Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ortiz se sienta a hacer números

El constructor alicantino nunca había abordado su salida con tanta seriedad como ahora

Enrique Ortiz, en el palco del Rico Pérez, durante un partido del Hércules. | JOSE NAVARRO

Enrique Ortiz, en el palco del Rico Pérez, durante un partido del Hércules. | JOSE NAVARRO

La venta del Hércules por parte de Enrique Ortiz está muy lejos todavía, aunque nunca había estado tan cerca. El máximo accionista de la entidad abre la puerta a la venta de la propiedad aunque tiene claro que solo será por el precio que él considera que vale el Hércules, una cifra que a buen seguro dista mucho de lo que ofrecería el mercado. La manifestación de la afición pidiendo su marcha, el descenso a la cuarta categoría, las palabras de Barcala horas después de la derrota en Llagostera y los más de 20 años que lleva el constructor al frente del club son razones que han pesado en Ortiz para que por primera vez aborde con seriedad la venta de la propiedad.

Nunca lo había tenido tan fácil el máximo accionista con tantas voces pidiendo un cambio en la entidad tras el descalabro que ha supuesto el descenso a la Segunda RFEF. Pero no a cualquier precio. Nunca ha querido poner cifra, pero sí ha deslizado que ha puesto más de 80 millones de euros en el Hércules, una cantidad que no ha servido para hacer crecer a un club que adolece de estructura profesional y que ve alejarse cada vez al equipo de los primeros escalones del fútbol español.

Freixa medita su decisión y la próxima semana dará una respuesta definitiva al empresario

decoration

Toni Freixa puede ser la persona clave en el gran cambio de la entidad, pero el abogado catalán sigue haciendo números a la espera de trasladar a Ortiz una respuesta sobre su entrada en el Hércules. Hay muchas incógnitas por despejar todavía sobre el excandidato a la presidencia del Barcelona. Freixa, en cualquiera de las variables posibles, solo se plantea una llegada al Hércules con plenos poderes, tomando el control absoluto de la gestión. Si compra el Hércules no habrá duda, pero si entra como socio inversor, convertido en mánager general, siempre tendrá que consensuar sus decisiones más relevantes con Enrique Ortiz.

La posible entrada de Freixa se resolverá la próxima semana para poder comenzar cuanto antes toda la planificación deportiva. Su proyecto comenzará con el equipo en la cuarta categoría del fútbol español, un abismo en el que se ha metido el conjunto blanquiazul y que obliga a la entidad a realizar una profunda remodelación en todos los departamentos.

El exdirectivo del Barcelona tomó contacto con los mandatarios del Hércules a través de Botella, quien fue directivo de la Federación Española, con el que mantiene una excelente relación personal. Toni Freixa (Barcelona, 1968) es abogado y lleva mucho tiempo ligado al fútbol, habiendo estado antes en otros clubes. Su sueño era convertirse en presidente del Barcelona, pero no ha podido ser y se muestra ilusionado con el proyecto de gestionar un Hércules con el que debe partir prácticamente desde cero.

Del Pozo trabaja en la confección de la plantilla aunque sin poder ejecutar nada por el incierto futuro

decoration

Tras la auditoría realizada en la oficinas del Hércules, se marchó a Barcelona para hacer números y tomar una decisión, estando previsto que la próxima semana se reúna con Ortiz para abordar un acuerdo que ahora mismo es una incógnita, ya que podría desde hacerse cargo de la entidad a través de inversores a actuar a gestionar la entidad como un empleado más. Todo pueda pasar en estos momentos.

Lo que esta claro es que el constructor alicantino ya explora la vía de la venta de la entidad y el primer paso contactando con Freixa ya está dado. Estando muy lejana la posibilidad de deshacerse de las acciones del Hércules sí que se puede decir que nunca había estado tan cerca.

La próxima semana se antoja clave para tomar una decisión en un sentido u en otro, ya que la planificación deportiva se encuentra totalmente paralizada y los jugadores se van marchando. Sigue en el aire la continuidad del director deportivo Carmelo del Pozo pese a tener un año más de contrato con el Hércules. Del Pozo sigue trabajando en la plantilla aunque sin posibilidad de ejecutar absolutamente nada ante el desconcierto institucional que existe ahora mismo en el club alicantino. Todo queda en manos de Ortiz y de sus intenciones con la entidad blanquiazul.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats