Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UN GOL AL ARCO IRIS

Falso mecenas

Carmelo del Pozo ALEX DOMÍNGUEZ

Expectantes ante la flor de Luis Enrique, expulsiones y goles en propia puerta, y la posibilidades reales de que una selección que comenzó con mal pie la Eurocopa pueda incluso ganarla, en una competición en la que los humildes han dado más de un repaso a las consideradas grandes selecciones. El camino tiene la piedra de Italia, renacida como ave fénix, y una montaña con Inglaterra a la que han diseñado una competición a la medida. Así nos encontramos los amantes del balompié en Alicante, cuando las declaraciones del director deportivo del Hércules nos devuelven a nuestra cruda realidad. Aquél que vino el pasado año con vitola de seriedad y stajanovista en sus obligaciones, en plena canícula atrae nuestra atención con la siguiente frase: “ El Hércules no puede vender el ascenso”. Vaya por Dios, Carmelo.

Así que el mensaje que manda la propiedad a través del que debe planificar este nuevo proyecto, es que el herculano, la afición y la ciudad, incluido su Ayuntamiento y próceres escondidos, debe empezar a pensar que lo normal es que el equipo no logre ascender. Pues vale. Advertidos quedamos. Competimos en segunda división, no. Competimos en la llamada Liga Pro, Primera RFEF, pues no, tampoco. Vamos a jugar en Segunda RFEF, lo que en realidad es la cuarta división del futbol patrio. Nunca, nunca, el Hércules militó en categoría de similar categoría desde los gloriosos años de su fundación.

Teniendo todos claro que el Hércules va a competir en una liga menor, cómo pretenden desde Zarandieta que traguemos este nuevo revés a la única esperanza para seguir apoyando al club, que era el ascenso rápido y contundente a la antigua segunda B, maldita seas. Lo siento Del Pozo, lo siento Ortiz, pero el Hércules, como el Real Murcia, son entidades que únicamente deben tener como objetivo el ascenso, por su historia, por su importancia, por sus ciudades, por sus aficiones. Intentar lograrlo es una obligación, caer en el empeño tras combatir con honor y esfuerzo hasta el último aliento, sería una decepción, nunca un deshonor. Lo que se nos transmite es el primer acto de una tragedia que nos puede llevar a la quinta categoría. Sí, no lo duden. Y así hasta recorrer el camino de las regionales, compitiendo con los representantes de algún barrio de nuestra ciudad. Créanlo puede pasar si esto no se remedia, y el remedio no está al parecer en manos de quien maneja la barca, de quien mece la cuna.

Cabreados están en las peñas, con la situación y además con el intento de adormecerlas cuando no amordazarlas con el invento del Consejo Social, que únicamente se creó para servir a los intereses de la propiedad. Cabreados están los aficionados, que atónitos se mesan los cabellos con las palabras del director deportivo. Paseen por las calles, visiten cualquier bar alicantino y pregunten a clientela, dueño o camareros, tomen el pulso en la ciudad a los que sienten los colores blanquiazules, y tendrán la respuesta, clara y contundente. Ni la tienen ni la conocen, la vergüenza. En una situación pre-agónica, el mensaje que se lanza no puede ser más fatalista.

Si no hay esfuerzo, económico o del que sea, que se vayan, que ya va siendo hora. Nada le debe el Hércules a Ortiz, el sabe mejor que nadie que la entidad es una sociedad anónima, y como tal se debe dirigir. Nada vale lo que dice uno haber puesto. Cualquier empresa a la que se le va inyectando liquidez económica para revertir la situación de pérdidas, no se puede intentar vender en una posición de bancarrota pidiendo el dinero que se ha puesto en años de gestión nefasta. Es de risa, pero hay gente que sigue comprando la teoría para defender a Ortiz, o al menos para aplaudir su generosa contribución, cuando no es más que una obligación empresarial para mantener a flote la empresa, de lo contrario, menos lobos caperucita, a vender por el precio de mercado que todavía estamos a tiempo. Basta ya de jugar a falso mecenas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats