El entrenador del Hércules Manolo Díaz aseguró ayer que su plan de partido para el decisivo choque de esta tarde (17.00, INFORMACIÓN TV) en Villarreal ante el filial amarillo es el mismo que el de la última victoria ante el líder Ibiza (1-0): «salir a ganar desde el minuto 1». El discurso ganador del preparador madrileño ha calado en el vestuario y sus jugadores lo repiten durante toda la semana en esta hora crucial para el herculanismo. «Pensamos sólo en ganar porque sería un paso muy importante para el futuro de la institución estar en la nueva Liga Pro», recalcó Díaz, que destacó que «la presión» de este tipo de partidos es «buena porque juegas para estar arriba», en contraposición a «la losa» que supusieron partidos de la temporada pasada, en la que el Hércules jugaba para evitar el descenso a Tercera.

«No contemplamos la hipótesis del empate, aunque siempre puede darse esa posibilidad como mal menor si no hacemos lo que tenemos que hacer para ganar», destacó el preparador madrileño, que hoy vive su tercer partido oficial en el banquillo blanquiazul tras su estreno con empate en Orihuela (1-1) y el triunfo sobre el conjunto balear (1-0).

Manolo Díaz admitió que está «más preocupado» por que su equipo asimile su idea de juego, «aunque confío mucho en ellos», que por la calidad del filial amarillo, «que cuenta con un entrenador [Miguel Álvarez], que es un gran conocedor de la categoría».

Por su parte, el técnico del Villarreal B destacó que el duelo de esta tarde «es un partido sensacional para seguir creciendo» y definió al Hércules como «un equipo muy fuerte de la categoría con una plantilla sensacional».