Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

(0-1) El Hércules enlaza su sexto triunfo con un gol de Diego Jiménez

Los de Sergio Mora se proclaman campeones de invierno y saben protegerse pese a jugar media hora en inferioridad por la expulsión de Carlos David

Tano, rodeado por dos jugadores del Marchamalo, protege el balón.

Tocaba ganar al colista y se logró. Sin estridencias pero con esfuerzo. Superando los problemas y aprovechando la ocasión. La racha sigue activada en el nuevo año. Sergio Mora dio continuidad a lo que funcionaba. Apostando por Mario Ortiz para suplir a Bikoro y manteniendo en la meta a Adri López pese a recuperar tras lesión a Jesús Fernández. El partido arrancó áspero. Con un Marchamalo activado en defensa y buscando minimizar las virtudes del rival. En los primeros veinte minutos sólo hubo interrupciones y mucha intensidad defensiva. Sin apenas llegadas al área rival. Con más trabajo que fútbol.

Pero el Hércules está en la racha buena y necesita poco para encontrar el gol. La primera acción ofensiva acabó en un disparo de Nico que forzó el saque de esquina para los alicantinos. Y desde la estrategia llegó el premio. Pedro Sánchez encontró a Diego Jiménez y el zaguero remató cruzado superando al meta Jony. La pizarra de Sergio Mora funcionó a la perfección. El gol espoleó al colista, que despertó y forzó tres saques de esquina consecutivos para dejar claro que no iba a bajar los brazos pese al gol encajado.

El Hércules alcanzó el descanso con ventaja en el marcador y con hechuras de equipo grande. Una llegada, un gol y orden defensivo. Con el viento en contra y una demostración de eficacia. Sin embargo los renglones del partido se torcieron nada más iniciarse el segundo tiempo, con la expulsión por doble amarilla de Carlos David. Mora pasó a Diego Jiménez a la posición de central, dando entrada a José Manuel Fernández por Raúl Ruiz. Un cambio obligado para defender la ventaja en inferioridad numérica.

Tocaba sacrificarse, ser inteligentes y gestionar bien la ventaja que daba el gol. Ponerse el mono de trabajo y multiplicarse para frenar el ímpetu local, que nunca se rindió. El fútbol volvía a demostrar que no hay enemigo pequeño, ni victoria sencilla. El Marchamalo dominaba sin generar peligro y el Hércules se defendía ordenado y concentrado. Así hasta que Pablo se equivocó y dejó también a los suyos con diez por una falta sobre Raúl González. Se igualaban las fuerzas y se apagaba el atrevimiento local. Al partido sólo le quedaba el suspense que le puso Adri López al fallar en un balón dividido, pero por suerte no lo aprovechó el rival. Sexto triunfo consecutivo en un encuentro práctico. Racha impecable y campeones de invierno superando en la última jornada de la primera vuelta a La Nucía y el Intercity. Otro paso al frente de los de Sergio Mora para arrancar el año del centenario.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats