Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelve el Hércules de cristal

La falta de agresividad y tensión defensiva condenan en Andorra al equipo alicantino, que ha perdido seis de los ocho partidos y sigue sin levantar cabeza

¿Quién dijo reacción? El Hércules no es capaz de dar dos alegrías seguidas y ayer salió revolcado de Andorra, exhibiendo poca tensión defensiva, menos agresividad y una tibieza que solo te puede conducir al fracaso en este grupo III de Segunda B en el que la pierna fuerte y el cuchillo entre los dientes son innegociables.

11

El Hércules cae en Andorra y sigue en los puestos de descenso

Convencido y satisfecho tras el 4-1 firmado ante el Barcelona, Muñoz repitió once, con Alejandro Alfaro en la izquierda, Yeray y Fran Miranda en el doble pivote más Carlos y Benja como referencias ofensivas. Pero el campo de césped artificial Prada de Moles dista mucho de ser el Rico Pérez y al Hércules se le vio incómodo desde el principio. Lo que no entraba en los planes de Jesús Muñoz ni de nadie es que el sorprendente líder golpeara antes de que se cumplieran los primeros cinco minutos. La jugada del 1-0 fue un desastre coral. Nani sirvió un centro precipitado que provocó una contra que dejó retratado (una vez más) a Samuel. El pivote Rai Marchán levantó la cabeza y puso el balón a la espalda del capitán alicantino, quien no pudo alcanzar en velocidad al delantero Ernest. El punta avanzó metros sin oposición, pisó área, recortó ante Samuel, se acomodó el balón a su pierna izquierda y definió con un disparo pegado al palo ante el que nada pudo hacer Falcón.

El Andorra de Gabri, con el ADN Barça a flor de piel, salía jugando desde su propia área y basaba todos sus ataques en la extraordinaria velocidad de sus extremos Moha y Moussa, cuyo desparpajo fue un quebradero de cabeza para Álvaro Pérez y Nani durante toda la primera parte. El 1-0 no espabiló al Hércules y el Andorra tuvo dos ocasiones claras antes de marcar el 2-0. En el 20', Moha fue esquivando rivales hasta plantarse en la frontal del área y definir con un disparo raso que no encontró portería. Y en el 24', Falcón salió a la desesperada de su área y no fue penalizado con gol porque el delantero Ernest no acertó a meter el balón entre los tres palos desde una distancia de 30 metros. El Hércules hacía aguas por casi todos los costados, era incapaz de tener el balón y el segundo bofetón llegó en el 27. Moussa avanzó metros con una facilidad pasmosa desde la derecha y Fran Miranda no llegó ni a agarrarlo. El extremo fue centrando su posición hasta que decidió probar fortuna desde fuera del área. Su disparo alto y potente sorprendió a Falcón, que estaba adelantado y pudo hacer más.

En el Hércules nada salía bien, sobre todo la presión defensiva. El conjunto de Gabri salía siempre airoso desde atrás con una facilidad pasmosa y especialmente llamativa fue la poca agresividad mostrada por Alejandro Alfaro en la banda izquierda, quien después fue el primer cambio. La primera y única aproximación peligrosa de los blanquiazules antes del descanso llegó en el 31' en un contragolpe iniciado por Benja. El «9» de Mataró abrió el balón a la derecha a Jesús Alfaro pero su asistencia al área pequeña no encontró rematador ya que Carlos y Benja esperaban el esférico un poco más atrás.

Aunque el Hércules pedía cambios a gritos, Muñoz no movió el banquillo y dio 10 minutos más de crédito a Alejandro Alfaro antes de sentarlo en el banquillo en beneficio de Borja. La balanza de la posesión se inclinó ligeramente a favor de los alicantinos, que adelantaron líneas y asumieron riesgos. En el 60', Ernest se plantó solo delante de Falcón y pudo marcar el 3-0 pero el que acertó en el 65' fue Benja a pase Jesús Alfaro, con tan mala fortuna que el auxiliar levantó el banderín y anuló la acción por fuera de juego. Esta acción espoleó al Hércules, que rondó de nuevo el 2-1 un minuto después en un buen centro de Nani que cabeceó Carlos Martínez y se marchó cerca de la escuadra.

La balanza se inclinó definitivamente del lado blanquiazul en el 69 cuando Moha vio la segunda amarilla por simular una falta en la frontal del área. Muñoz quitó a Samuel y dio entrada a Jona para morir en el área andorrana en busca de dos o más goles. El primero y único que encontró premio fue Borja Martínez en el 83': El extremo recortó hacia adentro desde la izquierda y definió con un potente derechazo que desvió Gaffour y superó a Ratti. El asedio herculano no tuvo mayor recompensa ya que a Jona le anularon un gol de cabeza por fuera de juego aparentemente claro y Benja desperdició la última oportunidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats