Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las pruebas descartan una lesión de Chuli

El atacante, que pidió el cambio, notó molestias en los gemelos y paró para prevenir una posible microrrotura

Chuli trabaja con balón durante el entrenamiento. | JOSE NAVARRO

Chuli trabaja con balón durante el entrenamiento. | JOSE NAVARRO

Solicitó el cambio a la hora de partido. Chuli sintió molestias en los gemelos y temió romperse. Es veterano, se conoce bien y, a pesar del resultado y la necesidad urgente de remontar, el atacante onubense entendió que ayudaría más al equipo dejando que ocupara su lugar alguien con el potencial físico intacto.

La exploración previa al entrenamiento de ayer descartó cualquier lesión muscular o riesgo de microrrotura. Todo quedó en lo que coloquialmente se conoce como subida de gemelos. El delantero andaluz, autor de un gol esta temporada, participó en la sesión de acondicionamiento prevista para los titulares después de cada jornada y la completó sin problemas.

Tano Bonnín, que se quedó fuera de la lista de convocados junto a José Solbes por decisión técnica, se ejercitó con normalidad después de haber superado su rotura de fibras. La de ayer fue la quinta sesión y, si el entrenador lo encuentra oportuno, regresará al once titular en El Ejido, próxima parada de los blanquiazules.

Rubén Belima, que regresó infectado por un virus estomacal de su estancia con la selección de Guinea Ecuatorial, se quedó ayer en casa para evitar propagar la enfermedad. El extremo diestro todavía no ha tenido una semana normal, sin incidentes, desde que llegó a Alicante el pasado verano.

Los otros dos jugadores con capacidad para desbordar por banda, Elliot Gomez y Nico Espinosa, siguen con sus procesos de readaptación. El tinerfeño ya ha vuelto al trabajo rutinario, pero es pronto para decidir si está listo para reaparecer.

El canterano, clave en las tres primeras jornadas, permanece de baja recuperándose al margen del grupo. Su rotura de grado 2 le impide correr y hasta que no cicatrice el músculo no podrá volver a disputar un partido. El pronóstico era estar fuera entre cinco y semanas, así que aún le queda la mitad del recorrido.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats