Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Del Pozo se inclina por el «no»

La negociación entre el Hércules y el director deportivo entra en vía muerta por sus dudas sobre el proyecto y la independencia que le puede prometer el club

Carmelo del Pozo, en su etapa en el Deportivo.

Carmelo del Pozo, en su etapa en el Deportivo. la opinión

El culebrón se enquista y comienza a coger mal color, tanto que ahora mismo la decisión de Carmelo Del Pozo es la de rechazar el cargo de director deportivo del Hércules, cargo que pudo haber firmado el jueves de la pasada semana y cuyo contrato tiene en el buzón de su correo electrónicon desde entonces. Multitud de dudas y sospechas sobre la independencia en su trabajo le han llevado a dejar en segundo plano su retorno a Alicante. Todo ello supeditado a la montaña rusa en la que vive inmerso el Hércules, un club bicéfalo en el que tomar una decisión es todo un «ochomil». La última intentona por reconducir las posturas la buscará durante este fin de semana el presidente Quique Hernández.

Las negociaciones por traer de vuelta a Del Pozo las inició el Hércules hace tres meses y la pasada semana Carmelo viajó a Alicante con la idea de rechazar la propuesta, aunque por deferencia con el club quiso reunirse con sus máximos accionistas. La cita con Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez superó las cinco horas, no hubo firma pero el director deportivo recondujo en cierta parte su postura y no cerró la puerta a un posible regreso.

De hecho, contactó con Ángel Becerra y Alejandro Varela, dos de sus colaboradores habituales con los que trabajó codo con codo en el Deportivo, para que le acompañaran en la aventura alicantina. Ambos dieron el «sí» por respuesta pero ahora la situación se ha enrocado. Durante estos días Carmelo y el Hércules han seguido debatiendo la letra pequeña del contrato, con intercambio de documentos vía e-mail, pero la nota discordante es la de siempre, los plenos poderes en el trabajo diario. Del Pozo recela de un club que poco ha cambiado desde que él se marchara junto a Sergio Fernández en 2012 y entiende que habrá siempre una serie de opiniones por encima de él.

En el Hércules todavía no dan por perdido a Carmelo y Quique Hernández, que no está en primera fila de la negociación por voluntad propia, tratará de convencer a un director deportivo que, desde la última reunión, permanece en A Coruña, donde fue despedido del Deportivo a mediados del pasado mes de enero.

Con todo, el Hércules no termina de salir de un año histriónico y el club ya busca alternativas tras el más que probable «no» de Del Pozo. El club alicantino barajó, por si fallaba Carmelo, la incoporación del gallego Emilio Viqueira, que la pasada temporada estuvo en la dirección deportiva del Lugo. Como futbolista fue futbolista de Deportivo, Xerez o Recreativo, donde coincidió con Quique Hernández. Sin embargo, al tiempo que el club alicantino recibía la callada por respuesta de Del Pozo, también descartaba la incoporación para tal menester de Viqueira. Otra carta menos.

Sea como fuere, este fin de semana se presume capital: o Quique Hernández resuelve el entuerto irreconducible con Carmelo o el Hércules habrá perdido tres meses. Del Pozo promete dar la respuesta definitiva el próximo lunes. Prórroga infinita. En caso negativo, el club deberá comenzar a trabajar en otros frentes para dotar, como dice, de una estructura deportiva profesional para que no se repita el peor curso deportivo de su historia.

Reunión de cinco horas con Ortiz y Ramírez y descarte de Viqueira

Después de tres meses de negociación, Carmelo del Pozo se desplazó la pasada semana a Alicante para reunirse con Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez, máximos propietarios del Hércules. La cita se extendió y sobrepasó las cinco horas, pero el director deportivo se marchó de la capital de la Costa Blanca sin haber firmado contrato alguno. Esta semana se han intercambiado documentación a través de internet, pero la negociación parece que se ha diluido por las dudas que tiene Del Pozo sobre la injerencia de los accionistas en el día a día del organigrama. Además, el Hércules también ha descartado a Emilio Viqueira, otro de los nombres que tenía en la agenda para la dirección deportiva.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats