Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hércules demora los despidos

Belima, David Sánchez y Mario Ortiz, candidatos a dejar libre sus fichas sénior

Enrique Ortiz y Carmelo del Pozo observan un entrenamiento del Hércules en las instalaciones de Fontcalent antes del parón navideño. | JOSE NAVARRO

Una baja ya es segura. La segunda, dependerá de si el plan de la dirección deportiva se cumple antes de que se cierre el mercado el 31 de enero, lunes. Sin embargo, el Hércules apurará todo lo que esté en su mano el plazo para certificar las rescisiones de contrato. La incorporación de Borja Galán obliga a liberar una de las 16 fichas sénior para poder inscribir al extremo madrileño en la Liga, que no se reanuda, en el caso blanquiazul, hasta el sábado que viene, a las 16 horas, en el campo del Recreativo Granada.

La idea es demorar todo lo posible este trámite para, en ese tiempo, buscar una posible salida «amable» de alguno de los tres jugadores que están en la lista de despedidos factibles, bien a otro club, bien por voluntad propia, algo harto improbable a estas alturas de competición, con el equipo líder y empujado por una dinámica inmejorable.

La segunda causa, igual de relevante, es la de no dar pasos en falso. Prevenir una situación de lesión grave después de firmar la rescisión es motivo suficiente para posponer un trámite laboral que, de no producirse ningún incidente físico en los próximos cinco días, es inevitable.

SIN MINUTOS. Tres futbolistas responden al perfil para ser dados de baja que en el Hércules: Rubén Belima, David Sánchez y Mario Ortiz. Primero, porque son quienes menos minutos suman en el equipo y con los que menos ha contado Sergio Mora en la primera vuelta. Y, segundo, porque ocupan la demarcación que anhela la dirección deportiva para reforzar al campeón invernal.

La intención manifestada por el máximo responsable del proyecto a la propiedad es la de no debilitar la estructura actual, que tiene todas las plazas dobladas. Eso implica prescindir de los jugadores que desempeñen idéntica función que quien finalmente se incorpore al grupo.

Con Borja Galán en Alicante (ayer ya debutó como herculano en el triunfo blanquiazul por la mínima sobre el combinado de la AFE disputando 45 minutos como titular), el internacional guineano, convocado por su país para jugar la Copa África, tiene todas las papeletas para no volver a jugar con el conjunto alicantino. Solo suma 103 minutos en las seis veces que ha saltado al campo durante un encuentro oficial.

Su irregularidad, los percances de salud, la lesiones y las idas y venidas con la selección han dificultado que Mora pudiera sacar una conclusión favorable de una promesa que coincidió con Kiko Femenía en la cantera del Real Madrid.

OPCIÓN SUB-23. Salvo que el mediocentro organizador que desea denodadamente el director deportivo tenga menos de 23 años, habrá que dar una segunda baja en el vestuario. Siguiendo con el mismo baremo que pesa en contra de Belima, David Sánchez y Mario Ortiz estarían en la rampa de salida. En la carrera entre ambos, Mario Ortiz tiene ventaja para conservar su ficha en el equipo. Sus dos últimas actuaciones supliendo a Bikoro, la segunda amistosa, su mayor presencia en la estadística de minutos y, sobre todo, haber sido elegido siempre por Mora para suplir las ausencias de Bikoro, obligan a pensar que no sería él elegido para salir salvo que él mismo propusiera marcharse.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats