Cuenta atrás para el inicio de la competición después de casi ocho meses. El Hércules afina la preparación de cara el encuentro en El Collao de la próxima semana. Con la plantilla cerrada, el conjunto de Cubillo tiene todos los sentidos en el Alcoyano aunque antes hará la último prueba en un amistoso ante el Lorca este domingo en Almansa (17.00). Será la última piedra de toque para afrontar el debut de la competición con buenas sensaciones después de tres derrotas en los últimos cuatro partidos. Son meramente pruebas pero inquieta el hecho de haber perdido la chispa inicial en el último tramo de la preparación.

Cubillo ha puesto el énfasis en la defensa para tratar de ir puliendo los errores. Ocho goles encajados en nueve partidos son muchos teniendo en cuenta que se ha jugado ante dos equipos de Tercera División (Eldense y Águilas). De la sensación de seguridad que dieron los cuatro primeros partidos en los que el conjunto blanquiazul no encajó ningún gol se ha pasado a una situación de endeblez defensiva que preocupa en estos momentos al técnico del Hércules. Es la gran asignatura por mejorar de aquí al inicio de la competición.

Del balance de pretemporada, Cubillo extrajo «sensaciones positivas». «Seguimos generando más ocasiones que los rivales. Tenemos muchas opciones de gol. En estos partidos no buscamos otra cosa que dar minutos a los jugadores y ver los nuevos fichajes», señaló el técnico tras el partido ante el Águilas.

En cuanto a los aspectos negativos, Cubillo destacó que «seguimos en una dinámica en la que nos generan muy pocas ocasiones y encajamos gol. Debemos analizarlo porque defensivamente debemos ser más contundentes porque encajando todos los días tenemos que hacer un sobreesfuerzo siempre para darle la vuelta al marcador». El entrenador madrileño tiene claro que es una asignatura por mejorar. «Reaccionamos bien siempre con el gol en contra, pero no debemos ponernos los marcadores en contra siempre porque al final es muy complicado», asegura Cubillo, que no concede mucha importancia a los resultados de pretemporada. «Son partidos de entrenamiento en los que no hay puntos en juego pero queremos ganarlos. No estamos siendo capaces de ganar porque debemos ser más sólidos. En ataque sí que se ven más cosas, pero a nivel defensivo hay que ser más sólido para que estas pocas ocasiones que nos están creando no nos penalicen tanto», señala el preparador.

«Empezamos muy bien, sin encajar goles, consiguiendo victorias, y ahora estamos en ese momento en el que no ganamos, pero también estamos incorporando mucha gente y eso se nota. Aún queda tiempo para armar todo y llegar con opciones el día 18 a El Collao que es lo que realmente importa», zanjó Cubillo, consciente de que la solidez defensiva debe ser una de las características del equipo en una temporada sin margen de fallo con muchos menos partidos que otras temporadas.

Una pretemporada eterna

El Hércules está realizando una de las mayores pretemporadas de su historia. Dos meses de preparación con objeto de llegar al cien por cien al partido ante el Alcoyano. La única lesión importante ha sido la de Benja, que debe pasar por el quirófano para operarse del hombro y se perderá el inico del campeonato. El resto de jugadores llegarán al debut, ya que Raúl está muy recuperado e Iñíguez ha solventado sus problemas tras pasar por el quirófano.

La apuesta del Hércules es de las más potentes de la categoría porque ha firmado a cinco jugadores de Segunda División (Pedro Sánchez, Acuña, Erice, MoyitaBuenacasa); alguno de ellos que venían con contratos muy suculentos que han debido de rebajarse para poder firmar por el Hércules. Además, el Hércules también ha tenido que desembolsar bastante dinero en las rescisiones de jugadores como Jona Mejía, Sergio Jiménez y Yeray. La plantilla blanquiazul que ha configurado Del Pozo da para soñar.