30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Díaz: «El Hércules no baja los brazos y no pienso en otra cosa que no sea ganar al Badalona»

El entrenador admite que su equipo «entrena mejor que compite» y confía en superar «la reválida» de mañana (18.00) en casa para intentar reengancharse a la lucha por la Liga Pro

El entrenador del Hércules Manolo Díaz, este jueves en la sala de prensa del Rico Pérez.

El entrenador del Hércules Manolo Díaz, este jueves en la sala de prensa del Rico Pérez.

La esperanza es lo último que se pierde. El entrenador del Hércules Manolo Díaz destacó ayer que su equipo «no baja los brazos», pese a la pésima racha de resultados que arrastra con cuatro derrotas consecutivas, y confía en aprobar «la reválida» que tienen mañana (18.00) en el Rico Pérez ante el Badalona para sumar los tres puntos y reengancharse a la lucha por la nueva Liga Pro.

Tras el enésimo tropiezo del pasado domingo en Lleida (1-0), el conjunto blanquiazul ocupa la quinta plaza del grupo D con 24 puntos, a siete de su rival catalán de mañana, que tiene dos partidos más y es segundo en la tabla, posición que da acceso a la Primera División RFEF, junto al líder Cornellà (32 puntos).

Pese a la dinámica negativa del Hércules y la brecha de puntos que le separan de las dos primeras plazas, Manolo Díaz recalca que no va «a tirar la toalla» y destaca que la receta para que el equipo reaccione pasa «por ganar varios partidos y hay que empezar por uno, que es este sábado». Para este duelo, segundo de la segunda fase, el técnico madrileño confía en contar con el centrocampista Moyita, el extremo Pedro Sánchez y el delantero Buenacasa, que arrastraban molestias en los últimos días. El central Moisés García y el centrocampista Jon Erice continúan en la enfermería.

Entero a pesar de tanta frustración, el preparador blanquiazul admite que su equipo «entrena mejor que compite», pero recalca que los futbolistas trabajan a pleno rendimiento durante la semana y no los ve «decaídos» anímicamente, a pesar de los decepcionantes resultados de la temporada y del tono de resignación que mantienen los jugadores en sus comparecencias públicas.

«No estoy decepcionado con este grupo de jugadores», reconoció, «aunque no estoy satisfecho porque las cosas no han salido como esperaba. Hemos cometido errores muy graves en momentos concretos de los partidos, pero confío en esta plantilla». Desde su llegada en la jornada 14ª de la primera fase en la visita al Orihuela (1-1), el Hércules suma con el exentrenador de la Ponferradina un empate, una victoria y cuatro derrotas que han dejado al equipo al borde de un fracaso histórico: competir la próxima campaña en la cuarta categoría del fútbol español por primera vez en sus casi 100 años de historia.

El entrenador del Hércules Manolo Díaz, este jueves en la sala de prensa del Rico Pérez. JOSE NAVARRO

En cuanto a las causas de la negativa trayectoria de su equipo, que no gana desde el 21 de febrero al Ibiza (1-0), Díaz mantiene que se debe exclusivamente a la falta de acierto en el remate. «Hemos creado ocasiones suficientes, como ante el Levante B y en Lleida, y no las convertimos; y eso modifica los ánimos de la plantilla. No apelo a la suerte o la mala suerte; nos ha faltado clarividencia», apostilla.

Sobre las opciones del Hércules a falta de siete partidos para el final de esta segunda fase, el entrenador blanquiazul añade que no hace cuentas «más allá de ganar este sábado ante un buen equipo, lo que reforzaría la moral del grupo y estaríamos mejor para ganar el siguiente partido en Cornellà porque no nos queda otra que ganar, ganar y ganar».

Manolo Díaz enmarcó en la normalidad los cambios que ha tenido que realizar en las últimas jornadas en el «once» blanquiazul como un intento de «modificar y cambiar las cosas cuando no hay resultados porque yo tengo poco margen de maniobra».

«Insistir, resistir y nunca desistir», indicó el preparador como otra de las recetas para que su equipo reaccione en esta mini-temporada de siete partidos, marcada por el signo de la urgencia y el nulo margen de error. «Tras dos semanas sin competir, el equipo ofreció en Lleida más cosas buenas que malas tras el partido de La Nucía, en el que estuvimos muy mal», analizó.

De cara al planteamiento del partido de mañana, el técnico admitió que contempla la posibilidad de volver a apostar por dos atacantes de salida, como hizo en Lleida con Benja Martínez y Manu Garrido. «Vengo de entrenar a equipos más acostumbrados a atacar que a defender y me gusta esa estructura de dos delanteros, pero no siempre se han dado las circunstancias para alinearlos», puntualizó.

El club agota en 10 minutos las 150 invitaciones

El Hércules agotó ayer en menos de 10 minutos las 150 invitaciones que el club puso a disposición de los titulares del Carnet Compromiso para el partido de mañana (18.00) en el Rico Pérez ante el Badalona. La entidad publicó previamente en su página web un formulario que todos los interesados debían rellenar y avisó con antelación de que todos aquellos que ya hayan disfrutado de una invitación esta temporada no podían participar. A través de las redes sociales, varios seguidores blanquiazules expresaron su extrañeza por la rapidez con que se agotaron estas 150 invitaciones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats