Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda RFEF | Grupo 5 | Jornada 8

El Ejido-Hércules: pugna matinal por la redención

El equipo alicantino está obligado a enmendar el error de hace siete días con un triunfo que le permita seguir en contacto con los puestos de promoción. Elliot regresa al equipo y Belima se vuelve a quedar fuera de la convocatoria

El Toro Acuña salta para evitar la entrada de Carlos David durante un entrenamiento reciente en Fontcalent. Jose Navarro

Tratar de habituarse a lo imposible, por definición, es una muy mala elección. El Hércules se marchó a El Ejido sin laterales suplentes por la lesión de José Solbes y la no convocatoria de Pedro García, y sin el posible desborde en la banda de Rubén Belima, en casa por decisión técnica después de superar un proceso vírico estomacal que le impidió entrenar con normalidad tras su estancia con la selección. 

El equipo alicantino se subió al autocar convencido de que tiene que lograr algo positivo en un campo en el que no ha ganado nunca. Los blanquiazules vuelven a Santo Domingo, un escenario incómodo que no visita desde hace más de diez años (en 2007) y en el que la última vez fue que jugó allí fue incapaz de pasar del empate a cero a pesar de quedarse los andaluces con nueve futbolistas y disponer de dos penaltis a favor.

Las expulsiones de Bernaus y Castells antecedieron a los fallos de Blas Pérez y Tote desde los once metros. El Hércules de Mora se parece poco a aquel de Andoni Goikoetxea. Ni si quiera el adversario es exactamente el mismo. El de hoy al mediodía (Footers) es el heredero del Poli Ejido, extinguido por culpa de las deudas . Revisar la historia vale de poco, aquella Segunda que entonces sonaba a fracaso hoy resulta una ensoñación.

Todos los datos referentes al encuentro que se disputa en el estadio de Santo Domingo. INFORMACIÓN

Los alicantinos necesitan sumar, a ser posible de tres en tres. Con solo una victoria en sus últimos cinco partidos, incluido el de Copa Federación, la dificultad para hacer goles, los problemas graves de rendimiento cuando el marcador se pone en contra y la inseguridad latente en la portería ponen bajo sospecha un proyecto que, por contra, ha ofrecido muy buenas prestaciones en cuatro de las siete primeras jornadas.

Qué cara ofrecerá el conjunto de Sergio Mora esta mañana es una de las incógnitas más desesperantes para el conjunto de aficionados que, cada vez en menos número, sigue a su equipo allá donde compita. Los 18 futbolistas que emprendieron viaje a primera hora de la tarde están convencidos de que necesitan dar un paso al frente, pelear más que el rival, ganar los duelos individuales, los balones divididos. Son conscientes de únicamente así se le puede sacar rédito al ideario táctico de su entrenador, que ha demostrado ser más eficaz en campos angostos, menos abiertos que el Rico Pérez. La jaula que propone el preparador madrileño ofrece su mejor cara a domicilio.

JOSÉ SOLBES deberá estar cerca de un mes de baja. Tras las diferentes pruebas realizadas al defensa de Cocentaina, ausente de las convocatorias en las dos semanas anteriores, los servicios médicos del Hércules concluyen que el futbolista presenta «múltiples focos de edema óseo en astrágalo, primer metatarsiano y falange proximal del primer dedo del pie derecho». Debido a esto deberá parar durante 4 semanas.

El Hércules, con todo su «armamento pesado» arriba disponible, con el regreso de Elliot Goméz para ganar superioridad por el costado izquierdo, con Bikoro de nuevo trabajando con normalidad y con Tano otra vez en disposición de regresar al once titular, tiene que ser capaz de imponerse en El Ejido.

Para eso necesitará una tensión defensiva óptima, una presión ordenada, continuada y eficaz, robar balones en el centro del campo y explotar sus buenos fundamentos a pelota parada, algo que, a pesar de haber sido bien desplegado en el inicio de la temporada, no ha producido los beneficios que debiera por falta de definición en la culminación de las jugadas. Habrá cambios en la estructura inicial. No lo quiso desvelar Mora, pero tampoco lo desveló de manera categórica consciente de que repetir el esquema del pasado domingo frente al Levante B, si sale mal, puede tener consecuencias demoledoras.

La portería será para Jesús Fernández en su tercera reválida. Su firmeza bajo palos contrasta con su debilidad cuando abandona esta posición, algo que, además, le cuesta sobremanera. Tano debería entrar en el eje de la zaga, pero la falta de lateral diestro suplente puede impedirlo y que vuelvan a repetir Molina y Jiménez. Curiosamente, de estos dos, el que más le gusta al técnico es el canterano, así que puede formar tándem con el dominicano en la otra combinación factible.

Dos dudas más: quién acompañará al guineano en el doble pivote, Ortiz o Moreno, y si por fin forma de inicio Acuña. Si es así, Raúl podría estar a su lado en el 4-4-2 habitual, con Aketxe como relevo. No será fácil, pero hay que ganar.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats