Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ortiz pone a Freixa en espera

El constructor aparca el plan económico del abogado y avanza en la búsqueda de socios que cubran con él un presupuesto de mínimos

Enrique Ortiz conversa mientras fuma un habano en la plaza del Ayuntamiento de Alicante. |

Enrique Ortiz se resiste a ser quien cargue en exclusiva con todo el peso contable de su 22º proyecto futbolístico. El constructor ve bien el plan económico de Toni Freixa, pero lo mantiene relegado a un segundo plano porque su prioridad es dar con socios capitalistas que le ayuden a cubrir un presupuesto de mínimos que abarque todas las parcelas, abiertas a futuras reestructuraciones.

El constructor aún no ha respondido al abogado catalán, que no tiene noticias del empresario desde su última visita a Alicante hace ocho días. Tanto el propietario como el letrado guardan silencio público mientras el primero, en sus días de asueto familiar, contacta con posibles colaboradores, y el segundo aguarda a que se le comunique formalmente si asumirá –o no– el puesto de mánager general la temporada que viene con salario a cuenta de la SAD domiciliada en el Rico Pérez.

El empresario alicantino aprovecha sus días de descanso fuera de Alicante para contactar a posibles colaboradores

decoration

Ortiz que, según sostiene su entorno más íntimo, sigue dispuesto a asumir en primera persona la gestión de la entidad, continúa a la búsqueda una cara diferente que le permita presentar la nueva singladura con un rostro distinto al suyo en la cúpula ejecutiva. El constructor está aprovechando su semana de descanso fuera de Alicante para atender a posibles inversores, escuchar su predisposición a inyectar liquidez al club y calibrar sus demandas a cambio de involucrarse en el proyecto.

En este apartado, el dueño del yate de lujo «Elena» lo tiene muy claro: a más dinero, más peso en la toma de decisiones. Para el magnate, la compañía de Juan Carlos Ramírez en el palco no está en absoluto descartada. El devenir conjunto de ambos en el club está sujeto a un encuentro que tendrá lugar la semana que viene, la que se ha elegido para celebrar la junta de accionistas anual con la que cerrar el ejercicio y canjear deuda por acciones para eludir la disolución.

Ramírez, que aún no se ha desligado, se verá con el propietario la semana que viene, la de la junta de accionistas

decoration

Ortiz –que desde que se destapó su vínculo con Toni Freixa ha evitado retratarse al lado del especialista en derecho deportivo– valora positivamente el plan económico del letrado y sus ideas para generar ingresos, pero pone reparos a la falta de un aval que tape el posible déficit derivado del incumplimiento de las expectativas que prevé el modelo de gestión del barcelonés. No quiere tener que ser él quien selle los agujeros que provocan los demás, por eso apura sus opciones de hallar un apoyo para encarar la compleja coyuntura económica que ha provocado el covid.

Algo que otrora había animado al constructor a sacar la chequera, por ejemplo los movimientos en el mercado de fichajes de un adversario local como el Intercity, que ya ha incorporado a tres futbolistas, no inquietan ahora al fundador de Cívica, que no ve urgente reactivar la parcela deportiva a pesar de que hace más de un mes que se produjo el descenso. La secretaría técnica necesita el visto bueno del propietario para cerrar las operaciones que se han abierto, pero no llega.

La pugna por añadir el campo de Villafranqueza a los escenarios de césped natural que puede utilizar el Hércules este curso para repartir los trabajos de mantenimiento y paliar los problemas de lesiones, los que han lastrado al primer equipo durante el último ejercicio, es ahora la única vía que se puede explorar sin el visto bueno del dueño de la SAD blanquiazul. Todo lo demás, hasta la reestructuración del personal, jugadores y técnicos con contrato incluidos, están pendientes del regreso a la rutina de Enrique Ortiz.

Buenacasa firma dos años con la Cultural Leonesa en la Primera RFEF

El delantero de Zaragoza sube de categoría pese a marcar 3 goles en mil minutos 

Sergio Buenacasa estará el año que viene una categoría por encima del Hércules. El delantero de Zaragoza ha firmado por dos temporadas con la Cultural y Deportiva Leonesa, que competirá el próximo curso en la Primera RFEF. El propietario del «nueve» blanquiazul en el último curso, el del descenso al cuarto peldaño del fútbol español, sella su nuevo contrato después de rubricar un balance de tres goles en los casi mil minutos que estuvo sobre el césped. Buenacasa, con solo 25 años, ya ha pasado por el Real Zaragoza, el Mallorca, que lo cedió, en la categoría de plata, a la Ponferradina hasta que, en el mercado de invierno, recaló en el Málaga CF. Con el Hércules, su último destino, el ariete cuajó un año muy irregular combinando destellos de gran futbolistas con errores garrafales delante de la portería rival. El jugador maño llega libre a León al expirar su vínculo en Alicante al final del campeonato.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats