Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Por qué el Hércules busca sólo un pivote y un extremo?

Carlos Fernández y Óscar Díaz, con cuatro goles cada uno, acabarán la temporada como referencias ofensivas

¿Por qué el Hércules busca sólo un pivote y un extremo?

Por si alguien tiene todavía alguna duda: no habrá una revolución en la plantilla del Hércules en enero. Pese a que el equipo blanquiazul ha finalizado la primera vuelta dos puntos por debajo de los puestos de promoción (algo que no había sucedido en los tres cursos anteriores), el director deportivo Javier Portillo mantiene la confianza en el grueso del bloque formado el pasado verano y en principio sólo llegarán dos refuerzos: un extremo puro y un mediocentro. El técnico Claudio Barragán tampoco es partidario de realizar demasiados cambios y sólo pide que se acaben las lesiones para poder disponer con más frecuencia de puntales como Juli o Chechu Flores.

El presidente herculano Juan Carlos Ramírez aseguró semanas atrás que, tanto él como Enrique Ortiz, están dispuestos a rascarse el bolsillo y Portillo considera que, puestos a apostar fuerte, es preferible hacerlo por dos jugadores de nivel y jerarquía en las dos posiciones antes citadas.

PORTERÍA

Roles definidos

A diferencia de la temporada pasada, esta vez los roles están bien definidos ya que Ismael Falcón ha disputado todos los partidos de Liga y también el más importante de Copa ante el Elche. El canterano Iván Buigues, que el curso anterior no aprovechó su oportunidad con la lesión de Chema, acabará la temporada en el Hércules porque ni él ni su representante han dicho lo contrario. Portillo no se plantea su salida y mantiene su confianza en él. Claudio, al igual que Siviero, apuesta por la experiencia de Falcón, que cumple su tercera etapa como blanquiazul.

DEFENSA

Connor hará de comodín

Ni Portillo ni Claudio se plantean cambios en la zaga. El equipo sólo cojea en la posición de lateral derecho ya que Juanjo Nieto no tiene ningún suplente específico. Pero esa tarea la desempeñará Connor, que por el momento ha rendido de la misma manera en ambos perfiles. El técnico dispone de tres centrales experimentados y solventes en Segunda B (Samuel, Santamaría y Pol Bueo) y un cuarto con proyección como Adrià Vilanova, quien apenas ha tenido oportunidades. El quinto en discordia, el canterano Pedro Inglés, rescindirá su contrato en los próximos días y probablemente acabe el curso en el Jumilla, del grupo IV de Segunda B. Claudio ya le ha hecho saber a Portillo que confía mucho en Paco Peña. El extremeño, de 39 años, colgará las botas en junio y quiere hacerlo con el ascenso. Todo parece indicar que será titular indiscutible para el entrenador en la segunda vuelta.

MEDIOCENTROS

Falta un líder

El Hércules busca en el mercado un pivote con jerarquía y dotes de organizador, pero no será sencillo ya que estos jugadores están muy cotizados. Portillo públicamente defiende a los cuatro mediocentros que tiene ahora: «Son diferentes, cada uno aporta una cosa y hay una buena mezcla de veteranía y juventud. Muchos equipos de Segunda B los querrían». Pero lo cierto es que la ausencia de un líder por delante de los centrales es evidente. Lo que no está claro es quién se marcharía en el caso de llegar uno nuevo. El que más papeletas tiene es el chileno Nacho Navarrete, ya que es el que menos minutos ha jugado. Checa ha sido titular indiscutible para Claudio desde la llegada del técnico valenciano, aunque también es cierto que no le faltarán ofertas en Segunda B. Portillo no se plantea devolver a Pepelu al Levante y también defiende con vehemencia la continuidad de Miñano, el más ofensivo de todos.

EXTREMOS Y MEDIAPUNTAS

Nieto se marchará

El Hércules busca en el mercado, que se abre el 1 de enero, un extremo puro con velocidad y desequilibrio, un perfil muy parecido al de Miguel Ángel Nieto, pero sin la incertidumbre de las lesiones. El madrileño causará baja en los próximos días porque los problemas físicos le atormentan desde la pasada campaña. Siviero y Portillo apostaron por su continuidad el pasado verano pero una nueva lesión de dos meses y medio ha acabado con la paciencia de los técnicos. Claudio tiene ahora sólo a Moha y Chechu como extremos natos ya que José Gaspar suele actuar por la derecha a pierna cambiada pero su posición natural es la de «10». Algo parecido sucede con Juli, que hace más daño como segundo punta. El polivalente Álvaro Salinas también quiere abrirse hueco. A Claudio le gusta por su potencia e imponente físico. Marcó un gran gol ante el Ontinyent que permitió sumar un punto importante. Tendrá caros los minutos en 2018.

DELANTEROS

Carlos y Óscar Díaz se quedan

Es evidente que al Hércules le vendría de maravilla un delantero rematador, pero todo parece indicar que no vendrá, ya que Portillo no está por la labor de rescindir el contrato de Carlos Fernández ni el de Óscar Díaz, quienes se han repartido los minutos como «9». Ninguno de ellos es un rematador y han acabado la primera vuelta con cuatro goles por cabeza.

Carlos ha tenido más oportunidades, pero le falta confianza y tranquilidad a la hora de definir. Su trabajo está fuera de toda duda y se asocia bien con el resto de atacantes. Físicamente es muy potente y Portillo mantiene su apuesta por él. Por su parte, Óscar Díaz es probablemente el jugador con más talento de la plantilla, ha cumplido como delantero de referencia, pero su mejor versión se havisto como «10». El tercero delantero en discordia es el canterano Alejandro Tarí, de 20 años, que se estrenó como goleador ante el Peralada. Tiene calidad y un gran futuro. Por su parte, Juli también puede actuar por detrás del delantero, donde mejor ha rendido.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats