Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Duelo sin red para cerrar 2019

El Hércules despide el año en Tarragona (17.00 horas, Footters) ante el rival directo Nàstic, otro equipo hecho a golpe de talonario y que ocupa la plaza de promoción de permanencia con cuatro puntos más

El tinerfeño Yeray realiza un pase ante el Badalona ante la mirada de su compañero Álvaro Pérez.

El tinerfeño Yeray realiza un pase ante el Badalona ante la mirada de su compañero Álvaro Pérez. jose navarro

El Hércules dice adiós hoy (17.00 horas, Footters) a 2019, un año en el que ha vivido en una montaña rusa de emociones y ahora es turno de las más amargas. Inmerso en la peor crisis deportiva de su centenaria historia, el equipo blanquiazul visita al Nàstic de Tarragona en un partido sin red y que puede dejar a los alicantinos con un pie en el abismo, ya que el cuadro catalán tiene cuatro puntos más y ocupa la plaza de promoción de permanencia.

El Hércules se enfrenta hoy a su espejo. Ambas plantillas están hechas a golpe de talonario y en el Nàstic hay rostros tan reconocibles como el mediocentro Javi Márquez o el delantero Jonathan Pereira, ambos con experiencia en Primera. Y otros como el lateral izquierdo Bonilla, pretendido por el Hércules, o el delantero Pedro Martín, que la pasada temporada brilló con el Lleida al anotar 16 goles. El Nàstic está decepcionando, bordea los puestos de descenso y para salir de ahí abajo se enconmendó a Toni Seligrat, técnico curtido en mil batallas en Segunda B y cuyos equipos destacan por su agresividad.

En Tarragona hay crisis, pero nada que ver con la «guerra civil» que se instaló en el Hércules nada más acabar el partido de la gran final ante la Ponferradina. El técnico Lluís Planagumà renovó por la confianza de los dueños Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez, lo que aprovechó un despechado Javier Portillo para despedirlo en la jornada 4. La elección de Jesús Muñoz, que se estrenaba como primer entrenador, resultó ser otra pifia, lo que aprovechó Ramírez para recuperar todo el poder, obligar a Portillo a dar un paso al lado y recuperar a Mir como técnico. Pero con el preparador valenciano tampoco llegó la reacción. El Hércules cayó ante el Badalona (1-2) en un choque que encendió todas las alarmas y también en la Copa ante el Recre (0-1). Este equipo se ha convertido en una máquina de perder y el club realizará una revolución en el mercado de enero para dar un giro de 180 grados a esta dinámica que lleva directamente a la Tercera División, donde el Hércules no ha militado.

A perro flaco todo son pulgas y el equipo alicantino visita hoy al Nàstic repleto de bajas, lo que obligó a Mir a convocar a los canteranos Pedro Torres, Nico y Abde. El central Pablo Íñiguez, el único de la plantilla que había disputado todos los minutos, se quedó en Alicante por acumulación de amarillas, mientras que por lesión no están disponibles el central Samuel, el extremo Jesús Alfaro y los delanteros Benja y Jona.

Moha Traoré podría repetir como «9» de referencia y Mir dará continuidad al trivote que mejoró algo el juego en la Copa. Fran Miranda, Diego Benito y Yeray tratarán de dar empaque al Hércules en un partido de pierna fuerte en el que el Nàstic saldrá con el cuchillo entre los dientes como hacen todos los equipos de Seligrat. Que acabe ya 2019 y vengan los fichajes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats