Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benito pide de nuevo la vez

El mediocentro madrileño, que solo ha jugado 14 minutos en las últimas cuatro jornadas, se erige como la solución para dirigir la propuesta ofensiva del Hércules

Diego Benito, durante el encuentro en El Prat.

Diego Benito, durante el encuentro en El Prat. Sara Gordon

Entrenamiento a puerta cerrada, ambiente enrarecido, nervios a flor de piel, semanas sin ver la clasificación. La temporada del Hércules está siendo fea, el deprimente inicio todavía pasa factura. El vestuario trata de que los días pasen rápido, los futbolistas mantienen la respiración con la intención de poder expulsar toda la pena cuando la tabla del grupo III sitúe al Hércules en puestos dignos. Nadie dijo que la reconstrucción iba a ser fácil, tampoco hacía faltar decir que sumar un punto de los últimos seis no iba a ayudar en exceso. Entre tanta duda, tanta tensa espera y tanto imprevisto salta una realidad: el equipo debe proponer más.

En ese propósito de que el Hércules sea más incisivo, precisamente uno de las intenciones que proclamó Jesús Muñoz a su llegada, entra en escena Diego Benito, el mediocentro más creativo de la plantilla, que vive un calvario esta temporada después de ser imprescindible el curso anterior con Planagumà. El futbolista madrileño vuelve a erigirse como solución al atasco que evidenciaron los blanquiazules ante dos miuras como el Lleida y el Castellón, ante los que el Hércules evidenció falta de fútbol y de ambición.

Benito sólo ha disputado 14 minutos en las últimas cuatro jornadas y no ha sido titular en ninguno de los siete encuentros quer ha dirigido Jesús Muñoz. El técnico conquense decidió brindarle los últimos 14 minutos en Castalia después de tres semanas en blanco. El equipo recuperó la pelota y trató, sin éxito, empatar un partido en el que el Hércules ni siquiera disparó entre los tres palos. Ese conato de fútbol elaborado que dieron los blanquiazules, puede que por el paso atrás que dieron los albinegros, ha quedado en la memoria de Muñoz, que busca una maniobra para que el equipo recupere su caché y venza este domingo (18 horas, Rico Pérez) a un Mestalla que llega a Alicante pletórico, tras dos victorias seguidas ante los filiales de Villarreal y Levante.

En su debut en Llagostera el 28 de septiembre, Jesús Muñoz optó por el doble pivote formado por Fran Miranda y Yeray para levantar un proyecto en coma. Y le ha funcionado en parte, sobre todo en los primeros encuentros, en los que se vio a un equipo más compacto y fiable. El Hércules encontró el camino de la victoria e incluso el de la portería a cero, aunque lleva dos jornadas en las que sólo ha sumado un punto. Quizá la talla de los dos rivales era demasiada para un equipo en plena reconstrucción. Sea como fuere, Miranda y Yeray no han dejado hueco alguno para los meritorios Benito, Alvarado y Pedro Torres, los otros tres centrocampistas del equipo.

El colombiano sólo ha jugado 18 minutos con Jesús Muñoz, los últimos de la victoria en Cornellà, donde Alvarado cambió para bien el ritmo de un partido que pronto había encarrilado el Hércules con un gol del hispano-hondureño Jona. Por si fuera poco, Alvarado se marchó el pasado miércoles con su selección para disputar un encuentro en Japón con el combinado sub'23 y no podrá ser de la partida este fin de semana. El centrocampista se reincoporará al trabajo el próximo lunes para preparar la visita herculana al Camilo Cano, la primera en competición oficial.

El canterano Torres, por su parte, que alterna el filial y el primer equipo, sólo ha tenido seis minutos en la «era Muñoz», los que disputó ante el Barça B en el Rico Pérez.

10 «onces» en 12 jornadas

Muñoz escondió ayer sus cartas y el entrenamiento se llevó a cabo a puerta cerrada en el Rico Pérez. Tampoco los jugadores saben cuál será la novedad que incluya el técnico ante el Mestalla, pero sí que variará a algunos futbolistas. Alguno de ellos por obligación como la ya conocida baja de Jesús Alfaro, que ya no pudo jugar en Castalia y estará un mes de baja.

La catarata de lesiones largas (Felipe, Samuel) y el inestable rumbo del equipo ha provocado que el Hércules todavía no tenga una alineación tipo en lo que va de curso y ha empleado 10 alineaciones diferentes en 12 jornadas. Este fin de semana, con la posible inclusión de Diego Benito, quizás en una posición más adelantada del doble pivote, podría darse otra combinación. Por el momento, sólo el portero, los cuatro defensas (tampoco hay más recambios de garantías) y Carlos Martínez son insustituibles para Muñoz. El técnico conquense ha ido alternando a los «nueves» Benja y Jona y ante el Mestalla podría devolver a la titularidad al hispano-hondureño, que fue el primer cambio el fin de semana pasado.

El equipo tiene dos entrenamientos por delante antes de recibir al filial che este domingo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats