Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ortiz respalda a Mora y da luz verde a Del Pozo para que fiche

El empresario confía en el trabajo del técnico y asegura que invertirá en refuerzos

9

Ortiz acude al entrenamiento del Hércules y respalda a Mora Jose Navarro

El cortafuegos, sea quien sea, de momento funciona. La siniestra bipolaridad que exhibe el Hércules no ha hecho mella en la moral de su propietario, que el domingo no pudo ver en directo el partido desde el palco. Se lo han contado, tal vez por eso aún no cree necesario plantear medidas drásticas. En un año en el que solo vale ascender y en un instante en el que la primera plaza, la que lo garantiza de inmediato, ya está a seis puntos de distancia, Enrique Ortiz considera que es ahora cuando hay que tener más calma para que cada paso que se dé sirva para enderezar la situación y no al revés.

Charla con la plantilla y sesión de vídeo. El primer entrenamiento de la semana, horas después del hundimiento frente al Atlético Levante, le valió a Sergio Mora para reunir a todos dentro del vestuario de Fontcalent para analizar los errores individuales y colectivos que propiciaron el desastre. Más de treinta minutos que se resumen en: «No ganamos ningún balón dividido, ningún rechace en todo el partido y eso no puede ser». Después de expiar culpas y hacer autocrítica, jugadores y técnicos pasaron a la sala de vídeo para ver detallado los fallos más graves que hay que corregir, sí o sí, para llegar al parón de Navidad con las opciones de regreso a la tercera categoría intactas.

Reunión a tres bandas con el entrenador. Mientras todo lo anterior sucedía, Enrique Ortiz y Carmelo del Pozo aguardaban fuera. El propietario, que se ha quedado solo en gestión de la entidad, sin un socio inversor que le llene de premoniciones la mesa de trabajo, se está acostumbrado a ir todas las semanas a Fontcalent. Ayer llegó de los primeros y se sentó en un banco a esperar su momento. Escuchó las explicaciones de su director deportivo, las justificaciones y las posibles soluciones. La más evidente, reforzar el equipo. Después, ambos se encerraron con Sergio Mora de una de las estancias prefabricadas e improvisaron una reunión de trabajo en la que el propietario reforzó su confianza en el trabajo del entrenador.

Toscano tendrá recambio. El dueño del club le confirmó al director deportivo y al preparador madrileño que invertirá en reforzar al equipo, pero les recordó a ambos que serán gastos consecuentes, no recambios a la desesperada. Ortiz es sabedor de que antes de que se reabra el mercado en enero, y en las condiciones a las que está sujeto el Hércules por su deuda con la Seguridad Social y el fisco (solo puede firmar jugadores con pasaporte de la Unión Europea o extracomunitarios con permiso de trabajo en España, o sea, que hubieran jugado aquí el año pasado) no será sencillo encontrar un mediocentro del perfil de Toscano, el único con calidad en la plantilla para armar el ataque y ordenar la circulación del balón. El empresario fue rotundo: se fichará todo lo que haga falta, les dijo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats