Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mora ha utilizado a 30 futbolistas en tres meses

El debut de José Manuel frente al Águilas debido a las molestias de Diego Jiménez marca el récord de fichas dadas de alta por el Hércules en una campaña desde que se cayó a la Segunda B

Imagen de uno de los entrenamientos en grupo realizados en el campo de Fontcalent esta temporada. | ALEX DOMÍNGUEZ

El material humano nunca sobra. Cuanto más, mejor. Sin embargo, elevar a 30 la cifra de futbolistas utilizados en los primeros tres meses de competición es un registro a tener en cuenta. Sergio Mora, entre Liga y Copa Federación, ha empleado a tres decenas de jugadores. El último en debutar, José Manuel Fernández, lo hizo el pasado domingo por la indisposición de Diego Jiménez, que no pudo acabar el encuentro por molestias en el gemelo.

El lateral cordobés, el último en llegar (lo hizo con el curso ya iniciado para aprovechar la ficha libre que dejó la baja indefinida de Toscano, lesionado de gravedad en la rodilla en el transcurso de la quinta jornada), es quien redondea una cifra sin precedentes desde que el Hércules abandonó el fútbol profesional.

Hay que remontarse hasta la campaña 2012-2013 para dar con el tope absoluto en la historia reciente. Aquel curso en Segunda División que inició Juan Carlos Mandiá (cesado en su cargo en la jornada 10) y completó con una salvación memorable Quique Hernández, se cerró con 36 futbolistas diferentes inscritos en la Federación. El carrusel de incorporaciones que reclamó el ahora director deportivo del Intercity para aceptar el reto de salvar al equipo tuvo mucho que ver en la materialización de un récord que tendrá difícil ser batido. Para que eso ocurriera de inmediato, Carmelo del Pozo debería dar siete bajas en diciembre, algo que no sucederá.

Sí se rebasará en enero la segunda cifra más alta, la que se concretó en el ejercicio siguiente al de la última salvación milagrosa, aquel en el que Quique Pina se asoció con Enrique Ortiz. El pacto acabó con el equipo en Segunda B después de rubricar una temporada calamitosa en la que se empleó a 31 hombres que no evitaron un naufragio que ya dura ocho años. El elevado número de futbolistas empleados por Mora, a diferencia de lo que ocurrió en los precedentes anteriores de esta misma naturaleza, habla bien del técnico, ya que un buen número de ellos son jugadores con ficha del filial, no fruto del pago de comisiones a agentes ni finiquito a jugadores.

El caso de Rubén Belima es el más sustancial. El internacional guineano ecuatorial, hasta el estreno de José Manuel, era el jugador con menos aportación de minutos a la estadística global, menos que cualquiera de los que suman quienes fueron a Zaragoza a salvar el trámite de la Copa Federación, entre los que él no estuvo, oficialmente por lesión.

El extremo, que ha entrado en las últimas convocatorias, apenas ha disputado 57 minutos en 4 partidos. El «favorito» de Mora, el hombre al que más ha exprimido, es Diego Jiménez, que ha jugado todo (salvo la Copa) y únicamente se ha perdido 52 minutos tras haber sido sustituido tres veces. Raúl Ruiz y Álex Martínez completan el trío de ases.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats