Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla pide al club que aparte a Moha Traoré tras pelearse con Benja

El técnico del Hércules Jesús Muñoz suspende el entrenamiento tras el grave altercado y los capitanes exigen al director deportivo Portillo que «corte de raíz» el problema - El extremo de origen maliense ya tuvo roces con Pablo Íñiguez y Rulo semanas atrás

Los tres capitanes del Hércules Pablo Íñiguez, Falcón y Diego Benito, ayer, en su comparecencia para pedir perdón tras la pelea.

Los tres capitanes del Hércules Pablo Íñiguez, Falcón y Diego Benito, ayer, en su comparecencia para pedir perdón tras la pelea. alex domínguez

Al circo del Hércules le crecen los enanos al calor de la peor crisis de su historia, con el equipo en puestos de descenso directo a Tercera División. Ayer compareció el director deportivo Javier Portillo para explicar por qué se aferra al cargo, pero la noticia que dio la vuelta a España saltó una hora antes, cuando los jugadores Moha y Benja acabaron a puñetazos sobre el césped del Rico Pérez, lo que provocó que el técnico Jesús Muñoz suspendiera el entrenamiento al grito de: «Vámonos para adentro que estamos haciendo el ridículo».

Mientras los futbolistas caminaban hacia los vestuarios, el enfado de algunos era mayúsculo y, por ejemplo, Fran Miranda gritó: «Que lo echen a la calle, ya está bien». El mensaje iba claramente dirigido a Moha Traoré, señalado por la plantilla por su carácter agresivo y que semanas atrás ya tuvo roces con compañeros como Pablo Íñiguez y Rulo Prieto. El enfrentamiento de ayer con Benja, un jugador muy querido en el vestuario, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de los capitanes, que se reunieron con el director deportivo Javier Portillo para pedirle que apartara a Moha del grupo ya que la convivencia con él es insostenible. El técnico de Aranjuez no se mostró muy partidario de esta medida y se limitó a asegurar que ambos jugadores recibirán una multa: «Sobran las palabras, la imagen ha sido penosa y demuestra los nervios y la frustración que hay. Moha ha asumido su culpa y lo que tienen que hacer ellos y todos los demás es mostrar su rabia contra el Olot, no entre ellos, no estamos para estas niñerías».

Tras reunirse con Portillo, los tres capitanes, Falcón, Diego Benito y Pablo Íñiguez, comparecieron ante los periodistas para pedir perdón por «la penosa imagen ofrecida» al tiempo que pidieron dureza al club en la toma de decisiones. El más taxativo fue el valenciano Íñiguez. «El que no quiera estar, que no esté, ya basta. Los que queremos sacar esto adelante estamos unidos y nos vamos a unir aún más, pero los que no... que se vayan. Creíamos que habíamos tocado fondo en La Nucía, pero no, hemos tocado fondo hoy. Yo me voy muy jodido a casa por no haber podido entrenar, veníamos con la mente limpia para preparar el partido contra el Olot y no hemos podido hacerlo», señaló Íñiguez, muy tenso y dolido por lo sucedido.

Por su parte, el organizador Diego Benito hizo propósito de enmienda: «Esto no puede suceder en ningún grupo, no vamos a tolerar que vuelva a pasar, no mancharemos más el escudo del Hércules y esto hay que cortarlo de raíz». Por último, el portero Ismael Falcón lamentó lo sucedido y puso el foco en el partido del domingo (18.00 horas) ante el Olot en el Rico Pérez: «Solo queda hablar en el campo con hechos, ya ha pasado la hora de las palabras. Ahora deben aparecer los hombres. Yo personalmente me comprometo a que esto no vuelva a suceder. Es el momento de juntarnos más que nunca y sacar al Hércules de ahí abajo», concluyó el capitán Falcón.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats