Cuarenta y ocho horas después del presunto suceso. Sin comunicado. A través de un tuit genérico. Sin detalles, sin nombres propios, sin responsables del supuesto delito ni víctimas del hecho denunciado. Así reaccionó ayer el Hércules como entidad al hipotético episodio racista que uno de sus futbolistas del filial, Jean-Paul Hdjoli, asegura que sufrió en el municipal San Gregorio de Torrent el domingo pasado. 

A pesar de no señalar a nadie, el vago comunicado institucional sí ilustra el texto con la foto del delantero francés procedente del Rayo Vallecano, titular en la derrota en suelo valenciano y sustituido por el entrenador, Alejandro Esteve, en el minuto 65. El departamento de comunicación del Hércules escribió lo siguiente: «El pasado fin de semana, el club sufrió una lamentable ofensa de signo xenófobo en la persona de un jugador del Hércules B. Desde el Hércules CF condenamos firmemente estos comportamientos y lanzamos un mensaje contra el racismo en el fútbol. #NoAlRacismo».

Tuit publicado por el club durante la mañana denunciando los hechos racistas.

Tuit publicado por el club durante la mañana denunciando los hechos racistas. INFORMACIÓN

La tibia respuesta institucional hace referencia al episodio que Jean-Paul asegura que padeció en el envite contra el Torrent CF. Según el galo, un futbolista del cuadro valenciano, concretamente el central Ángel Cano, se estuvo refiriendo al canterano del Hércules durante todo el partido de forma vejatoria dedicándole insultos racistas tanto a él como a miembros de su familia y amenazándole.

Según fuentes presenciales, el ariete francés se lo comunicó a su entrenador en el descanso. El delantero regresó al partido y, en el banquillo del Hércules, al notar que la tensión entre ambos futbolistas no cesaba y, en previsión de que pudiera ocurrir algo que dejara a los alicantinos en inferioridad, el técnico decidió sustituir al atacante francés en el 65. Ni siquiera fue el primer cambio, hubo uno anterior en el minuto 54.

Mensaje publicado por el hermano de Jean-Paul en su cuenta de Instagram.

Mensaje publicado por el hermano de Jean-Paul en su cuenta de Instagram. INFORMACIÓN

Dicen la mismas fuentes presentes en el encuentro que Jean-Paul abandonó el campo notablemente contrariado, tanto es así que propinó varias patadas a elementos que se encontró a su paso, una silla, una papelera, una cesta... evidenciando con ello su enorme malestar con todo lo ocurrido. El árbitro, Pablo Ortiz Montesinos, advertido del hecho, fue a amonestarle, pero el jugador ya estaba en el túnel de vestuarios. Fueron a buscarlo y, cuando regresó, vio la tarjeta amarilla.

El Hércules, que ayer aseguró públicamente que fue objeto de vejaciones racistas en Torrent, no encontró oportuno obligar a parar el partido en el momento para respaldar el ataque xenófobo que habría estado padeciendo su futbolista. Sí que, a la conclusión del choque, acudió en busca del colegiado para que este dejara constancia en el acta. La redacción de la misma quedó así: «Durante el transcurso de la segunda parte, el jugador número 12 del equipo visitante, ha recibido insultos xenófobos y racistas por parte del jugador número 4 local, no habiendo podido escuchar el equipo arbitral dichos comentarios durante el partido». Sin pruebas materiales que demuestren los graves hechos denunciados por el Hércules, por el futbolista y por uno de sus familiares directos, la palabra de Ortiz Montesino es la única con fundamento jurídico, con valor de veracidad.

Respuesta de Ángel Cano a las acusaciones del hermano de Jean-Paul en Instagram

Respuesta de Ángel Cano a las acusaciones del hermano de Jean-Paul en Instagram INFORMACIÓN

En el Torrent CF se volcaron ayer con el 8M y no valoraron la grave acusación que pesa sobre su central Ángel Cano. Según ha podido saber este diario, lo que sí hizo el conjunto valenciano es poner el asunto en manos de su servicio jurídico para estudiar las posibles acciones legales a emprender en caso de que lo estimen oportuno. Tampoco el Hércules fue más allá de su tuit opaco.

La polémica sí ha tenido más desarrollo en Instagram a raíz del mensaje (sms) privado que envió Jean-Paul a su hermano describiéndole lo que él sostiene que sufrió en San Gregorio, que fueron insultos racistas, amenazas de muerte y ataques a su hermana de parte del central, Ángel Cano, quien a su vez respondió a las acusaciones vertidas sobre él en Instagram escribiendo: «No voy a darle importancia a un tema que me importa bien poco, pero estáis muy equivocados, ni el malo es tan malo ni el bueno tan bueno. Gracias por publicarme, al menos me van a subir los seguidores».

Captura de pantalla del sms que le envió Jean-Paul a su hermano y que este hizo público en Instagram.

Captura de pantalla del sms que le envió Jean-Paul a su hermano y que este hizo público en Instagram. INFORMACIÓN

El hermano de Jean-Paul, en Instagram, revela que, siempre según el «nueve», Esteve trató de restar gravedad a los hechos pidiendo al futbolista galo que «ignorara» los hechos, «que no les diera importancia y que, «solo al final fueron a ver al árbitro». También señala a la afición del Torrent por, supuestamente, corear gritos simiescos desde la grada.