Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Sánchez emula a Kempes

El decisivo gol olímpico del delantero del Hércules en Cornellà recuerda al que anotó el Matador hace 36 años ante el Atlético en el Rico Pérez. Eduardo Rodríguez también marcó otro del mismo estilo ante el Villarreal en 1996

Kempes, en su última visita a Alicante en 2019 recordando su gol olímpico desde ese córner

Kempes, en su última visita a Alicante en 2019 recordando su gol olímpico desde ese córner

Si hay un gol que ha dejado huella en la historia del Hércules es el olímpico que anotó Mario Alberto Kempes en 1985 en el Rico Pérez al Atlético de Madrid. Desde el córner del fondo sur del estadio sacó un prodigioso lanzamiento dibujando una parábola en el aire hasta albergar el balón dentro de la portería por la escuadra que defendía el Pato Fillol, compañero de Kempes en la selección argentina. Fue un 4 de septiembre en un partido que acabó con empate a dos. Ese gol con la zurda ha quedado marcado en la historia del Hércules para siempre. Posteriormente fue Eduardo Rodríguez en el año 1996 el que anotó otro gol olímpico al Villarreal. 25 años después ha sido el aspense Pedro Sánchez el que emule al «Matador»y a Rodríguez con otro gol olímpico. Fue en el campo de césped artificial de Cornellà donde el jugador del Hércules repitió la hazaña desde el córner para anotar un tanto que sirvió para empatar un encuentro vital para seguir en la lucha por el ascenso a la Liga Pro. Ese inesperado gol dejó tocado al conjunto catalán que minutos después encajó otro gol de forma muy parecida. De nuevo fue Pedro desde el córner quien estuvo a punto de anotar otro gol olímpico aunque finalmente entró tras ser desviado por un jugador local. Fue un gran día para el Hércules y para Pedro emulando la hazaña que protagonizó Kempes hace 36 años.

Pedro Sánchez en Cornellá

El argentino recordó recientemente ese lanzamiento en su última visita a Alicante desde la misma esquina que hizo historia hace más de tres décadas. Un gol de esas características permanece en la historia para siempre. «Recuerdo aquella permanencia porque la celebramos como si hubiésemos sigo campeones del mundo», comentó Kempes hace dos años. El Hércules de hoy en día lucha por una permanencia en la tercera categoría del fútbol español, pero la alegría puede ser comparable a algo mucho mayor al haber tenido casi lo dos pies en la cuarta. De momento el equipo de Manolo Díaz sigue en la lucha tras haber conseguido dos victorias consecutivas que alivian mucho un panorama que se había oscurecido. Quedan todavía cinco partidos pero el conjunto blanquiazul ya asoma la cabeza por fin. El Llagostera espera este sábado en el Rico Pérez donde el Hércules busca su tercera victoria consecutiva por primera vez en esta temporada.

GARRA Y ORGULLO

El equipo recupera su mejor versión a base de intensidad y trabajo constante

El Hércules realizó el domingo un trabajo soberbio de principio a fin. El gol desde el centro del campo del Cornellà no descompuso al equipo como sí hubiera hecho en otro tramo de la temporada. Al contrario, sirvió para que los futbolistas se conjuraran para intentar la remontada, único resultado que le valía al Hércules para seguir aferrado a la lucha por una de las dos primeras plazas. Encuentro soberbio en garra e intensidad en un campo muy difícil el que firmó el conjunto alicantino. La actitud es magnífica, única forma en la que se pueden conseguir los resultados en una fase con tanto en juego como la presente. El milagro va tomando forma. El Hércules ha enfocado de manera muy positiva la lucha por la Liga Pro. Perdió en Lleida un partido que pudo ganar perfectamente pero allí el equipo demostró que quería. La derrota pudo escocer y afectar moralmente al equipo, pero lejos de ello nadie se descompuso, se ha mantenido la tranquilidad y la actitud para ganar los dos partidos ante Badalona con el gol de Pastorini y al Cornellà con el espectáculo de Pedro Sánchez ejerciendo de líder sobre el campo.

DIEGO BENITO, UN EJEMPLO

El centrocampista madrileño dio la cara pese a muchos meses sin jugar de inicio

Las ausencias de Moyita y Appin hicieron que el centro del campo en Cornellà fuera inédito esta temporada con el pivote formado por Armando y Diego Benito. No desentonaron en absoluto, al contrario, rindieron a un altísimo nivel en una superficie muy complicada y en un partido en el que el Hércules se jugaba la vida. En el caso de Diego Benito el mérito es doble. Es el jugador que menos ha actuado esta temporada y después de muchos meses volvió a ocupar un lugar en el once inicial. El centrocampista madrileño siempre ha tenido una actuación ejemplar y, pese a no jugar, quiso quedarse en el mercado de invierno para ayudar al equipo a conseguir uno de los objetivos. Manolo Díaz siempre ha elogiado al mediocentro aunque no ha sido hasta el domingo cuando ha tenido su gran oportunidad.

TANO Y CORREIA

La pareja de centrales hizo un trabajo exquisito, máxima consistencia a la defensa

Había dudas sobre el estado de Tano después del traumatismo cranoencefálico que sufrió en el último partido. Tras la prueba del sábado el defensa hispano-dominicano obtuvo el OK y viajó con el equipo. Junto a Correia la pareja de centrales brilló en Cornellá. La defensa fue consistente y no dejó que el conjunto catalán se acercara a la meta de Falcón. El joven jugador portugués ha ocupado el puesto de Moisés durante varias semanas y ha realizado un gran papel.

LA CIFRA

30 puntos

El Hércules se sitúa segundo de forma momentánea

El Hércules es segundo en la clasificación por el coeficiente, pero al final de la fase lo que contarán son los puntos conseguidos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats