30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramírez acuerda pagar hasta junio y dejar el Hércules al finalizar la campaña

El empresario vasco da marcha atrás y cumplirá su compromiso con Ortiz aportando más de un millón de euros

Juan Carlos Ramírez y Enrique Ortiz en un partido del Hércules.

Juan Carlos Ramírez y Enrique Ortiz en un partido del Hércules.

Fue fruto de un "calentón". Juan Carlos Ramírez ha dado marcha atrás y seguirá aportando dinero al Hércules hasta final de temporada. Así se lo transmitió ayer a Enrique Ortiz el empresario vasco, dispuesto a cumplir su compromiso de pagar más de un millón de euros a largo de esta temporada para sufragar todos los gastos de la entidad blanquiazul en un año sin ingresos por culpa de la pandemia. El vasco está decidido a cumplir el pacto que tiene con el máximo accionista de la entidad y lo que parece claro es que se marchará a final de temporada.

Ramírez llevaba prácticamente un mes apartado de la gestión del Hércules, un gesto que ha repetido y amenazado en multitud de ocasiones tras llegar al Hércules en la temporada 2013-14 después de haber pasado por el Elche. El empresario se plantó en seco antes del encuentro ante el Lleida, el primero de la segunda fase, lo que obligó a Ortiz, que estaba de viaje, a coger las riendas él solo y abonar las cantidades pendientes.

El empresario vasco estaba dispuesto incluso a hacer un ERTE en la plantilla tras la decepcionante temporada y la situación económica, aunque finalmente no se llevó a cabo y echó marcha atrás en sus intenciones. La falta de ingresos de este año por motivo de la pandemia ha hecho un enorme daño en la entidad y en especial a Ramírez, que sufrió un fuerte "calentón" del que se arrepintió poco después.

Hace poco más de un año el club blanquiazul anunció que Ramírez se apartaba del día adía de la entidad aunque «manteniendo su compromiso de realizar las aportaciones económicas necesarias para dar estabilidad al club hasta final de la presente temporada», recordando además que «Juan Carlos Ramírez asumió la gestión en el mercado invernal por responsabilidad ante la crítica situación deportiva existente y con el equipo en posiciones de descenso». Esto se produjo horas después de que la afición alicantina gritara con fuerza en una marcha desde Luceros al Rico Pérez contra Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez y su polémica gestión en el Hércules. Fueron alrededor de medio millar de aficionados del Hércules los que clamaron contra la directiva en una marcha convocada por la asociación Unidad Herculana.

Ramírez entró en el Hércules en calidad de consejero de a pie horas después de presentar su dimisión como patrono de la Fundación Elche. En 2017 se convirtió en presidente de la entidad, siendo el sexto máximo mandatario desde la llegada de Enrique Ortiz al Hércules, tras Enrique Carratalá, el propio Ortiz, Valentín Botella, Jesús García Pitarch y Parodi. El empresario asumió las riendas de la entidad del Rico Pérez en una etapa especialmente convulsa a nivel institucional ya que eran varios los frentes abiertos y una deuda en el horizonte de unos 25 millones de euros. «El primer paso será sentarme con Hacienda, con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y cambiar el convenio», explicó entonces el dirigente, quien añadió que otro de los objetivos de su gestión era «buscar recursos para sacar al club de Segunda B». Pocos objetivos ha conseguido desde su llegada al Hércules y el club lucha por evitar el descenso a la cuarta categoría del fútbol español.

El año pasado, con la crispación de la afición en su grado máximo por el hundimiento deportivo, Ortiz, por boca de Quique Hernández, anunció en febrero que el club estaba en venta. No obstante, el máximo accionista, 21 años después de la compra del Hércules, no tiene intención de hacerlo. Rechazó varias proposiciones interesantes con respaldo serio y ha intentado captar nuevos socios, mientras que Juan Carlos Ramírez, salpicado por varios exabruptos, meditó su marcha aunque finalmente continuó en primera línea y aportando dinero. El futuro es una incógnita una vez más. 

El club blanquiazul cumplirá en mayo un año sin presidente

El 28 de mayo el Hércules cumplirá un año sin presidente. Desde la dimisión de Quique Hernández, que se marchó cuatro meses después de su regreso, la entidad blanquiazul sigue sin presidente. El que fuera también entrenador del equipo alicantino y ahora manager general del Intercity, aseguró en su carta de dimisión que confirmó al máximo accionista Enrique Ortiz la «imposibilidad de formar parte del proyecto del Hércules» al haber cambiado las condiciones que planteó cuando volvió al cargo. No ha vuelto a tener presidente el equipo blanquiazul. Por otro lado, el Hércules sigue siendo uno de los morosos de Hacienda. El club debe casi tres millones de euros después de haber pagado una cantidad importante en los últimos años. El Hércules debe solventar sus problemas con la Agencia Tributaria lo antes posible, un problema que viene arrastrando desde hace mucho tiempo. La Federación Española exige el saneamiento de los clubes para militar en categorías superiores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats