Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los penaltis disparan al Hércules

Un gol de penalti de Benja en el 88' impulsa a un Hércules que ya es segundo

Los jugadores del Hércules celebran el 0-1, obra de Carlos Martínez

Los jugadores del Hércules celebran el 0-1, obra de Carlos Martínez Álex Domínguez

El Hércules enseña los dientes en este final de curso. Ayer silenció un Castalia engalanado como en las mejores citas, de grada caliente y ardor en el césped para recibir a un rival tras una década de cloacas y desvelos fatales. Los blanquiazules frenaron el ímpetu de un Castellón en vías de mejora después de una costosa adaptación a la Segunda B y tres entrenadores.

Los alicantinos, que durante varios tramos del partido se deslizaron como nunca habían hecho en este curso, sentenciaron un partido con tres penaltis (todos legales) que marcarían la diferencia.

Cuestión de puntería, nada de lotería. El Castellón falló uno y el Hércules acertó los dos suyos.

Los de Planagumà entraron bien al partido, jaleados por el centenar largo de aficionados que le secundaban desde la grada, y controlaron buena parte del primer tiempo. Con Fran Miranda y Diego Benito sujetando al equipo, se desmelenó Íñiguez, un central fino que supera líneas con música clásica. Una de sus arrancadas con balón controlado fue el primer aviso del Hércules, pero el disparo se abrió demasiado.

Entonces ya estaba haciendo daño Carlos Martínez bajando a recibir a la espalda de los mediocentros locales, con esa picardía a la que todavía no le acompaña rédito. El Castellón replicó con un caracoleo eterno de Rubén Díez al que le sobró el último rizo.

No se rindió ahí y en el 24' ejecutó un envío largo a la espalda de Samuel que aprovechó fantásticamente César Díaz. Reacción del central alicantino y penalti sin discusión. Partido cuesta arriba si Falcón no lo remediaba. Pero lo remedió. El portero gaditano rescató la capa de superhéroe desde los once metros que otrora le acompañaba y despejó el lanzamiento raso del lateral zurdo Verdú.

Esa catarata de sentimientos dispares atenazó al Hércules hasta que Juanjo, extraño en su casa, asumió jerarquía desde la derecha. Otra cabalgada de fe de Íñiguez despertaría a los de Planagumà y dejaría en bandeja la primera ocasión para Benja, que remató a córner un balón entre una maraña de piernas.

Poco después, en el 35', el castellonense Juanjo obtendría petróleo. Un buen centro desde la derecha chocaría con una mano intrépida de Gálvez. Segundo penalti del encuentro con diferente final. Asumiría con éxito el desafío Carlos Martínez, pese a que el local Cubillas pateara el punto de penalti antes del lanzamiento.

Con un Hércules volcado y un Castellón ecléctico, el meta Campos se enredó. Soltó el balón de sus manos y lo volvió a coger al no encontrarle destino seguro. Falta indirecta dentro del área con el descanso tocando a la puerta. Benja, que demuestra su nivel en cada intervención, golpeó con el alma, pero la escuadra escupió el disparo.

La reanudación no varió el ritmo con el que se había acabado el primer tiempo; es más, el Hércules dio un paso al frente. Más atrevido que en anteriores entregas, insistió sin suerte en el segundo gol. Tanto que en alguna ocasión se desnudó en exceso. Como en una mala entrega de Adrián (el único borrón en un notable regreso), que César Díaz desaprovechó.

Carlos Martínez, espoleado por su reencuentro con el gol (ya lleva nueve), cabeceó un centro bombeado en exceso de Diego Benito que desbarató Campos de palomita. Sería la última intervención del ariete catalán porque Planagumà decidió relevarle por Alvarado.

La sustitución no varió al Hércules y Benja primero, con un buen tiro centrado, y Roigé después, pudieron sentenciar. Esa falta de puntilla, sin embargo, la pagó cara el Hércules porque a falta de 12 minutos para el final el Castellón igualaría para llenar de júbilo un Castalia tejido a base de sufrimiento. Una falta sacada rápidamente propició un centro medido del lateral Muguruza que cabeceó a la red César Díaz.

Pero el Hércules rugió. Jona, que había suplido a Roigé, peinó un balón desesperado y encontró a un Benja que, hábil y experto, se cruzó en la trayectoria de Satrústegui. Tercer penalti. El propio delantero del Hércules lo envió a la red.

Los blanquiazules duermen segundos, vuelven a ganar fuera de casa dos meses después y enlazan de nuevo dos triunfos consecutivos. Queda trayecto, pero este Hércules necesitaba una victoria de raza para despejar el camino. El próximo sábado llega el Alcoyano al Rico Pérez.

Estreno de una camiseta a medida por la confusión con la equipación del Castellón

El Hércules volvió a jugar de azul 18 años después, precisamente en el mismo escenario de la última vez (abril de 2001), el estadio de Castalia. Quique Sala, estuvo en contacto durante la semana con el árbitro para solucionar la posible confusión de equipaciones con el Castellón. Ninguna de las tres camisetas que diseñó Kelme al Hércules para esta temporada solucionaba el entuerto y se decidió de manera exprés jugar con una completamente azul. El equipo estuvo acompañado por Parodi, Botella y Portillo. El Castellón homenajeó antes del partido a su utillero Eliseo Ramos.

Así celebró el Hércules su victoria en el vestuario del estado de Castalia

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Así te hemos contado el partido en directo
  • Así queda la clasificación en el Grupo III de Segunda B

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats