Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La esperanza del Hércules son tres adolescentes

Nani, Teo Quintero y Abde son los brotes verdes de un equipo atrapado por los puestos de descenso, donde ha pasado 11 de las 15 jornadas de Liga

Abde.

Abde.

Entre tanta sacudida, el oleaje ha dejado tres botes salvavidas a los que aferrarse. El Hércules, que convive con la angustia desde la primera jornada de Liga, ha vivido una semana de calma tensa, agarrado a los ligeros brotes verdes que se vieron hace siete días ante el Olot e indultado por una afición que ha apostado por no hacer más leña del árbol caído.

La esperanza de la grada en esta reconstrucción exprés (a partir de Navidad, Dios dirá) gira ahora en torno a tres chavales: Nani, Teo Quintero y Abde. Los tres promedian 19 años y tuvieron una actuación destacada el pasado fin de semana en el empate a cero ante el Olot en el Rico Pérez.

Con toda la plantilla engullida por el suspenso generalizado, Teo y Abde debutaron hace siete días dejando un halo de frescura, hambre y osadía en medio de un escenario donde impera desde hace más de lo debido un miedo escénico inexplicable. El central hispano-venezolano jugó los 90 minutos y ayudó a que el Hércules volviera a dejar la portería a cero tras un mes sin conseguirlo. Por su parte, el extremo marroquí Abde disputó los 11 últimos minutos del encuentro y mostró que es habilidoso, descarado y que busca el gol. Le dio tiempo a disparar a puerta dos veces, cosa que no había hecho en todo el partido Moha Traoré, el futbolista al que suplió. Nani, como de costumbre, no bajó del bien en un partido en el que los blanquiazules fueron de menos a más.

Para el partido de mañana, el técnico del Hércules, Jesús Muñoz, recupera a Álvaro Pérez, expulsado a los ocho minutos de juego en La Nucía y que causó baja el último domingo ante el Olot. Muñoz sopesa repetir once, con Olmedo de lateral derecho y Quintero y Pablo Íñiguez de centrales. En caso de recuperar para la titularidad a Álvaro habría dos opciones; que ocupase el carril diestro o que sentase de nuevo a Quintero, algo improbable dada la buena imagen del joven debutante.

Nani (21 años) debutó la pasada temporada en el Hércules y se ha adueñado indiscutiblemente del lateral izquierdo desde entonces. Llegó de Tercera División pero ha hecho que el club no eche de menos a Paco Peña, dueño del «3» blanquiazul durante nueve temporadas. Su buen hacer ya ha despertado el interés de varios grandes del fútbol español para incorporarlo a sus filiales, pero de momento el Hércules lo tiene atado. El club alicantino asume que si sigue enrocado en Segunda División B no tardará en ponerle precio.

Teo Quintero, por su parte, llegó este verano en el último suspiro del mercado de fichajes como una apuesta personal de Javier Portillo pese a que el técnico Planagumà no había pedido ningún central. El tiempo le dio la razón al director deportivo tras la desgraciada lesión del capitán Samuel Llorca, pero Jesús Muñoz no le dio a Quintero la alternativa hasta la pasada semana. El técnico blanquiazul prefirió emplear incluso a Fran Miranda como improvisado central pero los resultados no fueron los esperados. Mañana podría ser su confimación como titular en el once blanquiazul, pese a que el Hércules vuelve a jugar con una defensa con tres futbolistas zurdos. No hubo mayores complicaciones la pasada semana. Sólo Íñiguez, que hizo de central diestro, actuó fuera de su sitio.

El marroquí Abde, por su parte, aún en edad juvenil, fue la sorpresa de la convocatoria hace tres semanas en la visita del Mestalla a Alicante. Repitió citación para La Nucía y el pasado domingo debutó ante el Olot, todavía con 17 años. Captado de Elche por el técnico del filial del Hércules, Antonio Moreno, se trata de un extremo pillo y sobre el que el club tiene depositada mucha confianza.

Miguel, el último con 16 años

Abde, nacido en diciembre de 2001, es el segundo jugador que debuta con el Hércules antes de cumplir la mayoría de edad en esta etapa en Segunda B. El primero fue Pedro Inglés, que se estrenó con el primer equipo blanquiazul con 17 años y 301 días en noviembre de 2014 con Pacheta.

En el siglo XXI fueron muchos los canteranos menores de 18 años que debutaron con el Hércules: Iván Buigues (el único portero), Borja Martínez, Córcoles o Kiko Femenía fueron varios de ellos. Sin embargo, el último futbolista que jugó con 16 años con el Hércules sigue siendo Miguel de las Cuevas, que debutó en mayo de 2002, también en Segunda División B.

Nani, Quintero, Abde o Víctor Olmedo son varios ejemplos de los jugadores que empujan desde atrás en tiempos de crisis, pero la salvación del Hércules requiere también del oficio de los más veteranos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats