Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así se gana

Los jugadores herculanos Miñano y Gallar visitan a los niños enfermos. La entidad blanquiazul quiere repetir esta acción con periodicidad mensual

Así se gana

Así se gana

Recibidos con los acordes del himno del Hércules, José Luis Miñano y Álex Gallar, acompañados por el presidente blanquiazul, Carlos Parodi, visitaron ayer el Aula de Pediatría del Hospital de Alicante para protagonizar un encuentro con los niños ingresados que hizo las delicias de los más pequeños y sus padres. Por un rato pudieron olvidarse de medicamentos y tratamientos. Este es el primer acto de una serie de visitas que el club del Rico Pérez quiere repetir con periodicidad mensual. La próxima será la tradicional de Navidad.

Cámaras y móviles sirvieron para retratar la llegada de los futbolistas. Los padres expresaron un sentido agradecimiento al Hércules por permitir, la pasada semana, que los niños acudieran al entrenamiento de la selección española en Alicante y vivieran una experiencia agradable junto a Del Bosque, Iniesta y compañía. La entidad blanquiazul también repartió entre los más pequeños varias de las invitaciones para el España-Inglaterra que devolvió el Ayuntamiento alicantino.

No son nuevas estás iniciativas solidarias del Hércules, ya que en los últimos años se ha podido ver a miembros de la plantilla blanquiazul visitar las instalaciones de la Asociación Alzheimer de Alicante o las de la Asociación de Paralíticos Cerebrales. Ayer tocó el turno de acercarse a los más pequeños. De este modo, Miñano y Gallar pudieron conocer de cerca a chavales como Álvaro, Daniel o David, quienes se definieron como «futbolistas polivalentes».

Los jóvenes no dudaron a la hora de ejercer de improvisados periodistas. Ya se sabe que cuando preguntan pueden salir por cualquier sitio. Ayer su curiosidad giraba, como no podía ser de otra forma, en torno a la vida de un futbolista profesional, así que cuestionaron a los dos herculanos sobre aspectos como el tiempo diario que dedican al entrenamiento o las tareas que llevan a cabo durante su tiempo libre.

La charla con los jugadores sirvió para que Miñano y Gallar rescataran algunas de las vivencias más destacadas de su carrera. El mediapunta alicantino rescatara su experiencia en el fútbol de Bielorrusia: «Lo que más recuerdo es el frío que pasé. Entrenábamos tapados hasta los ojos». La anécdota que rememoró Gallar es más reciente. El extremo catalán se enfrentó el año pasado contra el Real Madrid en la Copa del Rey y pudo pisar el césped del Santiago Bernabéu. «Nos ganaron 1-4 en la ida y 5-0 en la vuelta, fue una buena paliza», bromeó el blanquiazul con el mismo desparpajo que exhibe en el terreno de juego.

Parodi tampoco se salvó de la curiosidad de los más pequeños. Al presidente le hicieron posiblemente la pregunta más difícil: ¿Ascenderá esta temporada el Hércules? «El objetivo es recuperar la categoría que nunca debimos perder», respondió el dirigente, para añadir a continuación: «Nuestra obligación como club es llegar a todos los niños y hacer que disfruten con los partidos que disputamos».

Tras el aplauso que recibieron las palabras de Parodi llegó el intercambio de regalos. Los niños entregaron una camiseta a la comitiva del Hércules y el club respondió con el obsequió de una bandera blanquiazul. Las fotos y la firma de autógrafos pusieron el broche a una bonita mañana en el Aula de Pediatría que se repetirá durante los próximos meses.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats