Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Díaz: «El golpe es muy fuerte, pero dependemos de nosotros»

Confía en ganar esta semana a Lleida y Llagostera

Manolo Díaz consulta el reloj durante el partido de ayer. | ALEX DOMÍNGUEZ

Manolo Díaz consulta el reloj durante el partido de ayer. | ALEX DOMÍNGUEZ

Manolo Díaz no puso paños calientes a la posición en la que ha quedado su equipo tras la derrota en el Rico Pérez ante el Cornellà. «La situación es difícil, está claro. Teníamos un pequeño margen de error y este ha sido grande. Seguimos dependiendo de nosotros mismos, pero tenemos que ganar los dos partidos», aseveró en sala de prensa a la conclusión del choque.

«El partido ha sido de mucha tensión. En el primer minuto, con la expulsión de ellos, se nos ha puesto de cara. Contra diez todo el duelo el jugador tiende a relajarse. Hemos tenido ocasiones, no las hemos metido, y en dos acciones a balón parado, muy bien trabajado por el Cornellà y donde todo se iguala, nos han hecho los dos goles», analizó Díaz. «No hemos estado bien, muy imprecisos, fallando muchos pases y tomando malas decisiones. Y los últimos minutos ya ha sido un querer y no poder», agregó.

El preparador del conjunto alicantino quiso romper una lanza a favor de sus jugadores y les dio su confianza de cara a los dos partidos de la próxima semana frente a Lleida y Llagostera. «El equipo está jugando al límite, con muchas finales por no haberlo hecho bien en la primera fase y no hemos estado bien», apuntó. «El vestuario es consciente de la situación en la que estamos desde hace dos meses. Nos hemos llevado un buen golpe, muy fuerte. No nos queda más remedio que apretar los dientes y ganar el miércoles. No podemos pensar en otra cosa», finalizó.

Falcón, en la misma línea

El portero y capitán del Hércules, Ismael Falcón, marcó las mismas pautas en su discurso posterior al duelo frente al Cornellà que su entrenador. «Las sensaciones siempre son negativas cuando pierdes. Tenemos dos partidos por delante y hay que levantarse rápido», apuntó.

«Somos conscientes de la situación en la que está el club. Estamos fastidiados, pero mañana hay que levantarse, trabajar bien y confiar en que podemos sacarlo adelante», afirmó.

Sobre el partido ya perdido, el guardameta herculano hizo una rápida valoración, centrándose en los goles encajados: «El primero remata solo en un córner y el segundo se podía haber evitado».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats