano. De poco sirve el lamento permanente, por lo que si Compromís quiere aumentar su capacidad de liderazgo en el electorado alicantino tiene cuatro años por delante para continuar en la línea reivindicativa y anclar un discurso más pedagógico en el que haga llegar mensajes más nítidos que conectan con la ciudadanía alicantina.

En las palabras de sus líderes se deja entrever una necesidad imperiosa por huir del centralismo del «cap i casal» y tener una voz más potente que reclame a Madrid más apoyo. Hacen un juicio crítico sobre sí mismos y reconocen que les ha faltado sensibilidad en la comunicación de áreas como la educación. Durante los últimos años, se les ha criticado por intentar fomentar el uso del valenciano en los colegios sin tener en cuenta la peculiariedad de una provincia fronteriza que tiene grandes zonas de su territorio dentro de zonas castellanoparlantes y que, en este sentido, no han tenido la suficiente sensibilidad con la Vega Baja o de parte del Vinalopó.

En este contexto, Aitana Mas, número uno de Compromís en las Cortes, dijo que el problema no ha sido el fondo, sino la manera en la que se llevó a cabo el decreto del plurilingüismo: «Hace falta más diálogo y más sensibilidad. Es uno de los temas en los que hemos fallado. A partir de ahora, debemos explicar y comunicar mejor, sea cual sea la la línea que decida el nuevo conseller. Ha habido una mala comunicación por parte de Compromís y la derecha lo ha aprovechado para hacer ideología de algo tan sensible como la lengua». En cuestiones educativas, Mas también reconoció que «aunque no se han cerrado aulas concertadas, sí hay esa sensación en la calle», por lo que tras la reedición del Botànic llegará el momento de desarrollar políticas transversales «que afecten por igual a cada uno de los territorios», teniendo en cuenta los matices de la provincia alicantina. Como solución, la candidata asegura que «hay que pisar estas comarcas y escuchar más» para que Alicante deje de ser tratada como al invitado molesto que se cuela en una fiesta y que está lejos de ser recibido con euforia y agasajos.

Los resultados de las elecciones autonómicas y generales 2019, al detalle

INFORMACIÓN te ofrece toda la información sobre las elecciones generales y las elecciones autonómicas 2019 que se celebraron el domingo 28 de abril. Desde aquí, tienes acceso directo a los resultados de las elecciones generales, así como a los resultados de las elecciones autonómicas 2019 en Valencia, Castelló y Alicante, además de acercarte los resultados de las elecciones autonómicas municipio a municipio de la Comunitat Valenciana y los resultados de las generales por localidades. También puedes consultar los posibles pactos electorales tras los comicios, tanto en España como en la Comunitat Valenciana. Toda la información de los resultados de las elecciones 2019, a un solo click.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats