Sin tiempo para lamerse las heridas por el insuficiente empate en Orihuela (1-1), el Hércules se centra ya de lleno en la primera de las cuatro «finales» que tiene por delante para acabar entre los tres primeros y que el próximo domingo (12.00) le enfrenta en el Rico Pérez al incontestable líder del grupo, el Ibiza de Juan Carlos Carcedo. El conjunto balear, ya clasificado matemáticamente para la segunda fase, no se relaja y anuncia que viajará a Alicante para intentar seguir sumando puntos de cara a la próxima liguilla con los tres primeros del grupo catalán, según adelantaron Carcedo y varios jugadores tras la victoria del domingo ante el Valencia-Mestalla (3-0) que les dio el pase a la siguiente ronda. Por su parte, el extremo alicantino del Hércules Borja Martínez, que el curso pasado jugó cedido en el equipo balear, reconoció ayer que no tienen margen de error y que este encuentro es un «match-ball» en la lucha por la zona noble de la tabla que da acceso a la Liga Pro y puede que también a la lucha por el ascenso al fútbol profesional.

«En realidad no hemos conseguido nada. No podemos dar por cerrado el año con sólo 14 partidos disputados, sería un registro pobre para nosotros», destacó David Goldar, central del Ibiza que jugó de lateral derecho el pasado domingo ante el Valencia-Mestalla por la baja de Fran Grima. Ha sumado ya cuatro goles esta temporada, el doble, por ejemplo que los delanteros del Hércules Buenacasa y Manu Garrido. «Ya que tenemos esa ventaja, es una motivación extra para seguir en cabeza, seguir apretando y mejorando», añadió.

Primera «final» ante el líder Ibiza, ya clasificado, que busca más renta

Por su parte, el técnico del conjunto balear destacó la dificultad que supone sacar los partidos adelante en esta categoría tan igualada y se felicitó por romper la racha de dos jornadas sin ganar. «A todo el mundo le cuesta ganar: en el grupo catalán y en el nuestro esta jornada al Hércules y al Alcoyano. Tenemos que pelear cada partido y ya veremos dónde estamos al final de esta fase», resaltó Carcedo en vísperas de la visita al Hércules. «No pensamos más allá de cada partido, aunque evidentemente intentamos mantener la primera plaza. A partir de ahí también miramos hacia la siguiente fase para llegar lo mejor posible con el mayor número de puntos», agregó.

En la misma idea abundó el portero Germán Parreño, el menos goleado de la categoría, con tres tantos encajados en 14 partidos. «No esperábamos vernos tan cerca del objetivo a estas alturas, pero lo importante, y lo que hemos conseguido, es afrontar cada semana pensando en lograr tres puntos porque sabemos que con este formato de competición tiene mucho valor sacar el mayor número posible de puntos para afrontar la siguiente fase», destacó tras la victoria ante el Mestalla. «Además de pensar en esta liguilla, pensamos en la siguiente y en conseguir el máximo de puntos que podamos», recalcó.

Mientras, el Hércules tiene hoy jornada de descanso y mañana preparará la visita del líder, para la que no podrá contar con los sancionados Moisés y Jon Erice, ni con los lesionados Moyita y Acuña. «Es un equipo muy sólido que está demostrando por qué está arriba. No concede nada atrás y en ataque tiene mucho acierto», señaló Borja, quien agregó que pese a la entidad del rival, el Hércules irá «a por el partido y a atacar sus puntos débiles».