Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Freixa no compra el Hércules

El propietario aún sigue esperando el plan económico del letrado

Toni Freixa se sube a su coche tras la reunión.

Toni Freixa se sube a su coche tras la reunión. JOSE NAVARRO

Después de cuatro horas de viaje y nueve de trabajo, una cosa queda clara: Toni Freixa no quiere comprar el Hércules. Ni él, ni nadie en su nombre. El abogado barcelonés, en el mejor de los casos, será un gestor con poderes de mánager general. Para que eso suceda, el exdirectivo blaugrana tiene que lograr convencer al constructor de que la proyección de ingresos que prevé para la entidad blanquiazul el próximo curso es factible al 100%, que se ajusta a la realidad, que se puede llevar a buen término sin generar un agujero al final de temporada.

Enrique Ortiz no quiere hipótesis contables ni predicciones de ingresos basadas solo en supuestos o en intenciones, el empresario reclama al letrado barcelonés un plan económico sin fisuras que no deje nada a la improvisación ni margen para errores de cálculo. En definitiva, que quien vaya a encargarse de gestionar el presupuesto sin aportar la mitad del capital se responsabilice de cada euro que asegura que entrará en el club gracias a su mediación y a sus iniciativas de marketing. Y del que sale, también.

Atrás quedaron para el magnate alicantino los días de las aportaciones a fondo perdido. De delegar en terceros las decisiones mientras él corre con todos los gastos. Ortiz, para aceptar la implementación del modelo de administración que propone Toni Freixa quiere máximas garantías porque, de lo contrario, si al final es él el único que capitaliza la SAD blanquiazul, no descarta asumir el control en primera persona.

Carmelo del Pozo acude a la cita con Toni Freixa, ayer.

Construir un equipo competitivo, sí, pero uno en el que la previsión de ingresos (las que puedan generar las vías que desee explorar el aspirante a mánager general del Hércules) arrojen un margen de error exiguo. O sí, por las razones que sea, al final fallan, el agujero que provoquen no tengan al constructor como único damnificado.

Ortiz y Botella abandonan las oficinas del club tras una maratoniana jornada de trabajo. JOSE NAVARRO

Pizzas para no salir a comer

Toni Freixa, que llegó al mediodía al Rico Pérez, permaneció nueve horas dentro de las oficinas. En el primer turno, el abogado presentó su propuesta gestora a Enrique Ortiz y Valentín Botella, que salieron del encuentro con el abogado convencidos de que se estaban dando los primeros pasos de una colaboración favorable para ambas partes. Descartada la opción de compra a corto y medio plazo, el exdirectivo del Barça le expuso a ambos los diversos caminos que puede explorar la SAD para aprovechar recursos que hasta ahora estaban infrautilizados, la mayoría relacionados con la mercadotécnia herculana.

Cuando propietario y vicepresidente se marcharon, el letrado esperó en las oficinas a Carmelo del Pozo para explicarle al director deportivo sus intenciones para desarrollar esa parcela, que está supeditada por entero al dinero que se sea capaz de reunir para la confección del primer equipo.

Entre los dos, trataron de ajustar al máximo los recursos destinados para la plantilla 21-22. El técnico segoviano tendrá plenos poderes para fichar, pero dentro de los márgenes que establezca el plan económico de Freixa. El objetivo es indiscutible: el ascenso a la Primera RFEF. Lo que ya es más difuso es el camino para lograrlo por un módico precio si tus competidores realizan una apuesta mayor.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats