Empate justo... en todos los sentidos. Alcoyano y Hércules completan un derbi gris sin apenas fútbol ofensivo, a tirones, sin goles, a base de balones largos y carreras desesperadas, con exceso de pelotas divididas, colgadas, y muy poca elaboración en el centro del campo. El Deportivo ha disfrutado de más posesión (nueve saques de esquina ha lanzado y solo dos su rival), pero los hombres de Cubillo han dispuesto de las mejores ocasiones o, al menos, de las más claras, sobre todo en la primera mitad, tras dos buenos movimientos de Garrido dentro del área que el delantero, de nuevo titular en detrimento de Buenacasa, no ha acertado a enviar a la red.

El bagaje ofensivo del equipo de la capital lo ha completado David Sánchez en la segunda parte culminando una buena contra ideada por Borja con un zurdazo muy distinto al que dio la victoria a su equipo la semana pasada. El peso ofensivo del Alcoyano lo ha sustentado Juli, autor de los centros y las jugadas más incisivas del Deportivo mientras le han acompañado las fuerzas, o sea, 45 minutos.

El undécimo derbi entre ambos conjuntos desde el regreso del Hércules a la Segunda B tampoco ha servido para que los capitalinos acaben con su incapacidad para sumar de tres en tres en este duelo de rivalidad, algo que se repite desde 2012. Cubillo, excesivamente conservador otra vez, se convierte en el sexto entrenador que yerra con su propuesta táctica en El Collao, cuyo césped ha presentado un aspecto tremendamente irregular.

Las entradas de Mourad y Rubio en la segunda parte le sirvieron al bloque de Parras para generar una acción de tibio peligro tras la reanudación. La escasez de proyección de los laterales y la invisibilidad de Moyita han abundado en el tedio de un partido monótono que ha tenido en la contención su principal baza, incluso después de que ambos se quedaran con un hombre menos sobre el campo tras las expulsiones de Mourad (por derribar a Borja en el 75) y de Appin, por una doble amarilla el minuto 80. Ninguno ha sabido aprovechar los espacios y el tramo final ha resultado igual de soporífero que el resto de la contienda. El empate mantiene al Hércules segundo, con 8 puntos, uno menos que el Ibiza, líder, que este miércoles visita al Alcoyano (17 horas), que acumula su segundo partido sin goles y es octavo con dos puntos. El domingo, el Orihuela visitará el Rico Pérez al mediodía.