Declaraciones de principios, buenas prácticas, memorias de sostenibilidad, medición de impactos en la sociedad, condiciones laborales, compromiso social y territorial... Todos estos componentes forman parte de lo que se conoce como Responsabilidad Social Empresarial (RSE) un término que está de moda desde hace años y que hace referencia a la forma de gestionar una entidad que va más allá de las obligaciones legales. Responsables de varias compañías de la provincia de Alicante y expertos en RSE hablaron sobre esta temática en la jornada «RSE: Hacia una gestión más sostenible de los recursos» celebrada el pasado jueves en el Club INFORMACIÓN y que retransmitida en directo en internet.

El evento contó con Vanesa Pérez, responsable de Comunicación del Grupo Soledad; Irene Bajo, directora de la Cátedra de Responsabilidad Social de la Generalitat Valenciana en la Universidad de Alicante; Luis Consuegra, director provincial de Relaciones Externas de Mercadona y Luis Perea, director general de Terra Natura Benidorm. Toni Cabot, director del Club INFORMACIÓN, moderó la jornada.

Durante su intervención,Irene Bajo destacó la importancia que tiene identificar qué la sostenibilidad y sus ámbitos de influencia. «La sostenibilidad no es solo un concepto ambiental, ya que también implica sostenibilidad laboral (que tiene que ver con los derechos de los trabajadores), sostenibilidad social y sostenibilidad territorial», resaltó esta experta. Asimismo, subrayó que la RSE «está muy vinculada con la gestión y con los recursos de las entidades y no solo de las empresas».

La jornada «RSE: Hacia una gestión más sostenible de los recursos» se celebró presencialmente en el Club INFORMACIÓN. PILAR CORTÉS

Desde su punto de vista, la implantación de una estrategia de estas características implica siempre un esfuerzo y un cambio de hábitos que «se hacen si merece la pena». Opinó que no todas las entidades tienen la capacidad suficiente para apostar por la RSE, motivo que le llevó a defender la necesidad de que las administraciones públicas faciliten los recursos necesarios para facilitar su implementación en aquellas entidades más pequeñas que carecen de los medios económicos necesarios para hacerla realidad.

Cómo se generan los beneficios

El director provincial de Relaciones Externas de Mercadona, Luis Consuegra, opinó que, si bien es cierto que todos los negocios no pueden vivir sin generar beneficios, los negocios no solo viven para generar beneficios. «Para Mercadona es tan importante la forma en la que conseguimos estos beneficios», resaltó. En la estrategia de RSE de Mercadona, Luis Consuegra explicó que el objetivo es «conseguir una cadena agroalimentaria sostenible y que la sociedad quiera que exista y se sienta orgullosa de ella».

Para lograrlo, la red de supermercados cuenta con un modelo de «Calidad Total» dirigido a encontrar la satisfacción de sus cinco grupos de interés. Estos son el jefe (cliente), los trabajadores, los proveedores, la sociedad y el capital. «Todos son igual de importantes, pero en este orden secuencial», recalcó.

De las iniciativas llevadas a cabo por Mercadona, Consuegra explicó algunas cómo las diferentes herramientas de comunicación existentes con el cliente para conocer sus opiniones y críticas para «mejorar continuamente». Además, «Mercadona promueve una alimentación sana y un consumo responsable con productos frescos y de proximidad», incidió. En la relación con los proveedores, Mercadona ofrece estabilidad, productividad, planificación y diálogo con el objetivo de colaborar y dar a los usuarios el mejor producto con la máxima calidad y el mínimo precio posible.

En cuanto a la sociedad, Mercadona participa en diferentes proyectos de colaboración de integración social al colaborar con 31 fundaciones y centros ocupacionales, más de 290 comedores sociales, seis en la provincia de Alicante, aportando productos de primera necesidad. Por otro lado, el nuevo modelo de tienda eficiente que está implantando supone un ahorro energético del 40% respecto a una tienda convencional, a lo que se suma la puesta en marcha de una estrategia con fecha tope 2025 para reducir un 25%el plástico usado, que sus envases sean de plástico reciclable y reciclar todo el plástico generado. «En cuanto al capital, Mercadona compartió el pasado año con su plantilla más de 400 millones de euros en concepto de primas por objetivos».

