Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramírez pide apoyo a las peñas

El accionista del Hércules se reúne con los presidentes de las agrupaciones activas del club para buscar fórmulas que potencien el favor de la grada - Carga contra la prensa, defiende la labor del preparador físico y reniega de Carlos y Miranda

Juan Carlos Ramírez y Paquito salen de las oficinas del Hércules para acudir a la sala de prensa del estadio a reunirse con los presidentes de las peñas activas, anoche.

A puerta cerrada, en la sala de prensa del Rico Pérez y dispuesto a estrechar lazos. Juan Carlos Ramírez propuso el lunes por la noche la convocatoria de un encuentro con los presidente de las peñas activas del Hércules para tratar de limar asperezas. Accedió con su mandato a la solicitud formal de una parte de la afición que deseaba que algún integrante de la cúpula directiva explicara de primera mano el plan de acción de una entidad incapaz de librarse de las convulsiones crónicas.

El accionista blanquiazul estuvo conversando con los representantes de las agrupaciones alrededor de una hora y media. Respondió preguntas, dio su parecer sobre muchos temas y estuvo acompañado en la tarea por Francisco Escudero (miembro de la comisión deportiva), Quique Sala (delegado) y Tomás Moya (director de comunicación). Todos tomaron la palabra en algún momento, aunque el peso de la conversación lo llevó el socio de Enrique Ortiz.

El encuentro se dividió en dos bloques, uno social, más fluido, y otro de actualidad informativa relativa a todo lo acaecido desde la irrupción del empresario en el día a día de la entidad tras el «sacrificio» de Javier Portillo, apartado de la primera línea de manera súbita. En ese primer tramo, el dueño se comprometió a buscar fórmulas de financiación para favorecer los desplazamientos de los aficionados cuando el Hércules juegue a domicilio. Se puso el foco en el derbi frente al Orihuela de la semana próxima por entender que la cercanía favorece este tipo de acciones. También se abordó la manera de bonificar a los abonados para recompensarles por todo lo sufrido esta temporada. Regalo de invitaciones, descuentos, facilidades futuras en la adquisición de pases de temporada... son algunas de fórmulas que se abordaron.

Sin embargo, el nudo de cónclave se tensó cuando llegó el momento de justificar acciones. En ese punto, el propietario acusó a la prensa de buena parte de los males del Hércules. Cargó contra los periodistas por, según él, querer imponer entrenadores, delegados y jugadores. Defendió que los medios aprovechan su posición para hacer sangre de todo lo que ocurre y perjudicar la imagen del Hércules.

Ramírez aprovechó los requerimientos de los peñistas presentes para evidenciar el mal comportamiento que, a su juicio, han tenido con el equipo tanto Fran Miranda como Carlos Martínez, a quienes volvió a acusar de no querer vestir la camiseta blanquiazul y de forzar su marcha, circunstancia que, al menos el mediocentro, negó en una entrevista concedida a este periódico la semana pasada. El hecho de que el delantero disputase los 90 minutos en su debut con el Andorra tras alegar molestias en la rodilla en Alicante solo unos días antes fue el argumento al que apeló el accionista para reforzar su crítica al todavía pichichi herculano,

En otra tanda, en la que se abordó la posible falta de intensidad que exhiben los jugadores en las segundas partes, Ramírez y sus colaboradores defendieron la labor de Portu. El preparador físico, que estuvo cuestionado en el tramo final de gobierno de Portillo, goza del pleno respaldo de, como mínimo, uno de los dueños, que considera que el bloqueo en los partidos no tiene que ver con la condición física de los futbolistas, sino con el factor psicológico, con el efecto de las derrotas en la mentalidad de buena parte del equipo, con el miedo a fracasar.

Acudieron a la cita los máximos representantes de Herculanos sin fronteras, Peña Sergio Fernández, Asociación de Herculanos, El Altet, Guerreras Herculanas, El penalti, Hijos de Zeus, Sentimiento Blanquiazul, El Chepa y Curva Sur. Cuando los miembros de esta última peña le afearon su gestión, Ramírez golpeó con los dos puños la mesa, pero ahí quedó todo su enfado. El presidente de Negre Lloma también estaba invitado, aunque no pudo estar presente debido a la premura de la convocatoria.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats