Fin al confinamiento. Diez días después del primer positivo, los jugadores y técnicos del Hércules ya pueden salir de sus casas y recobrar su vida normal. Este jueves está previsto volver a los entrenamientos, pero antes deben dar negativo en los test PCR a los que se han sometido por cuenta propia. Una vez obtenidos los resultados de estas pruebas, los jugadores que tengan un resultado negativo comenzarán, de manera progresiva, a realizar trabajos individuales o en pequeños grupos.

Durante la mañana del miércoles, la Federación Española de Fútbol comunicó su decisión de aplazar el encuentro entre el Deportivo Alcoyano y el Hércules como consecuencia del periodo de cuarentena del equipo alicantino y añadió que determinará una nueva fecha «tan pronto pueda disputarse el partido».

El Hércules solicitó la pasada semana que el partido, correspondiente a la primera jornada, fuera aplazado al estar su plantilla en cuarentena tras dos casos positivos de coronavirus. El club alicantino tenía claro que, con apenas un entrenamiento después del confinamiento, no estaba en condiciones de poder competir en El Collao este domingo, por lo que pidió el aplazamiento del partido.

«Es la mejor solución por la salud de todos nuestros jugadores. Somos conscientes de cómo está sucediendo todo por el covid y entendemos que la Federación iba a ser objetiva con todo lo que ha pasado y que seguramente pasará en más equipos a lo largo de la temporada», señaló Carmelo del Pozo, director deportivo del Hércules. «Queremos jugar cuando tengamos la máxima seguridad de que los jugadores no se van a lesionar. Pedimos el aplazamiento porque vimos que existía un riesgo grande de lesión. La Federación, en una decisión inteligente, dejó ventanas abiertas cada mes y medio para poder jugar partidos pendientes. El 15 noviembre es una fecha buena, no altera la dinámica de competición. Si el Alcoyano propone otra fecha mejor la analizaríamos también», afirma el director deportivo del Hércules. «No es agradable tener que aplazar pero es la nueva normalidad que estamos viviendo en estos momentos. Hay que adaptarse y ser coherente porque le puede pasar a cualquier equip0», añade Del Pozo.

El director deportivo lamenta las consecuencias del confinamiento. «Se inició muy pronto la pretemporada y con mucha antelación después de estar tanto tiempo parados y se ha producido un frenazo en seco. No es que pares unos dos días, es que estás encerrado en casa sin hacer absolutamente nada. Paramos radicalmente diez días. Cualquiera que haya hecho deporte sabrá lo que supone parar tanto tiempo y quedarte encerrado. La preocupación que tenemos ahora es volver a arrancar esos motores y con cuidado porque precipitarlo puede hacer que nos expongamos a unas lesiones importantes» explicó Del Pozo.

Con el aplazamiento del choque ante el Alcoyano, el primer partido de la temporada para el Hércules será el 25 de octubre en el Rico Pérez ante el Atzeneta. Para ese encuentro, el club está luchando para que puedan asistir más de 1.000 personas. «Estamos trabajando para tener la mayor cantidad de gente nuestra posible. En la Comunidad Valenciana se está haciendo un buen trabajo, los niveles de contagio están por debajo de otras comunidades. Hay ejemplos de sitios con niveles iguales o peores que está accediendo la mitad del aforo. Tienen que entender que los clubes que estamos en una categoría semiprofesional dependemos de la gente para sobrevivir», señala Carmelo Del Pozo.

La entidad presenta el viernes las nuevas camisetas oficiales

Por fin, el Hércules presenta la camisetas oficiales que lucirán los jugadores durante este curso. Ésta será la primera temporada que Kappa vista al Hércules tras tres años con Kelme. La firma italiana será la encargada de diseñar la camiseta del centenario de la entidad alicantina. Tras toda la pretemporada jugando con camisetas amarillas, el club blanquiazul ha preparado la presentación de las equipaciones de la temporada 2020/2021 con presencia de miembros del primer equipo. La tienda oficial del Hércules abrirá sus puertas a las 13 horas.

Los abonados del Hércules escogieron por votación que el equipo alicantino luzca la próxima temporada una camiseta con un diseño innovador en el que la raya azul principal del centro va degradándose de arriba abajo hasta la cintura.

 El club alicantino, de acuerdo con la firma deportiva italiana Kappa, que debuta como suministrador de material deportivo del club, propusieron a los aficionados que votaran la camiseta del próximo curso entre dos modelos, uno de corte más clásico y otro más vanguardista.

La elección de la camiseta fue una de las medidas de la nueva filosofía que el club quiere implementar para potenciar el papel del aficionado en la entidad y de acercar el equipo a sus abonados.

El equipo estrenará las camisetas en el encuentro de la segunda jornada en el Rico Pérez ante el Atzeneta.