Crecimiento económico y Responsabilidad Social Empresarial: objetivos compatibles

Luis Perea, de Terra Natura, también destacó la importancia de alinear la RSE con los grupos de interés de la compañía como son los accionistas, los clientes y la propia organización. «Tenemos que integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en nuestra RSE» para generar un valor adicional desde lo social y ambiental. Y para conseguirlos «hay que trabajar la comunicación e integrar a todos los trabajadores».

Acentuó la importancia que tiene para Terra Natura aspectos como la ética animal, la sostenibilidad ambiental y la comunicación de estos valores a la sociedad. Así, recordó que cuentan con programas de enriquecimiento ambiental y de conservación de especies, tanto in situ (en el país de origen de los animales) como ex situ (en las propias instalaciones de Terra Natura), al tiempo que resaltó que las «20 hectáreas de arboleda que tenemos han evitado la emisión de más de 70.000 toneladas de CO2 al medio ambiente». Con estos datos, Luis Perea defendió la necesidad que hay de medir y tener indicadores de los logros conseguidos (y de los no conseguidos).

Este respeto por el medio ambiente también lo defendió Vanesa Pérez, quien recalcó que GrupoSoledad es una empresa que apuesta por la economía circular «muy comprometida con la sociedad y el medio ambiente aportando soluciones innovadoras y sostenibles en el sector del neumático».

El papel de consumidor

La figura del consumidor también estuvo presente en la jornada y los ponentes coincidieron en que hay ocasiones en las que ser un cliente responsable «es un acto de heroicidad», tal y como señaló Irene Bajo. Además, reconocieron que las entidades no son las únicas que deben hacer el esfuerzo por llegar a la sociedad y generar cambios responsables, defendiendo que la administración pública juega un papel esencial, sobre todo en la escuela.

Los participantes durante el turno de preguntas. PILAR CORTÉS

Compromiso Trabajo decente para luchar contra la desigualdad

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un concepto que va mucho más allá del medio ambiente. De hecho, tal y como manifestaron ayer todos los participantes en la jornada, el compromiso con la calidad y el empleo estable también configuran uno de los ejes principales de una gestión sostenible y luchar contra la desigualdad.

Al respecto, Luis Consuegra. Director Provincial de Relaciones Externas de Mercadona, señaló que los trabajadores de la compañía juegan un papel «fundamental al ser las personas que están contacto directo con el cliente», por lo que afirmó que la compañía trabaja constantemente en mejorar las condiciones laborales. «Tener a empleados motivados e identificados con la empresa redunda positivamente en la compañía», apuntó.

Por ello, explicó que los trabajadores de Mercadona tienen estabilidad gracias a contratos fijos y un sueldo superior a la media del sector, al tiempo que subrayó la existencia de contar con una prima por objetivos y un convenio colectivo que cubre al 100% de la compañía. Además, también destacó el plan de igualdad elaborado con los sindicatos y las iniciativas adoptadas para lograr la mejor conciliación posible con la vida personal como es, por ejemplo, la posibilidad de conseguir un mes adicional de baja por maternidad, la presencia de una escuela infantil e n algunos bloques logísticas o la formación que ofrece a los empleados y la promoción interna.

Luis Perea, por su parte, también puso en valor la estabilidad de los trabajadores de la empresa al contar con un 70% de trabajadores con contrato fijo o fijo discontinuo (una tasa muy elevada en el sector del ocio), quienes cuentan además con convenios de empresa que garantizan los derechos laborales en todo momento. Además, también destacó que están trabajando en la implantación de un plan de igualdad y cuentan con un otro para la contratación de personas con discapacidad. «Sin los trabajadores no es posible implantar una estrategia de responsabilidad social empresarial», apuntó.

En la misma línea se mostró Vanesa Pérez quien destacó la inversión y trabajo realizado en prevención de riesgos laborales y la generación de un entorno seguro para los empleados, quienes cuentan con contratos y un comité de igualdad y conciliación.