Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hércules solicita acabar más tarde la Liga para «jugar en las mismas condiciones que todos»

El conjunto blanquiazul también pidió adelantar a mañana o el lunes su partido ante la UD Llagostera para tener más descanso, pero no ha obtenido respuesta de la Federación

Carmelo del Pozo, antes de la rueda de prensa en el Rico Pérez. | C.H.

Carmelo del Pozo, antes de la rueda de prensa en el Rico Pérez. | C.H.

Golpe sobre la mesa del Hércules un día después de que la Federación condenara al equipo alicantino a jugar cinco partidos en solo 18 días tras aplazar el encuentro ante el Lleida que estaba previsto para esta tarde. El enfado del club es monumental ante lo que considera una injusticia en toda regla. En palabras de Carmelo del Pozo, director deportivo del Hércules, «no se está respetando el principio de igualdad en la competición».

El Hércules solicitó a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que adelantara el partido ante el Llagostera, previsto para el 5 de mayo, a mañana o al lunes y que retrase al último fin de semana de mayo la última jornada de la segunda fase en base al principio de igualdad de la competición para todos los equipos.

El conjunto alicantino, tras la suspensión consecutiva de los partidos ante el Llagostera y el Lleida por casos positivos en ambos equipos, se ve obligado a disputar en 11 días cuatro partidos, algo que considera que atenta con el principio de igualdad de la competición, según explicó ayer el director deportivo del club, Carmelo del Pozo.

El técnico segoviano, que mostró su solidaridad con los jugadores afectados por el covid, elogió a la RFEF por haber sacado adelante este año la competición a pesar de todos los problemas y le pidió que valore la petición del club «porque no se puede alterar la igualdad de la competición y menos en esta fase».

«La plantilla no puede estar 17 días sin competir y luego jugar cuatro partidos en 11 días»

decoration

El Hércules ha remitido al organismo federativo un «informe médico» en el que se detalla los riesgos para el grupo de, tras 17 días sin competir, disputar cuatro partidos en once días.

«Si se atiende a razones sanitarias para aplazar los partidos, nosotros presentamos un documento médico en el que señala que hay un riesgo médico importante», explicó Del Pozo.

Por este motivo, el Hércules propone adelantar «al sábado o domingo» el partido ante el Llagostera «ya que ninguno de los dos equipos jugará este fin de semana.

«Si ha habido capacidad para aplazar un partido a 48 horas vista (en alusión al Hércules-Lleida) también se puede cambiar la fecha de miércoles a domingo o lunes», argumentó el técnico, quien añadió que «situaciones excepcionales requieren medidas excepcionales».

«No puede ser que el Hércules, que ha cumplido con todo, sea el mayor perjudicado»

decoration

El segoviano justificó la decisión de aplazar la última jornada al 29 o 30 de mayo en lugar de 22 o 23 para crear en estas últimas fechas una ventana en la que recuperar los partidos aplazados, tal y como se hizo en la primera vuelta en otros grupos.

«No hay problemas legales ni federativos para jugar en esta fecha, porque seguiríamos en mayo», dijo Del Pozo, quien añadió que si se aprueban sus dos peticiones «que son bastante coherentes el Hércules podrá competir en una situación similar a las del resto de los equipos».

El segoviano, que confirmó que se enteró de los positivos del Lleida por las redes sociales, no quiso analizar el comportamiento de los clubes, pero recordó que «hay siete equipos para dos plazas y cada uno juega con sus armas».

Por último, el técnico dijo que le parece «curioso» que el Badalona, que siempre juega sus partidos en domingo, adelantara su compromiso ante el Hércules en pleno maratón de encuentros del equipo alicantino.

«Se ve alterado el principio de igualdad de la competición»

decoration

La primera petición, que era la de adelantar el encuentro ante la UD Llagostera, no podrá cumplirse, por lo que el encuentro se disputará este miércoles a las 17 horas con un aforo de 2.000 personas. El Hércules no compite desde el pasado 18 de abril, día en el que jugó su encuentro en Cornellà. Después de dos victorias consecutivas, el equipo iba lanzado hasta la Liga Pro hasta que sufrió su primer frenazo en seco con el aplazamiento del duelo ante el Llagostera por dos casos de covid en el conjunto catalán. Todo apunta a que el encuentro ante el Lleida se disputará el miércoles 12 de mayo, con lo que el equipo tendrá que disputar las cinco jornadas que faltan para terminar la temporada en solo 18 días, algo que perjudica al Hércules.

La plantilla tuvo el día de descanso

El enfado de Manolo Díaz es muy considerable. El técnico, que todavía no ha hecho declaraciones tras el aplazamiento de los dos partidos, está muy molesto por la actuación de la Federación que puede obligar al Hércules a disputar una auténtica maratón de partidos en los que se juega la clasificación para la Liga Pro. La plantilla, que trata de permanecer ajena a la polémica, tuvo ayer el día de descanso y volverá para preparar el encuentro del miércoles ante el Llagostera. Una situación tan caótica como insostenible.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats